Logo El Confidencial

El chándal masculino: la última frontera fashion (y de lujo) para ellos

El actor Armie Hammer ha convertido esta prenda de los años 80 en todo un objeto de deseo para 'trendsetters'. Analizamos cómo la industria de la moda ha sucumbido a esta estética

Foto: Regreso a los años 80. Imagen de la campaña Authentic de la firma italiana Kappa. (Imagen: Cortesía)
Regreso a los años 80. Imagen de la campaña Authentic de la firma italiana Kappa. (Imagen: Cortesía)

Esta es la historia de la redención de un conjunto –el chándal– y la de un actor –Armie Hammer (Los Ángeles, 1986)–, al que la industria del cine también ha absuelto a propósito de su papel protagonista en la cinta ‘Call me by your name’, del director Luca Guadagnino. Una película que, tras los intentos fallidos de sus interpretaciones en ‘El llanero solitario’ o ‘La red social’, lo ha elevado a la categoría de intérprete del momento y le ha devuelto la etiqueta de icono de estilo masculino. Un filón del que Hammer ha sabido sacar partido a través del uso de esta prenda deportiva durante la promoción de su último filme y que legitima al ‘athleisure’ como la penúltima obsesión ‘fashion’ de creadores, firmas de moda y ‘trendsetters’.

Desafiar los límites de la moda apta para el gimnasio ha sido el último hito estético de Hammer. El actor ha optado por pasearse por aeropuertos, salas de prensa y ciudades de medio mundo ataviado con diferentes versiones del modelo Superstar de Adidas. Hay quienes dicen que se trata de un guiño a la estética ochentera propia de su última película y hay quienes aseguran que se trata de un grito de rebeldía contra la academia de los Oscar al no haberle nominado por su papel en ‘Call me by your name’, el filme basado en la novela homónima del egipcio André Aciman.

Armie Hammer, en una imagen de Instagram, vestido con el chándal de Adidas Originals (69,95 euros por prenda).
Armie Hammer, en una imagen de Instagram, vestido con el chándal de Adidas Originals (69,95 euros por prenda).

Un hito que ha llevado a la prensa especializada en el sector a ratificar las prendas ‘sporty’ como la tendencia del momento. La última cuestión aún sin resolver es si Armie Hammer se ha convertido en un embajador silencioso de la marca de ropa deportiva desplazando así a la mismísima Kendall Jenner como imagen de la misma. Porque, a través de diseños en negro, rojo, azul o con estampado de topos o en tejidos técnicos, lo cierto es que el actor ha puesto una pica en ‘fashion’ gracias a las mil y una caras que muestra de esta prenda a través de su perfil en la red social Instagram. De hecho, la singular estrategia del actor ha puesto en alerta a firmas como Hugo Boss​, que también ha surtido al intérprete con algunos de sus modelos.

El de Hammer es solo un ejemplo del auge creciente que vive esta tendencia chandalera de tintes nostálgicos desde 2015 a esta parte. Fecha en que Demna Gvasalia, actual director creativo tanto de Vetements como de Balenciaga, elevara las prendas de estética deportiva a los altares del universo ‘fashion’. Una corriente cuya estética ha encontrado su nicho comercial en la generación ‘millennial’. Este tipo de público, adicto y adepto a las últimas tendencias de consumo rápido invierte no solo en las tan traídas y llevadas ‘ugly sneakers’, también lo hace en abrigos y cazadoras acolchadas de patrón ‘oversize’ y que encajan en el estilo Gorp, la penúltima corriente que ha puesto de moda el look propio para ir de acampada.

Imagen de la colección otoño-invierno 2017 de Balenciaga. (Imaxtree)
Imagen de la colección otoño-invierno 2017 de Balenciaga. (Imaxtree)

Cazadoras de forro polar de Calvin Klein o las riñoneras acolchadas de Balenciaga aparte, no son sino la confirmación de una estética tan relajada como ‘cool’. No cabe duda de que la alta costura ha decidido virar hacia la apariencia deportiva en el mercado masculino. De hecho, bastaría con echar un vistazo a parte de la colección primavera-verano 2018 de Ermenegildo Zegna –cuya campaña 'Defining moments' está protagonizada por los actores Javier Bardem y Dev Patel– para descubrir que en el territorio deportivo todavía no está todo definido. ¿O sí?

Los actores Dev Patel y Javier Bardem, protagonistas de la campaña 'Defining moments'. (Foto: Craig McDean/Cortesía Ermenegildo Zegna)
Los actores Dev Patel y Javier Bardem, protagonistas de la campaña 'Defining moments'. (Foto: Craig McDean/Cortesía Ermenegildo Zegna)

Porque, amén de los conjuntos con los que se prodigan Hammer o Bardem dentro y fuera de las redes sociales, la moda deportiva revestida de alta costura continúa en su escalada hacia el universo de lo feo. La última treta llega de la mano del 'merchandising' futbolero pues, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, muchas son las firmas que también han sucumbido a la elaboración de prendas y complementos que son la quintaesencia de una estética tan cómoda como difusa.

Bastaría con observar cómo la italiana Kappa –empresa fundada en 1916 con más de 50 años de historia– vive su particular renacimiento de la mano de las prendas que comercializara allá por la década de los 80. Esto es, hacer de una bienintencionada estética viejuna todo un adalid del ‘normcore’. Entre sus propuestas para la próxima temporada cabe destacar esas prendas que conservan y repiten hasta la extenuación su mítica banda con logotipo sobreimpreso. Unas piezas que triunfan, precisamente, entre un público nacido en los 90.

La célebre banda de la firma italiana Kappa ha regresado como adalid de la logomanía. (Imágenes: Cortesía Kappa)
La célebre banda de la firma italiana Kappa ha regresado como adalid de la logomanía. (Imágenes: Cortesía Kappa)

Un público que también se ha erigido como fanático de la ‘logomanía’ capaz de equipararse con los hinchas de cualquier equipo de fútbol de primera división. Son precisamente las bufandas, de aspecto similar a las que gastan los fans de las escuadras del balompié, las que atraviesan su momento de esplendor. Firmas como Givenchy, Balenciaga, Louis Vuitton o las españolas Dos Studio, Loreak (en su versión acolchada) o el mismísimo Davidelfin en su última colección han dado buena cuenta del minuto y resultado (glorioso) que vive la estética deportiva de lujo para ellos.

Las bufandas, el último complemento fetiche. En imágenes, las propuestas de Dos Studio, Loreak o Davidelfin.
Las bufandas, el último complemento fetiche. En imágenes, las propuestas de Dos Studio, Loreak o Davidelfin.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios