Logo El Confidencial
junto a otros 146 artistas

Al Bano, nombrado persona non grata por el Gobierno ucraniano: aquí las razones

El veto tiene que ver con sus comentarios favorables a Rusia que suscitaron polémica en Kiev. No es el único artista que ha vivido algo parecido

Foto: Al Bano durante el funeral de Montserrat Caballé. (Reuters)
Al Bano durante el funeral de Montserrat Caballé. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Al Bano Carrisi, cantante e intérprete italiano, icono de la música melódica desde la década de los setenta y antigua pareja de Romina Power, ha sido declarado por el Gobierno de Ucrania una “amenaza para la seguridad nacional”, algo que implica que no podrá entrar en el país hasta que se levante la sanción. El veto, emitido por el Ministerio de Cultura ucraniano, a raíz de información de los servicios de inteligencia y del Consejo de Seguridad Nacional de Defensa de Ucrania, llega después de algunos comentarios del artista italiano favorables a Rusia que suscitaron polémica en Kiev.

Al Bano entra así en las listas negras del espionaje ucraniano, junto con otros 146 artistas que en la actualidad figuran como personas ‘no gratas’ para el Gobierno nacionalista del país, el cual mantiene un conflicto armado con milicias prorrusas en el este de Ucrania desde 2014. En concreto, según la lista actualizada y publicada online por las autoridades ucranianas, el cantante figura en el número 48 (Карріззі Альбано, en cirílico) y la sanción entró en vigencia el pasado 6 de marzo.

[LEER MÁS. Al Bano y Romina siguen buscando: el ADN dice que el cuerpo hallado no es el de Ylenia]

Romina Power y Al Bano durante una actuación en 2017. (EFE)
Romina Power y Al Bano durante una actuación en 2017. (EFE)

El actor, que recibió la noticia mientras se encontraba fuera de Italia —en Croacia, concretamente—, ha respondido con indignación a la información. “Pensé que se trataba de una broma o de una noticia falsa. Luego me explicaron que es verdad: estoy en la lista de las personas consideradas ‘un peligro para la seguridad nacional’ de Ucrania. Lo increíble es que esto lo dice el Ministerio de Cultura ucraniano. Absurdo”, ha comentado en entrevista con el diario italiano 'La Stampa'. “Lo que sé con certeza es que yo nunca hablé mal de Ucrania. No tengo razón alguna para hacerlo”, ha añadido.

De esta manera, el cantante —que suele aparecer en las páginas de la prensa de su país por sus historias amorosas y no por temas de geopolítica— ha anunciado que pedirá cita al embajador ucraniano en Roma y le exigirá explicaciones sobre la medida. “Llamaré de inmediato al embajador y al Ministerio de Cultura ucraniano. Quiero saber cómo ha acabado mi nombre en esta lista. Cuando lo supe pensé que se trataba de una broma o que se habían equivocado de persona”, ha reiterado. “Es inaceptable que yo, que hablo de paz en mis canciones, sea tratado como un terrorista. Nunca he tenido armas, ni mentales”, ha añadido el artista, al asegurar que se enteró de la noticia a través de los medios de comunicación.

El cantante italiano Al Bano a su llegada a la ceremonia de la edición 67 del Festival de la Canción de San Remo. (EFE)
El cantante italiano Al Bano a su llegada a la ceremonia de la edición 67 del Festival de la Canción de San Remo. (EFE)

En esta línea, Al Bano también aclaró que la última vez que viajó a Ucrania fue “hace tres o cuatro años” y que por aquel entonces su experiencia fue positiva. “Quizá no les gusten más mis canciones. Pero la lista negra es demasiado”, ha ironizado.

Putin, un conocido

A la espera de que las autoridades ucranianas aclaren el motivo de la sanción contra el artista, la prensa italiana ha especulado con que la medida estaría relacionada con las simpatías de Al Bano por Rusia. De hecho, el cantante, antaño muy popular —junto con Romina— en la Unión Soviética (URSS), ha profesado reiteradas veces su admiración y apoyo a Vladímir Putin, el presidente ruso. Incluso se ha mostrado públicamente favorable a la postura de Rusia en la crisis ucraniana y la anexión de la península de Crimea en 2014. “Pienso que Putin tiene razón. Esa parte de Ucrania era y es Rusia. ¿Lo saben que también (el entonces líder soviético que cedió Crimea a Ucrania en 1954, Nikita) Jruschov era ucraniano?”, llegó a decir ese año.

Vladímir Putin, en una imagen reciente. (EFE)
Vladímir Putin, en una imagen reciente. (EFE)


“(A Putin) lo encontré tres veces. En 1986, hice una gira en Rusia, ejecutando 18 conciertos en Leningrado (hoy, San Petersburgo) y otros 18 en Moscú. En uno de estos actos también participó él, quien entonces era jefe del KGB (el entonces servicio de inteligencia ruso). El día después vino a mi hotel para felicitarme”, contó Al Bano en una entrevista hecha antes del anuncio. “Luego, en 2004, canté en Nochevieja en el Kremlin. En mi mesa estaban Putin y su familia, (el expresidente ruso) Boris Eltsin y su familia. Y en noviembre pasado, en cambio, fui invitado a la fiesta por los cien años del KGB. Había muchos cantantes y yo, como todos los demás, canté dos canciones”, explicó el artista italiano.

Dicho esto, tras saber de su inclusión en la lista de personas no gratas por parte de Ucrania, el cantante ha rechazado que él mantenga una estrecha relación con Putin. “Llamarla amistad me parece algo exagerado. Seguramente es una persona que aprecio. Ha permitido que Rusia mejore. Pero es un simple conocido (…), algo que ha sido posible también porque él es presidente honorario de la Federación Internacional de Judo y yo soy el embajador en el mundo”, ha añadido.

Seagal, Depardieu y Kusturica

Con todo, Al Bano no es el primer artista italiano que pasa a engrosar las listas negras de Ucrania. Antes de él, en diciembre de 2018, el actor y director de cine italiano Michele Placido acabó en la misma lista, concretamente en el número 103 (Плачідо Мікеле). Algo que supuestamente se debió a algunas declaraciones del artista durante uno de sus viajes a Moscú en 2015. “Putin es el número uno en Europa por su política exterior” y, “a diferencia del débil Occidente”, la Rusia ortodoxa es “un bastión contra el Islam”, llegó a decir Placido en aquella ocasión. “(Putin) es más acreditado que (la canciller, Ángela) Merkel o los franceses”, añadió.

Gérard Depardieu en una imagen de archivo. (Reuters)
Gérard Depardieu en una imagen de archivo. (Reuters)

Más famoso aún ha sido el caso del actor francés Gérard Depardieu, que accedió en los últimos años a un pasaporte ruso y en 2015 se transformó en uno de los primeros artistas de fama que fue vetado por Kiev. Otro es el caso del actor estadounidense y experto en artes marciales Steven Seagal, declarado un peligro para la seguridad ucraniana tras agosto de 2014, cuando ofreciese un concierto en la estratégica ciudad portuaria de Sebastopol, en Crimea. Un acto en el que también el actor vistió una camiseta con la imagen de Putin. El conocido director de cine y músico serbio-bosnio Emir Kusturica forma parte del listado desde septiembre de 2017.

De igual manera, en la listas negras de Ucrania también han acabado varios artistas rusos e incluso periodistas occidentales, lo que a menudo ha provocado las protestas de sus relativos Gobiernos. Incluso el Gobierno de Ucrania también llegó a expulsar de su país a informadores que ya se encontraban en territorio ucraniano, como le ocurrió en 2017 al periodista español Antonio Pampliega y Manuel Ángel Sastre, acusados de “publicar informaciones falsas” sobre la actuación del ejército ucraniano en el este del país. No obstante, posteriormente Pampliega y Sastre fueron retirados de dichas listas, tras protestas del Ejecutivo español.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios