Por qué Claudia Schiffer es la supermodelo por antonomasia
  1. Estilo
  2. Moda
FELICIDADES

Por qué Claudia Schiffer es la supermodelo por antonomasia

La top model presentará pronto una exposición cuyas imágenes ha seleccionado y cuenta con su colección para la marca fetiche de las redes

Foto: Claudia Schiffer, en los 90 para Guess. (Alamy)
Claudia Schiffer, en los 90 para Guess. (Alamy)

Claudia Schiffer cumple 51 años, y lo hace convertida en la supermodelo más exitosa del plantel noventero al presentar pronto su primera exposición como comisaria, ‘¡Captivate!’, una muestra seleccionada personalmente por la alemana consistente en fotografías de moda icónicas de la década de los 90. La diferencia entre estas imágenes y tantas otras es que estas han sido tomadas de forma analógica y ofrecen la visión de Claudia mediante 150 fotografías. Fotógrafos como Juergen Teller, Richard Avedon y, por supuesto, Ellen von Unwerth, la encargada de retratar a la germana en la campaña de Guess que le dio la fama, son algunos de los 20 nombres que forman parte de esta exposición, que desde el 15 de septiembre hasta el 9 de enero de 2022 estará presente en el Kunstpalast de Düsseldorf.

placeholder Claudia Schiffer para Guess.
Claudia Schiffer para Guess.

La muestra cuenta también con un libro de mesa que recoge una conversación entre Claudia Schiffer y Felix Krämer, citas de iconos de la moda como Donatella Versace y Anna Wintour y ensayos personales de Carine Roitfeld, Christiane Arp y Ellen Von Unwerth. “Mi relación con la fotógrafa y directora alemana Ellen Von Unwerth es sin duda la que más ha definido mi carrera. Ella fue la que vio ese factor Brigitte Bardot en mí y con mucho humor y diversión me hizo desempeñar ese papel, ayudándome de esta forma a encontrar ese lado que tenía”, explicó a la CNN.

La modelo puede presumir también de contar con su propia colección junto a Réalisation Par, una marca que las modelos de la generación Z y las influencers aman y de la que Claudia ha sabido gracias a su hija, Clemmie. “Fue ella la que sugirió que colaboráramos, y la década de los 90 es la que en estos momentos está en boca de todos, por lo que nos hemos inspirado en prendas de los años 90 presentes en mi armario de archivo”, confesaba en un comunicado. Junto con prendas icónicas, la colección cuenta con camisetas estampadas con fotografías de la supermodelo.

Entre los diseños destaca el vestido Claudia, para el que la modelo se ha inspirado en un vestido de lunares que lució sobre la pasarela de Valentino en 1991.

Si los 90 han sido su inspiración para dar forma a estas propuestas, el año pasado colaboró con Être Cécile creando una colección inspirada en iconos de los 60 y los 70 como Sylvie Vartan y Jane Birkin.

Con motivo de sus 50 años, el año pasado Barbie lanzó una muñeca enfundada en el vestido que Schiffer lució en la campaña primavera-verano 2016 de Balmain, así como su vestido en el show otoño-invierno 1994 de Versace. “Desde pequeñas, Barbie ha sido no únicamente una muñeca, sino un reflejo de la evolución de la sociedad. Claudia y Barbie son dos mujeres fuertes que no necesitan ser empoderadas por nadie, porque siempre han sido las creadoras de su destino”, explicaba Donatella Versace. Razón no le falta.

Claudia se encargó de cambiar los códigos de la moda cuando la voluptuosidad no encajaba en las pasarelas. Karl Lagerfeld se quedó prendado de su compatriota e hizo de ella el icono de Chanel, cuyos desfiles se encargaba de abrir y cerrar en los años. Fue la musa de Karl, y él, su mentor. El amor que él sentía por Claudia explica el que más tarde apostara por Lara Stone, otra modelo relativamente voluptuosa cuando sus compañeras no lo eran. “Karl era mi magia, me transformó de una tímida alemana a una supermodelo. Me lo enseñó todo sobre la moda, sobre el estilo y sobre cómo sobrevivir en esta industria. Lo que Warhol fue para el arte lo fue Karl para la moda. Es la única persona capaz de hacer que el blanco y negro estén llenos de color y le estaré siempre agradecida”, desvela.

Lo conoció cuando tenía 18 años en un estudio de fitting parisino. El diseñador había visto la portada en la que la modelo había sido inmortalizada para la versión británica de ‘Vogue’ por Herb Ritts y quiso conocerla. Así lo hicieron, y al día siguiente protagonizó su primera campaña de Chanel, fotografiada por él.

Claudia recuerda con nostalgia la era de las supermodelos, cuando asegura que eran como estrellas de rock que tenían que ir siempre acompañadas de seguridad. Confiesa que cuando terminaba un desfile y se iba a vestir con sus prendas de nuevo, su ropa interior siempre había desaparecido.

“Hablamos de la era previa al mundo digital, cuando las sesiones de fotos ocupaban semanas y no eran ni las actrices ni las cantantes los rostros de las campañas de moda, sino que todo se reducía a nosotros: las supermodelos, los fotógrafos y los diseñadores. Visionarios como Gianni Versace redefinieron el formato del desfile de moda, sus pasarelas y las actuaciones que ponía en marcha y que se convertían siempre en noticia. Fue el momento en el que la moda, la música y el arte se dieron la mano para impactar al mundo más allá de la industria”, rememora. Ninguna otra supermodelo de los 90 sigue siendo TAN supermodelo décadas después. ¡Felices 51, Claudia!

El redactor recomienda