Logo El Confidencial
"dientes, dientes..."

Irina Shayk sabe más de protocolo que los políticos (y lo demostró anoche en los Oscar)

La modelo nos regaló anoche una lección de 'fair play' que bien podría aplicarse la alcaldesa de Barcelona. Foto a foto: la masterclass de Irina

Foto: Irina Shayk, en los Oscar. (Cordon Press)
Irina Shayk, en los Oscar. (Cordon Press)

Irina una vez más, ha sido protagonista. Sus aciertos de protocolo han dejado una huellita en el alma, y hemos hecho un repaso para enseñarle a nuestros políticos cómo comportarse en situaciones de máxima tensión.

En fin, no todas las situaciones son fáciles en esta vida pública que lleva y si no, que se lo pregunten a Irina Shayk, la mujer a la que podría levantarle el marido, por alucinante que parezca, Lady Gaga. Ella ha demostrado estar lista para cualquier ocasión.

Bradley Cooper, su madre, Gloria Campano, y su mujer, Irina Shayk, en los Oscar. (Reuters)
Bradley Cooper, su madre, Gloria Campano, y su mujer, Irina Shayk, en los Oscar. (Reuters)

La que fuera durante años pareja inseparable (y más que extraña) de Cristiano Ronaldo se ha convertido en una de las personas más seguidas por las cámaras durante la última edición de los Oscar. Y no, no estaba nominada.

La cosa más bien tiene que ver con el triángulo amoroso en el que se ha visto envuelta tras el rodaje y presentación de la película en la que Bradley Cooper compartía cartel, romance y casi cama con Lady Gaga, ‘Ha nacido una estrella’ (¿en qué momento?, pensará ella). Casi un culebrón.

Bromas aparte, la modelo ha demostrado una vez más que le sobran las maneras, el protocolo y la elegancia, y nos ha regalado una lección de ‘fair play’ que bien podrían aprender muchísimas personalidades que se encuentran en situaciones complicadas por muy mal que te caiga el Rey, la reina del pop o la mismísima estatuilla dorada, si hay que saludar se saluda. “Dientes, dientes, que es lo que les j***”, que diría la Pantoja.

Por si acaso no nos terminais de creer, hemos conseguido documento gráfico para sostener nuestra teoría: tenemos fotos de los cuatro momentos que han convertido a Irina en la nueva Melania de las celebrities. ¡Viva ella!

[LEER MÁS: Lo mejor y lo peor de la alfombra roja de los Oscar]

Un paso por detrás de su suegra

Su llegada dijo mucho de ella sin necesidad de que abriera la boca. Bradley Cooper quiso que su madre le acompañara también en esta cita tan importante en su vida. La canción 'Shallow', que ha dado la vuelta al mundo y que canta con Lady Gaga en dicha película, se alzó finalmente con la ansiada estatuilla. Pero esto no era todo: él estaba nominado a mejor actor principal.

Una noche llena de emociones en la que los tres protagonizaron la foto de familia más entrañable de la velada. Una foto a la que Irina llegó un paso por detrás. Su suegra era la protagonista.

En un segundo plano, que ni era la madre, ni estaba nominada. (Getty)
En un segundo plano, que ni era la madre, ni estaba nominada. (Getty)

De negro, pero sexy

El photocall de los Oscar dio para mucho. Sobre todo, en lo que respecta a Irina y el supuesto triángulo amoroso. Porque sí, Irina también fue de negro, como Lady Gaga, pero con un diseño mucho más discreto que el de la cantante.

Ocultó de alguna manera su espectacular silueta bajo un vestido sin escote y con manga larga que no dejaba tampoco a la vista ni un centímetro de sus piernas. Sin embargo, dejó algo de protagonismo a la espalda, sorprendentemente al descubierto casi por completo. Un diseño maravilloso firmado por Burberry cuya magia residía en los flecos de seda metalizados de color dorado que adornaban la cintura y los puños de las mangas infinitas y algo acampanadas.

La espectacular espalda del vestido de Irina. (Getty)
La espectacular espalda del vestido de Irina. (Getty)

Mimetizada con las actrices

Y en cuanto a su look beauty, más de lo mismo. Irina, a la que hemos visto durante la últimas horas casi minuto a minuto durante la Semana de la Moda de Milán, aprovechó el viaje y la preparación para la gala para renovar su estilo y cortar su melena por lo sano.

Ni rastro del largo con el que la hemos visto sobre la pasarela y en el front row: ahora luce un short bob igualito al de otras actrices (que también estrenaron corte de pelo) como Emilia Clarke y Charlize Theron.

La nueva melena de Irina. (Reuters)
La nueva melena de Irina. (Reuters)

El abrazo inesperado

Aunque si hubo un momento del que nuestros políticos deben aprender (más allá del plano estilístico, que también), es ese glorioso instante en el que Lady Gaga (su rival amorosa) gana el Oscar e Irina le da un tierno y emocionante abrazo con una sonrisa que parece real.

Uno de los momentos más cálidos de la velada en el que el mayor apoyo en la grada para la cantante era Bradley, ya que acaba de romper su compromiso con Christian Carino, su representante.

El M-O-M-E-N-T-A-ZO de la noche. (Getty)
El M-O-M-E-N-T-A-ZO de la noche. (Getty)

Un abrazo que podría demostrar dos cosas: que Irina después de salir con Cristiano es la mejor actriz del todo el teatro Dolby o que la relación entre ambas es magnífica y el supuesto romance con Cooper tan solo una herramienta de marketing para conseguir el favor del público y de Hollywood.

Sea como fuere, nadie espera abrazos entre archienemigos pero… Una vez al año, no hace daño.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios