Logo El Confidencial
estrella anónima

Muere Montserrat Caballé: su última vida 'anónima' en Barcelona

La cantante no se dejaba ver desde hacía años, afectada por varios problemas de movilidad. Residía en un entresuelo de la calle Josep Tarradellas, rodeada de recuerdos de su pasado

Foto: Montserrat Caballé. (JATE)
Montserrat Caballé. (JATE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Montserrat Caballé ha fallecido esta mañana en Barcelona, donde permanecía ingresada desde hace semanas. La soprano, de 85 años, arrastraba desde hace tiempo una enfermedad de la que estaba siendo tratada en el Hospital Sant Pau de la Ciudad Condal. Finalmente, nada se ha podido hacer para salvarle la vida.

La última vez que se dejó ver en público fue en marzo del año pasado, cuando fue galardonada por el Real Círculo Artístico de Barcelona y Opera Jove de Cataluña, en reconocimiento a toda su trayectoria. Fue una excepción. Aunque se trataba de una de las cantantes de lírica más relevantes del siglo XX, sus distintos problemas de salud (padeció un tumor cerebral que la tuvo apartada de los escenarios una década y después un leve ictus que le provocó problemas de movilidad) y el escándalo fiscal en el que se vio envuelta diluyeron un tanto su figura en los últimos tiempos de cara al público.

[LEA MÁS: Los duros comienzos de Montserrat Caballé en la ópera]

Caballé provenía de una familia muy humilde que acusó la guerra y la posguerra: "Nos echaron varias veces de casa y llegamos a vivir a la intemperie", reconoció ella misma en una entrevista. Quizá por eso nunca hizo grandes alardes de dinero. La soprano residía en un piso de la avenida Josep Tarradellas, un entresuelo en el que se había rodeado de recuerdos de toda una vida. Los que pasaron por allí hablan de importantes obras de arte, de muebles con historia y de un sinfín de fotografías y huellas de su amplia trayectoria artística. No solía salir a la calle.

Montserrat Caballé con su hija Montserrat Martí en un concierto. (Getty)
Montserrat Caballé con su hija Montserrat Martí en un concierto. (Getty)

Hasta allí llegaban los ecos de aquel aplauso infinito que la consagró en Nueva York. Fue en el Carnegie Hall,en 1965. Después de cantar la primera aria de 'Lucrezia Borgia', el público la ovacionó durante 20 minutos. Y a partir de ahí pudo cantar en los mejores escenarios del globo.

Caballé, encumbrada como una de las grandes artistas de la música mundial, sufrió muchísimo cuando Hacienda la acusó de evasión fiscal en el ejercicio 2010, haciendo añicos su hasta entonces impecable imagen pública. El juez tuvo que visitarla en su casa para tomarle declaración, tras comprobarse que le era imposible desplazarse a los juzgados. Caballé fue finalmente condenada a cumplir medio año de cárcel por un fraude fiscal de más de medio millón de euros (ella alegó que entonces vivía en Andorra).

Montserrat Caballé, Josep Carreras y Juan Diego Flórez, en un concierto en el Liceo. (EFE)
Montserrat Caballé, Josep Carreras y Juan Diego Flórez, en un concierto en el Liceo. (EFE)

Desde entonces, por salud o por 'timidez', la soprano optó por anular su vida pública. Lo cierto es que ni ella ni su marido, Bernabé Martí, fueron nunca pródigos en la vida social más allá de la que les exigía su profesión. Él, tenor de profesión, sacrificó su profesión para ocuparse de los hijos (Montserrat, hoy cantante, y Bernabé, un empresario relacionado con el mundo de la aviación que vive en Zúrich) mientras Caballé triunfaba a nivel mundial con una voz que se ha considerado única.

Hoy su nombre sobrevuela todo aquello para reivindicar su recuerdo como la mejor soprano española de todos los tiempos.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios