Logo El Confidencial
situada en ojén

Julio Iglesias pone a la venta su finca malagueña por 145 millones de euros

El cantante poseía la mansión desde hace varios años y contrajo matrimonio en ella. Su venta supone toda una sorpresa para los más allegados

Foto: Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Gtres)
Julio Iglesias en una imagen de archivo. (Gtres)

Julio Iglesias se deshace de su paraíso en Ojén. Según ha podido confirmar Vanitatis a través de fuentes cercanas, el cantante español más internacional ha puesto a la venta su finca, llamada Las Cuatro Lunas, por el módico precio de 145 millones de euros. La venta de esta impresionante propiedad se está llevando a cabo a través de unas pocas inmobiliarias de lujo y de la forma más discreta posible. Los informes sobre las características de la casa son, de hecho, bastante detallados, puesto que una de las condiciones es que la finca se enseñe lo menos posible para evitar a los curiosos. Una de las principales razones de la venta, según el círculo del cantante, era la dificultad para acceder hasta ella. El cantante "había pedido repetidas veces a la Junta de Andalucía que se hiciesen dos caminos más para poder subir, pero no obtenía ninguna respuesta contundente por parte de la Administración".

Situada en las colinas de Marbella, a tan solo 30 minutos del aeropuerto de Málaga y a 10 de Puerto Banús, la propia inmobiliaria asegura que el lugar posee como ventaja estar en uno de los sitios con mejor clima de Europa.

Una vista de la mansión de Julio Iglesias. (Gtres)
Una vista de la mansión de Julio Iglesias. (Gtres)

Pero no es solo el clima lo que la convierte en un auténtico caramelo para cualquier millonario. Sus más de 450 hectáreas engloban una especie de paraíso terrestre, rodeado de alcornoques, árboles centenarios y grandes jardines, que incluyen dos huertos. Su casa principal incluye una suite que mide, nada más y nada menos, 400 metros cuadrados. Además, posee grandes terrazas con vistas al Mediterráneo. Siete habitaciones, ocho baños, cinco para el servicio, una piscina con dos baños y un estudio de grabación son algunas de las espectaculares características de esta casa principal.

Una de las entradas de la finca. (Gtres)
Una de las entradas de la finca. (Gtres)

La finca posee nada menos que dos helipuertos, tres piscinas y varias casas además de la principal: la del Lago, con cómodas terrazas para sentarse y comer, la de la Huerta (de invitados), que consta de una espectacular suite principal, cinco habitaciones, una bodega con comedor contiguo y una piscina de borde infinito. También existe una cuarta casa de invitados que cuenta con su propio baño, su propia cocina, su lavandería y su bodega.

Los caminos pavimentados, serpenteando a través del bosque de alcornoques, conectan las casas y las piscinas. Además de la carretera asfaltada, hay 4 millas de caminos de senderismo en toda la propiedad. Sin embargo, el acceso era tan complicado que ha sido una de las razones principales de que el cantante la haya puesto a la venta. Pocos saben que Miranda, la mujer de Julio Iglesias, es la administradora de la sociedad que posee las 56 hectáreas de la finca montañosa del cantante, que estuvo a punto de quemarse el pasado verano.

Androsemo SL tiene 7.822.940 euros de activo y no presenta cuentas, así que poco podemos saber de su actividad mercantil. Lo que llama la atención es que la angelical Miranda comparte gestión de esta sociedad con un polémico abogado marbellí de origen catalán, Antonio Fortuny.

Un lugar con un gran valor sentimental

Julio Iglesias, en una foto reciente. (Reuters)
Julio Iglesias, en una foto reciente. (Reuters)


La finca fue adquirida por el cantante hace varios años y pertenecía a un jeque libanés que se la vendió con muebles incluidos. La parte de Marbella era propiedad de Curro Romero, que la compró cuando estaba casado con Concha Márquez Piquer. Hace nueve años, se decidió adoptar un acuerdo salomónico en Urbanismo, partiendo por la mitad los dos terrenos. Ahora la casa pertenece a Ojén y la parte de la piscina está situada en Marbella, una situación que dificultó su venta durante largo tiempo.

El lugar, en cuyo interior contrajeron matrimonio Julio y Miranda allá por 2010, supone uno de los lugares más especiales en la geografía sentimental del artista. Recordada es aquella ocasión en la que, nada más finalizar una actuación en el Festival Starlite, Julio Iglesias aseguró que estaba encantado de cantar e "irse a su casa", un detalle que no hacía presagiar que podría venderla, tal y como ha ocurrido.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios