Así se guardan algunos de los vestidos más icónicos de la historia
  1. Estilo
  2. Moda
LOOKS QUE HAN MARCADO ÉPOCA

Así se guardan algunos de los vestidos más icónicos de la historia

¿Dónde está este vestido? En un lugar secreto, en un museo o en su propia casa, te desvelamos algunos de los secretos mejor guardados de la moda

placeholder Foto: El presidente estadounidense John F. Kennedy y su mujer Jackie. (EFE)
El presidente estadounidense John F. Kennedy y su mujer Jackie. (EFE)

Hay un secreto de Estado en los Estados Unidos de América que no tiene nada que ver con la seguridad nacional sino con la moda. Todo lo que rodea a los Kennedy está envuelto en cierto halo de misterio y el conjunto que lucía Jacqueline el día que asesinaron al trigésimo quinto presidente estadounidense, todavía más.

La primera discusión fue si era o no un diseño de Chanel. Con el tiempo hemos sabido que se trataba de una copia autorizada realizada por Chez Ninon en Nueva York. Tal fue la polémica que se generó en los Estados Unidos al conocerse las cantidades desorbitadas que se gastaba en ropa Jackie cuando acudía a París que al final la primera dama tuvo que optar por las licencias americanas. De ahí vino esa confusión inicial. Es decir: el diseño de sus conjuntos era parisino, pero la confección americana.

placeholder Jackie Kennedy y JFK, en el aeropuerto de Dallas. (Getty)
Jackie Kennedy y JFK, en el aeropuerto de Dallas. (Getty)

Ese vestido, un traje de chaqueta en color frambuesa elaborado en lana bouclé con doble botonadura y solapas en azul, se convirtió en parte de la historia americana tras el magnicidio de Kennedy y la decisión de su viuda de no quitarse en ningún momento esa prenda, manchada de sangre, para que “todos vieran lo que le han hecho a John”. Convertido pues en icono, el vestido pasó a engrosar el archivo presidencial de los Kennedy, pero con un rango especial.

Si bien muchos de estos vestidos se encuentran depositados en la biblioteca y museo John F. Kennedy en Boston (una parte de ellos se pudieron ver en 2001 en una exposición en el MET), el vestido color frambuesa se esconde en un lugar secreto, con unas condiciones concretas de temperatura y humedad, y en un departamento estanco. De hecho, no podrá ver la luz hasta 2103, cuando se cumplan 100 años de la donación a los Archivos Nacionales de esta pieza por parte de Caroline Kennedy. Será entonces cuando se pueda comprobar el estado en el que quedó tras uno de los asesinatos más famosos de la historia americana. Eso sí, no busquen el sombrero, nunca apareció. Ese es otro de los misterios.

placeholder Sofía y Juan Carlos, el día de su boda en mayo de 1962, en Atenas. (CP)
Sofía y Juan Carlos, el día de su boda en mayo de 1962, en Atenas. (CP)

Otros vestidos, en cambio, son más fáciles de ver. Sin ir más lejos, todos tenemos en la cabeza los vestidos con los que se casaron coña Sofía, las infantas Elena y Cristina, y la reina doña Letizia. Las creaciones de Jean Dessés, Petro Valverde, Lorenzo Caprile y Manuel Pertegaz, respectivamente, tienen un hueco en el Palacio Real de Aranjuez, en el que se exhiben algunas de las pertenencias más personales de los monarcas españoles.

Si quieren ver más trajes de la Reina actual, también pueden acudir al Museo del Traje, que conserva una serie de diseños que los creadores españoles le entregaron hace ya unos años, entre los que destaca un esmoquin de Davidelfín. Pero en la institución madrileña, el que atrae grandes cantidades de público cuando se exhibe es otro vestido. El Museo de Traje conserva, entre sus miles de piezas, el que posiblemente es el mayor icono del cine si hablamos de moda: el diseño que Hubert de Givenchy realizó para Audrey Hepburn en la película 'Desayuno con diamantes'. Ese ceñido vestidito negro que luce la actriz al inicio de la cinta mientras contempla los escaparates de Tiffany es una de las estrellas de este museo.

placeholder Audrey Hepburn, en 'Desayuno con diamantes'.
Audrey Hepburn, en 'Desayuno con diamantes'.

Sin salir de Madrid también podemos encontrarnos con algunos vestidos icónicos de nuestro país, aunque será más difícil contemplarlos. ¿Se han preguntado alguna vez qué sucede con los vestidos que Cristina Pedroche luce en las campanadas? Bien, la presentadora los conserva todos en un trastero.

placeholder Penélope Cruz, en la 81 edición de los Oscar. (Getty)
Penélope Cruz, en la 81 edición de los Oscar. (Getty)

Y algo similar hace Penélope Cruz, que cuenta con un almacén a las afueras de Madrid para guardar su vestuario, donde destaca, claramente, el vestido vintage de Balmain con el que recogió su Oscar a la mejor actriz de reparto en 2009.

placeholder Jennifer Lopez. (Reuters)
Jennifer Lopez. (Reuters)

Otra estrella que custodia y guarda como oro en paño uno de sus vestidos es Jennifer Lopez. Todo el mundo recuerda aquella sugerente creación de Donatella Versace que dejaba poco a la imaginación y que la actriz y cantante lució en la gala de los Grammy del año 2000. Pues bien, JLo le ha dado su lugar en su casa y lo conserva allí montado en un maniquí.

placeholder Wallis Simpson. (Getty)
Wallis Simpson. (Getty)

La familia real británica también ha dado grandes vestidos para la historia, aunque quizás sean dos las protagonistas en este campo. Wallis Simpson fue un icono de moda de su tiempo a la que vistieron los más grandes, desde Dior a Schiaparelli, y es esta última diseñadora la que creó para ella una obra de arte. En colaboración con Salvador Dalí, confeccionaron el vestido langosta, que ahora se puede contemplar en el Philadelphia Museum of Art.

placeholder  Travolta y Lady Di, en la Casa Blanca. (Cordon Press)
Travolta y Lady Di, en la Casa Blanca. (Cordon Press)

Por último, y para terminar con este repaso al lugar donde se encuentran algunos de los vestidos más icónicos de todos los tiempos, y continuando con los royals británicos, no podemos olvidarnos de Lady Di. Muchos de los vestidos que lució están custodiados en el Museo de la Moda de Santiago de Chile, pero son sus hijos los que conservan el vestido de novia que creó para ella la firma Emanuel. Por su parte, el famoso vestido Travolta, diseñado por Victor Edelstein, fue adquirido por Historic Royal Palaces, una institución independiente que se encarga de los palacios reales desocupados en el Reino Unido y que pagó más de 200.000 euros por él en 2019.

Vestido Museo Ropa
El redactor recomienda