Dua Lipa, icono pop y reina del estilo centennial: sus lecciones de moda
  1. Estilo
  2. Moda
FELIZ CUMPLEAÑOS

Dua Lipa, icono pop y reina del estilo centennial: sus lecciones de moda

La cantante londinense, además de ser una estrella musical internacional, se ha convertido en un icono de estilo gracias a su estética nostálgica de la década de los 90 y 2000

Foto: Dua Lipa posa para Pepe Jeans
Dua Lipa posa para Pepe Jeans

Dua Lipa es sin duda una de las grandes divas del pop de esta nueva década, su música es escuchada en todo el planeta y sus canciones se convierten en auténticos himnos. Sin embargo, si algo ha demostrado la cantante británica es que un artista es algo más que su música, es una imagen, una estética, un producto completo.

‘Future Nostalgia’, el nombre de su último álbum, podría definirla a la perfección. Dua es atrevida y reconoce que su estilo se inspira en las referencias de su infancia en Londres durante los años 90 y 2000, pero con un toque futurista. En su armario podemos ver desde el punk estilizado con corsets característicos de Madonna hasta el glam repleto de glitter y color de David Bowie. Esta imagen original la ha convertido, a sus hoy 26 años, en todo un icono en el mundo de la moda.

Estilo Y2K

La estética de Dua Lipa es el resultado de una mezcla de influencias propias y del estilo Y2K. El termino Y2K se refiere a lo que popularmente se conoce como el efecto 2000. Camisetas diminutas, pantalones de tiro bajo, brillos, logos de marcas célebres de la época… Existe un consenso generalizado de que los años 2000 fueron horribles para la moda, la cual era marcada por los iconos pop del momento: Christina Aguilera, Britney Spears e incluso Paris Hilton.

Diversión y choque de estampados

Una de las principales claves dentro de este estilo es la controversia, con el exceso todo cobra sentido. Estampados y colores llamativos imposibles de combinar y la concepción de que la importancia recae en cada prenda, no el conjunto en general. Se trata de unir lo diferente, de generar sorpresa y crear algo original a través de piezas únicas.

Un ejemplo es este look en el que Dua porta un abrigo efecto pelo con estampado arlequín, que parece haber sido regalado por Cruella de Vil, sobre un mini vestido turquesa drapeado y rematado en volantes, tanto la falda como el escote y la manga. Además, para una mayor distracción la artista de origen albanés le añade unas gafas retro de pasta en color guinda.

placeholder Dua Lipa con un abrigo estampado arlequín y un vestido turquesa. Vía Instagram (@dualipa)
Dua Lipa con un abrigo estampado arlequín y un vestido turquesa. Vía Instagram (@dualipa)

Si hablamos de locura y diversión, no podemos pasar por alto este estilismo. En el que combina en su parte superior un top de punto estilo bandana y un cárdigan de punto con estampado de rombos en diferentes colores con unos biker shorts fucsia efecto 'cut-out', a juego con las sandalias, de los que cuelgan abalorios que combinan con un maxi bolso acolchado verde neón, que parece haber sido sacado de un videojuego.

Vestidos mini con brillo

Durante los años 90 otra de las grandes tendencias, instauradas por las supermodelos internacionales como Claudia Schiffer o Naomi Campbell, fueron los vestidos mini muy ajustados, de colores llamativos y combinados con unos tacones de vértigo. Estos parecen haberse convertido en los preferidos de Dua Lipa para actuar y deslumbrar en cualquier show.

Atelier Versace, una de sus firmas de referencia, le realizó este impresionante vestido malla en tono plateado, elaborado en cristal de Swarovski, con una apertura en la pierna cerrada por los míticos imperdibles de la firma, para grabar el videoclip de ‘Levitating’, uno de sus últimos singles.

Por otro lado, también apostó por un mini dress, como uno de sus looks, para realizar los conciertos de su última gira. Este sencillo diseño rosa metalizado de tirantes con tachuelas en forma de corazón, que conquistó a todos los espectadores.

placeholder Dua Lipa en el backstage de uno de sus últimos conciertos. Vía Instagram (@dualipa)
Dua Lipa en el backstage de uno de sus últimos conciertos. Vía Instagram (@dualipa)

Referencias al mundo digital

Si por algo podemos caracterizar el final del siglo pasado es por la irrupción del mundo digital. Internet y los videojuegos se convirtieron en una referencia estética para el mundo de la moda y crearon múltiples tendencias en búsqueda de un estilo humorístico e irónico.

¿Qué hay más divertido que poder tener tu propio personaje animado? Dua Lipa, como amante de los años 90, ha creado el suyo para su merchandising oficial como podemos ver con este body, con claras influencias del anime japonés.

Además, otra de las grandes obsesiones fue trasladar a la ropa los diseños gráficos digitales y transformarlos en estampados con colores llamativos. La joven británica refleja a la perfección ese caos con este vestido de manga larga con diversos tonos azules, que aportan un efecto 3D de profundidad, sobre un estampado retro en forma de corazón. La propia Dua se definía en su Instagram como “power ranger”.

Complementos infantiles

La importancia recae en los detalles y si existía una fiebre dentro del estilo Y2K era la combinación de collares y anillos voluminosos en tonos neón y flúor, rescatados del mundo digital y techno, que recuerdan a la joyería de la infancia. Los ‘chunky rings’ se han convertido en objeto de deseo no solo de las celebrities internacionales, sino de cualquier amante de la moda.

Si nos desplazamos a accesorios para el pelo los que mejor recuperan esa estética infantil son las horquillas. Sin duda, estas son las favoritas de Dua Lipa. La hemos visto llevarlos tanto en alfombras rojas, como en looks de día a día en sus redes sociales.

Otro de los clásicos por excelencia de inicios de los 2000 son las gafas de sol de pasta con colores animados que los padres ponían a sus hijos en cuanto llegaba el verano, no se sabe si para protegerlos del sol o para que resultaran más graciosos.

Estilo
El redactor recomienda