Analizamos la comunicación no verbal de Cristina Cifuentes: Se cree lo que dice
tras su comparecencia por la polémica del máster

Analizamos la comunicación no verbal de Cristina Cifuentes: "Se cree lo que dice"

Un experto en comunicación no verbal ha analizado los gestos, el comportamiento y la actitud de la presidenta de la Comunidad de Madrid durante su esperada comparecencia

Foto: Cristina Cifuentes en una imagen de archivo. (Gtres)
Cristina Cifuentes en una imagen de archivo. (Gtres)

Cristina Cifuentes compareció ayer en una de las citas más tensas de su trayectoria política en la Asamblea de Madrid. Una participación casi obligada en la que tenía que explicar todos los asuntos referentes a las supuestas irregularidades en los trámites del máster que cursó y superó siendo ya un cargo público. Concretamente, delegada del Gobierno en Madrid.

A pesar de tener casi todo en contra (El Confidencial publicó que había falsificado dos firmas en uno de los documentos), la política del Partido Popular desembarcó en el recinto haciendo gala de su elegancia innata. Estaba enfadada, pero sin perder la sonrisa, siempre muy contenida. Pero ¿qué decía de ella la comunicación no verbal? Hablamos con el experto en esta materia Cristian Salomoni y esto es lo que opina después de analizar pormenorizadamente las imágenes.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, a su llegada a su comparecencia en un pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)
La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, a su llegada a su comparecencia en un pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)


“Desde luego hay varias incertidumbres e incongruencias objetivas sobre este caso, pero la comparecencia de Cifuentes ha sido muy llamativa”, asegura. “Su comportamiento no verbal ha sido muy contundente”, acompañando al mensaje que quería transmitir. Según Salomoni, “se cree lo que dice”.

Se siente atacada injustamente

Su postura erguida durante toda la sesión (no solo durante sus intervenciones) es, en palabras del experto, la "de una persona que se siente atacada injustamente". Y es que para el experto es una cuestión innegable: "Con el tronco echado para adelante parece estar lista para atacar, sus gestos son ilustradores para remarcar su mensaje y su tono de voz alto y marcado". De libro.

"Este comportamiento no verbal lo vemos en personas que se sienten injustamente acusadas y creen en su relato", recalca el experto, quien no duda ni un segundo en que Cristina no esté absolutamente convencida de lo que está defendiendo. Las palabras con las que iniciaba su comparecencia no dejaban, de hecho, lugar a dudas: "Esta comparecencia es un acto preocupante porque es signo claro de manipulación de esta cámara. Es un fraude de ley del reglamento de esta cámara a la que acudo para defender mi honor personal".

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, comparece en un pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)
La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, comparece en un pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)


Una comparecencia sincera

"La verdad es que, después de tantas pruebas testificadas que daban a entender una absoluta culpa de Cifuentes, su comparecencia ha sido muy sincera y su comportamiento no verbal congruente con lo que decía", continúa el análisis del experto consultado por Vanitatis. En definitiva, "ella cree firmemente en lo que dice haber vivido.

No obstante, Salomoni contempla también de lo que no habló. "No toca todos los temas que la oposición le pregunta y esto también hay que tenerlo en cuenta. A lo mejor allí hubiéramos visto algún destellos de incongruencia", asegura. Unas respuestas muy cuidadas y otras evitadas deliberadamente, concluye.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, durante la rueda de prensa ofrecida al final del pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)
La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, durante la rueda de prensa ofrecida al final del pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid. (EFE)


Su estilismo: la misma de siempre

En cuanto a su imagen, el experto vuelve a tenerlo claro. "Es ella misma, la de siempre". Para la ocasión se decantó por un traje de chaqueta de falda en el que la chaqueta muy colorida fue la gran protagonista. Siempre en la línea habitual. "Se sentía cómoda con lo que llevaba, eso seguro", asevera. Lo mismo ocurre con el peinado del que llegó incluso a bromear cuando se sentó en el sillón del programa de Bertín. Ella siempre lleva una coleta pulida e impecable y en esta ocasión no iba a ser menos.

Como detalle frívolo, los pendientes: un modelo de una de las marcas favoritas de la reina Letizia, Cool Look, de oro y amazonita ninfa a la venta en su web por algo más de 200 euros. Nada ostentoso ni fuera de lo normal. Como dice el experto, "todo muy coherente".

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios