Logo El Confidencial
TRIBUNALES

La guerra familiar del bodeguero amigo del rey Juan Carlos I y de Julio Iglesias

A sus 87 años, Alejandro Pesquera, fundador del Grupo Pesquera, se divorcia de su mujer de 81 y emprende una batalla judicial contra ella y sus hijas para recuperar el control de sus bodegas

Foto: Alejandro Fernández posa en sus viñedos. (Cortesía)
Alejandro Fernández posa en sus viñedos. (Cortesía)

Cuentan que el tinto Pesquera es uno de los favoritos del rey Juan Carlos I. Y hay varias pruebas de ello. En 2009, en una visita oficial a Miami, los Reyes eméritos visitaron la feria Food Network South Beach Wine and Food Festival, donde se encontraron con algunos bodegueros, entre los que estaba Alejandro Fernández, fundador de las Bodegas Pesquera. En la cena de gala, acompañado por los Fernández, el monarca pidió un tinto de esta casa y, por sorpresa, recibió un botella de Pesquera Millenium Reserva 2002, dedicada por Fernández.

LEER MÁS: Lo que dicen los informes médicos sobre la salud del rey Juan Carlos I

La de Fernández ha sido una historia de éxito. El gurú del vino Robert Parker, con quien también ha labrado una amistad, define el Pesquera como uno de los cinco mejores vinos tintos del mundo y el cantante Julio Iglesias le ha apadrinado. Pero de nada han servido al bodeguero estas amistades en sus horas más bajas. A sus 87 años, ha visto cómo ha sido alejado de la empresa que creó a raíz de una disputa familiar que le ha llevado incluso al divorcio de su mujer, Emilia Rivera, de 81 años.

Don Juan Carlos y Alejandro Fernández, juntos en una feria en Miami. (Cortesía)
Don Juan Carlos y Alejandro Fernández, juntos en una feria en Miami. (Cortesía)

Sus cuatro hijas también se han implicado en una guerra familiar que ha llegado a los juzgados y que estos días ha aparecido en la prensa económica. La situación familiar y empresarial de los Fernández Rivera ha llegado al límite y parece que queda batalla para rato.

Con Felipe VI de niño

La relación de Fernández y la monarquía española viene de lejos. El Rey emérito es un buen conocedor de los caldos del país y amigo del fundador de esta bodega desde hace varias décadas. Conoció al actual rey, Felipe VI, cuando era niño, de la mano de su padre, y mantiene con él una buena relación. Lo contó el propio Fernández en 'El Español': se han visto bastantes veces y una de ellas en China, la reina Letizia vio al bodeguero y dijo: ‘¡Felipe!, está aquí Alejandro Fernández, ven a saludarle!’.

Tras las alegrías, en un momento de la vida en que le tocaría disfrutar, a esta familia le toca pelear. La Fiscalía Provincial de Valladolid ha presentado una denuncia ante los Juzgados de Instrucción contra Emilia Rivera y Olga Fernández Rivera, la exmujer y una hija del fundador del Grupo Pesquera, Alejandro Fernández, por presuntos delitos de falsedad en documento mercantil y público, y administración desleal y de tipo societario, con relación a una operación que perpetraron en tanto maniobraban para echarle de la administración de las bodegas, según informa Europa Press.

Fuentes oficiales de Bodegas Pesquera admiten que la sitación "es insostenible" y que el litigio "es monumental". Pero acusan a Eva Fernández de ser la responsable del problema. Eso sí, ni la mujer ni las otras hijas de Fernández hablarán del asunto en público hasta dentro de unos días. El 4 de abril, en una semana, se presenta la nueva imagen de la bodega, que cambiará radicalmente, y es entonces cuando aparecerá en escena la otra parte afectada.

El presidente de Bodegas Marqués de Murrieta, Vicente Cebrián-Sagarriga, le muestra al rey Juan Carlos sus bodegas, en 2014. (EFE)
El presidente de Bodegas Marqués de Murrieta, Vicente Cebrián-Sagarriga, le muestra al rey Juan Carlos sus bodegas, en 2014. (EFE)

Según las mismas informaciones, la 'guerra' en la familia Pesquera tiene relación con la separación de hecho del matrimonio, hace ahora dos años. Él cuenta con el apoyo de una de sus cuatro hijas, con quien suma el 49,86% de la empresa, y ella, con el de las otras tres, que suman el otro 50,14%% de la empresa familiar Alejandro Fernández Tinto Pesquera S.L.

Fernández siempre ha sido la cara de la bodega. Incluso ahora, tras su forzada salida de la empresa, sigue apareciendo en la página web. Y ha sido él el único que por ahora ha hablado en público de la batalla familiar. "Es un señor y Ribera del Duero es lo que es gracias a él", dicen desde la empresa, donde se llevan las manos a la cabeza al ver cómo se ha llegado a esta situación.

En una reciente entrevista en 'El Norte de Castilla', el fundador de Bodegas Pesquera denuncia que su familia solo le quiere “para la foto”.

Así comenzó la guerra

Según su versión, los problemas comenzaron con la llegada al grupo del nuevo gestor, a lo que él y su hija Eva, enóloga de la bodega, se opusieron. Incluso achaca su divorcio a esa nueva visión empresarial.

Soraya Sáenz de Santamaría y la entonces ministra de Empleo, Fátima Báñez, entregan la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo a Fernández, en 2014. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría y la entonces ministra de Empleo, Fátima Báñez, entregan la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo a Fernández, en 2014. (EFE)

Juntos desde siempre

Para Férnandez, “la gota que colmó el vaso” fue que apartaron a su hija Eva de la empresa. “Efectivamente -dice en la citada entrevista-. Y ya luego me quitaron a mí. Y así estamos. Yo quiero lo mío con mi hija, nada más. Partirlo. ¿Y mi mujer? Pues se ha separado, desde marzo. ¡Hasta eso hemos llegado, fíjese!”.

Alejandro y Emilia se conocen desde pequeños. Eran del mismo pueblo, Pesquera de Duero, y cuando él volvió de la mili, se fijó en ella en las fiestas. Y hasta ahora. Con 87 y 81 años, cuatro hijas, ocho nietos y varias empresas englobadas dentro del Grupo Pesquera, incluso un hotel. Ahora, cuando tocaba descansar y disfrutar de la cosecha de la vida.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios