Es noticia
Menú
Los famosos confiesan... cuál fue su regalo favorito de los Reyes Magos
  1. Estilo
  2. Ocio
RECUERDOS

Los famosos confiesan... cuál fue su regalo favorito de los Reyes Magos

Una bicicleta vintage, la colección de libros de Astérix o Tintín, una tarde relámpago patinando en el Rockefeller Center, un disfraz de hada para soñar...

Foto: Raquel Meroño. (Cortesía)
Raquel Meroño. (Cortesía)

La carta de regalos a los Reyes Magos, además de un maravilloso ritual, es siempre una caja de sorpresas. Preguntamos a ocho famosos cuál fue ese regalo tan especial que pidieron a Sus Majestades y se quedó grabado para siempre en su memoria.

MERCEDES PERALTA (diseñadora de interiores)

placeholder Mercedes Peralta y Mercedes Valdenebro.  (Vanitatis)
Mercedes Peralta y Mercedes Valdenebro. (Vanitatis)

"Nada de Papá Noel, de niña yo era de los Reyes Magos y, como celebrábamos ese día en pleno campo (Puebla del Río), cada 5 de enero les dejaba cubos de agua y de paja a los camellos en el establo y turrón a los Reyes. En lugar de muñecas o cocinitas, que me daban igual, prefería pedir regalos para disfrutar al aire libre y hubo dos muy especiales: una bicicleta rosa con cesta de mimbre y un carruaje charret pequeño tirado por un poni que me volvió loca. Además de los disfraces (mi favorito fue el de hada) que, no sé por qué, nos traían cada año a los cuatro hermanos. También me hacían mucha ilusión los cuentos de 'Babar, el elefante', que releía sin parar. Los de Astérix, que pedía mi hermano, eran otros de mis favoritos".

MOISÉS NIETO (diseñador de moda)

placeholder Moisés Nieto. (Cortesía)
Moisés Nieto. (Cortesía)

"En casa esperábamos a los Reyes Magos, Papá Noel aparecía pocas veces por aquí, y uno de los regalos que siempre recuerdo fue una caja de pinturas acompañada de un caballete y su lienzo. Ni siquiera lo pedí en mi carta, pero, como siempre andaba dibujando en casa, me hizo mucha ilusión y, de paso, despertó mi parte más creativa y sensible. Años más tarde, en 2013, recibiría otro regalo inolvidable: mi primer viaje a Nueva York, totalmente inesperado y que disfruté muchísimo. En realidad, me hacen mucha más ilusión aquellos regalos que puedo compartir y no son puramente materiales".

ADRIANA DOMÍNGUEZ (presidenta ejecutiva de Adolfo Domínguez)

placeholder Adriana Domínguez. (Cortesía)
Adriana Domínguez. (Cortesía)

"Debía tener seis años cuando los Reyes me regalaron la mitad de la colección de los libros de Tintín, y a mi hermana Valeria, la otra mitad, de modo que en unas mismas Navidades tuvimos la colección completa y recuerdo que me pasé años leyéndolos una y otra vez. Y es que, en general, lo que más me gusta recibir y regalar son libros, especialmente de ensayo, esos que reflejan esas ideas que están cruzando océanos en cada momento. También me gusta regalar libros de ficción, esos que te han enamorado y te trasladan a otro momento. Leyendo tienes la oportunidad de vivir más vidas que una".

RAQUEL MEROÑO (actriz y empresaria)

placeholder Raquel Meroño.
Raquel Meroño.

"Llevaba mucho tiempo queriendo vivir la Navidad de Nueva York y el papá de mis hijas, Daniela y Martina, lo organizó todo, ¡fue brutal!. Las niñas tenían diez años y nos apuntamos a todos los planes que nos ofrecía esta ciudad mágica: patinaje en el Rockefeller Center (como no se me da mal, lo disfruté a tope), las luces y los escaparates cuidadosamente adornados y hasta el paseo turístico en el autobús descapotable, que siempre me había parecido una pereza de plan y allí me encantó. De niña era más de Reyes y recuerdo un regalo que me volvió loca: la muñeca Gwendolyn para maquillaje y peluquería, una especie de cabeza decapitada con la que aprendí a aplicar los coloretes y el lápiz de ojos y me lo pasé genial".

LUIS GARCÍA FRAILE (interiorista)

placeholder Luis García Fraile. (Cortesía)
Luis García Fraile. (Cortesía)

"Debía tener ocho años cuando los Reyes me trajeron, ¡por fin!, uno de mis regalos más esperados: el Scalextric. La primera vez que lo pedí no debieron escucharme porque era muy pequeño, de modo que cuando llegó, unos años más tarde, me hizo todavía más ilusión. Recuerdo que podía pasarme horas en mi cuarto 'diseñando' el recorrido de las pistas por las que luego pasarían los coches. Y es que me divertía más organizar el circuito, haciendo composiciones imposibles, que la carrera en sí. Siempre me ha pasado igual: disfruto más con los preparativos de las cosas, los previos... que con el punto final. Algo que ahora me viene muy bien para mi trabajo".

ORIOL ELCACHO (modelo)

placeholder Oriol Elcacho. (Cortesía)
Oriol Elcacho. (Cortesía)

"La emoción empezaba la noche del 5 de enero, cuando dejaba comida para los camellos y algo de whisky para los Reyes. Bajar luego a las seis de la mañana y ver los regalos apilados en el salón, fueran los que fueran, ya era lo más. El que recuerdo con más cariño fue una minimoto de esas de motor 50 cc que, pese a ser para niños (yo tenía nueve años), no era tan de juguete. Fue una sorpresa total porque la había pedido varias veces en la carta y nunca pensé que los Reyes me la trajeran de verdad. Con la perspectiva del tiempo, me doy cuenta de todo el esfuerzo de mis padres para darme cualquier cosa que ese día me hiciera feliz".

MANU TENORIO (cantante)

placeholder Manu Tenorio. (Cortesía)
Manu Tenorio. (Cortesía)

"El regalo de Reyes que recuerdo con más cariño fue el Scalextric. Debe ser porque siempre soñé con tener uno y como tardé años en conseguirlo cuando, por fin, llegó a casa me pareció el mejor regalo del mundo. Lo cuidaba con mimo y dedicación total, montaba las pistas minuciosamente... De hecho, ahora sigo coleccionando nuevos coches y comparto esta afición con mi hijo Pedro, ¡nos encanta!".

SONSOLES ÓNEGA (periodista y escritora)

placeholder Sonsoles Ónega. (Cortesía)
Sonsoles Ónega. (Cortesía)

"El regalo de Reyes Magos que recuerdo con más cariño es un perro de raza shih tzu que llamamos Jano, como el dios de la guerra, y luego resultó ser un verdadero pirata que se portaba fatal y que marcaba todo el territorio con pis e hizo la vida imposible a la familia. Era pequeño, de pelo largo marrón y blanco y parecía una monada, pero luego fue un poco el gato diabólico. El que más ilusión me hacía recibir era el que cada año pedía a los Reyes Magos. Escribía cartas no muy largas, pero siempre que pedía alguna Nancy o alguna Barbie, me la traían. En aquella época me hacía ilusión que me trajeran muñequitas".

La carta de regalos a los Reyes Magos, además de un maravilloso ritual, es siempre una caja de sorpresas. Preguntamos a ocho famosos cuál fue ese regalo tan especial que pidieron a Sus Majestades y se quedó grabado para siempre en su memoria.

El redactor recomienda