Logo El Confidencial
LIBROS

El amor de Zapatero por Sonsoles Espinosa... y las otras 'indiscreciones' de Bono

El expresidente del Congreso relata en su tercer libro de memorias conversaciones y momentos únicos. Las hijas del expresidente durmieron en el gimnasio de Moncloa por el 15-M

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa, en una imagen de archivo. (Getty)
José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa, en una imagen de archivo. (Getty)

La tercera entrega de las memorias de José Bono, 'Se levanta la sesión' (Planeta), recoge conversaciones y momentos únicos de la historia reciente de España. Quien fuera presidente de Castilla-La Mancha, ministro de Defensa y presidente del Congreso, ha sido testigo privilegiado de muchas de las tramas políticas que protagonizaron los titulares de entonces. Pero también de esas llamadas, esas comidas, esas anécdotas en la periferia del poder que nutren las crónicas sociales. Porque, hay que decirlo, el expolítico hubiera sido un gran cronista.

Además de detenerse profusamente en su relación con los miembros de la familia real, el político habla mucho y con gran cariño de José Luis Rodríguez Zapatero y de su esposa, Sonsoles Espinosa. La mujer del expresidente le admira y así se lo hace saber Zapatero un día: "Quien más te defiende -me cuenta el presidente- y quien te tiene una fe política extraordinaria es mi mujer, Sonsoles; te apoya totalmente y dice que eres de los pocos que se ha ganado la autoridad con una actuación rigurosa y eficaz". El sentimiento es mutuo. "Sonsoles está cumbre: sobria, elegante, discreta y con personalidad evidente", describe Bono a la esposa de Zapatero durante una comida.

Zapatero conversa con José Bono durante un acto. (EFE)
Zapatero conversa con José Bono durante un acto. (EFE)

El matrimonio de Zapatero y Sonsoles Espinosa no puede gozar de mejor salud. El expresidente es un hombre enamorado, y así se deduce de las páginas del libro de su compañero de partido. Bono cuenta un par de anécdotas que lo evidencian. Cuando Zapatero ya ha meditado su retirada, se lo comenta a Bono: "Desde el punto de vista humano y personal, será una liberación: quiero vivir en paz, estoy enamorado de Sonsoles y quiero hacer una vida normal, esto es lo que deseo y lo que voy a hacer. Al rey no le he dicho nada porque en cuanto lo sepa lo va a contar a todo el mundo, ya lo conoces".

En la citada comida donde Sonsoles está "cumbre", Zapatero le dedica a su mujer unas palabras que reproduce Bono en su libro: "Lo más bonito es el regalo público que dedica a su mujer: recuerda cuando iba con sus dos hijas y su mujer en el asiento de detrás del coche, 'miraba por el retrovisor y descubría seis faroles hermosísimos', en alusión a sus ojos".

Están el matrimonio Zapatero; Emiliano García-Page; Chunda, el histórico jefe de prensa de Bono; Miguel Bosé; Gabriela Bravo; Natalia Figueroa, y sus hijos Ana y José. El almuerzo se desarrolla el domingo 22 de mayo de 2011, jornada electoral, en el patio de la casa de Olías de Bono. "Hablamos mucho tiempo de los hijos de Miguel Bosé, que han sido concebidos por gestación subrogada. Nadie se muestra contrario, pues la presencia de Miguel Bosé y el cariño que le tenemos hace que no abramos un debate que, sin duda, tiene suficiente complejidad como para no ser resuelto en una cena". Hablan del 15-M, de plena actualidad aquellos días. "Bosé está obsesionado con los chavales concentrados a la voz de 'democracia real' en la Puerta del Sol. Tres sobrinos del cantante están allí y se muestra muy de acuerdo con su indignación. [...] Bosé se exhibe con aire teatral de solemne profesor de arte dramático. Presume de rojo por ADN".

Zapatero y Sonsoles Espinosa, en una jornada electoral. (Getty)
Zapatero y Sonsoles Espinosa, en una jornada electoral. (Getty)

Por cierto, las hijas de Zapatero también quisieron ir a acampar en Sol, pero su padre no se lo permitió. "Han dormido en el gimnasio de La Moncloa", les anuncia el expresidente en el almuerzo.

Miguel Bosé. (Getty)
Miguel Bosé. (Getty)

La relación de Bono y Zapatero es entrañable. Al margen de consideraciones políticas, la calidad humana del matrimonio Zapatero es palpable en una anécdota ocurrida a principios de septiembre de ese mismo año. "Almuerzo en La Moncloa con mis cuatro hijos por invitación del presidente y de su esposa, Sonsoles. Los anfitriones derrochan afecto. Nos dedican cuatro horas, mostrando con detalle el palacio, el salón del Consejo de Ministros, la bodeguilla, la piscina, etc. Mis hijos están gozosos de la amabilidad que nos dispensan. ''Ya nos vamos de este palacio -les dice el presidente- y he querido que comieseis aquí porque vuestro padre podría haber sido presidente del Gobierno y no lo fue por nueve votos, en aquel congreso del año 2000. [...] He querido invitaros para que lo visitéis y, sobre todo, para trasladaros el cariño que tengo por vuestro padre y lo mucho que aprecio su lealtad y su amistad'. Se nota a la legua que su invitación no es ni de protocolo ni de compromiso. Mis hijos salen encantados".

Entre los muchos personajes que desfilan por las páginas de este libro, también se encuentra la duquesa Cayetana de Alba, que le tiene cariño y le llama Pepe. "Ya sabes lo mucho que te quiero", comienza Cayetana al otro lado del teléfono, "y que siempre he votado a los socialistas, menos a este presidente que, con el impuesto del patrimonio, me quiere arruinar y volver a lo que hizo la República. Yo he reconstruido Liria, porque no quedó piedra sobre piedra durante la guerra. Habla con Felipe González y con Rubalcaba, a ver qué podéis hacer para parar a Zapatero. ¡Ah! Y no le digas que soy amiga tuya porque será peor". Bono recuerda unas líneas más tarde que Liria "fue destruido por la aviación de los franquistas, a los que financió el padre de Cayetana".

Cayetana insistirá varias veces sobre este asunto del impuesto de patrimonio. La duquesa organizó tras esa llamada un almuerzo con Bono en su palacio madrileño. "Su preocupación es el impuesto del patrimonio: 'Rubalcaba -me dice- era muy amigo de mi marido, Jesús Aguirre, y no entiendo cómo me hacen daño a mí que, además, estoy en números rojos porque no tengo ni un duro para pagar mis gastos corrientes. Felipe González nunca me hubiera hecho esto", se puede leer.

Cayetana de Alba, en una imagen de archivo. (Getty)
Cayetana de Alba, en una imagen de archivo. (Getty)

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios