El capricho al que Margot Robbie no quiere renunciar ni cuando está a dieta
  1. Estilo
  2. Ocio
Pero con moderación

El capricho al que Margot Robbie no quiere renunciar ni cuando está a dieta

Es capaz de dejar de comer hamburguesas y patatas fritas, pero no quiere olvidarse del vino

placeholder Foto: Margot Robbie asegura que no es capaz de seguir una dieta. (EFE)
Margot Robbie asegura que no es capaz de seguir una dieta. (EFE)

Ser actriz no siempre es fácil, sobre todo cuando la preparación para un personaje te exige mantener la línea y aprender algunas habilidades concretas. Esto le sucedió a Margot Robbie cuando tuvo que meterse en la piel de una patinadora profesional en ‘Yo, Tonya’.

No es la única vez que ha tenido que seguir una estricta dieta de alimentación y entrenamiento, también pasó por ello para convertirse en Harley Quinn para ‘Escuadrón suicida’.

La actriz ha confesado que no es capaz de seguir una dieta estricta porque se siente infeliz cuando no come. Por ello, aunque intenta comer sano, no deja que esto le obsesione y siempre se permite algún capricho.

Eso sí, cuando se prepara para un papel las cosas son muy distintas. En estos casos, sigue unas normas concretas que nunca le fallan a la hora de ponerse en forma, elimina por completo de su dieta las grasas saturadas, la comida basura, las bebidas azucaradas y el chocolate.

Fanática declarada de las hamburguesas, las patatas fritas y la cerveza, sabe que esto no es lo más conveniente para una dieta saludable. Por eso, no duda en renunciar a ello en favor de productos más healty. Así, cuando trabaja intenta cambiar sus hábitos alimenticios y comer más sano y limpio.

Para desayunar suele optar por unas gachas o porridge con frutos del bosque, o un batido verde de kale y manzana. Para comer, proteínas magras con verduras y cereales integrales, como pollo al limón con arroz integral.

Para cenar, opta por pescados como el atún, que suele acompañar con verduras. Eso sí, por muy estricta que sea la dieta que esté siguiendo, ha confesado que no renuncia a tomar de vez en cuando una copa de vino o dos.

Margot asegura que es una mujer de extremos, de “todo o nada” llegó a declarar. No siempre sigue una dieta completamente saludable, aunque sabe que hay ocasiones en las que su trabajo le exige tomarse las cosas más en serio.

Ser constante con unas pautas de alimentación sana le cuesta bastante, pero sí que disfruta con el ejercicio físico. Para preparar sus personajes más célebres tuvo que entrenar de forma muy exigente.

Ahora, además de seguir practicando surf como buena australiana, la actriz parece haberse rendido ante las bondades del pilates, un ejercicio muy completo y con el que no duda en mantener su escultural figura.

Margot Robbie Cereales Atún Ejercicios piernas
El redactor recomienda