Vicky Martín Berrocal: "La reina Letizia se podría poner cualquiera de mis vestidos"
  1. Famosos
EN UN GRAN MOMENTO

Vicky Martín Berrocal: "La reina Letizia se podría poner cualquiera de mis vestidos"

Entrevistamos a la diseñadora para mirar al pasado, al presente y al futuro. Su momento es inmejorable

Foto: Vicky Martín Berrocal: "La reina Letizia se podría poner cualquiera de mis vestidos"
Vicky Martín Berrocal: "La reina Letizia se podría poner cualquiera de mis vestidos"

Todavía con el eco mediático de su 'medalla de bronce' en 'MasterChef Celebrity', Vicky Martín Berrocal se ha vuelto a poner entre fogones con motivo del cóctel navideño de la multinacional Cosentino, en su espacio expositivo de Madrid, junto al chef Javier Peña, dueño del restaurante vallisoletano Sibaritas Klub, con quien ha preparado tres aperitivos perfectos para estas fechas navideñas. Demostrando así, por cierto, que mantiene intactas las habilidades demostradas en el programa de TVE. Enamorada, feliz y a tope de trabajo, hablamos con la diseñadora de su ayer, que lo tiene muy presente, de hoy y de mañana. Un futuro en el que está con letras mayúsculas su hija, Alba Díaz, quien vive en París, donde está estudiando para abrirse camino en el mundo de los negocios, la comunicación y, seguramente, la moda.

PREGUNTA: ¿Contenta con el programa?

RESPUESTA: Fue una experiencia agotadora, pero inolvidable. Repetiría, sin duda. Al final todo tiene relación entre sí. La moda, como la gastronomía, es sensiblidad, gusto, arte, mimo, pasión... Cuando el proyecto me gusta y me embarco, lo doy todo. Soy muy peleona, creo mucho en mí. Siempre le digo a las mujeres que hay que mirarse en el espejo y que tiene que gustarte lo que hay. No nos podemos regir por lo que se lleva o que nos digan que algo no vale. Al final todo se reduce a creer en tus posiblidades y tener actitud. Soy muy positiva. Cuando llegué a 'MasterChef', el primer día me bloqueé y pensé que aquello no era lo mío. Y, como te decía, la gastronomía y la moda se dan la mano.

Vicky, con el chef Javier Peña. (Foto:  Cosentino)
Vicky, con el chef Javier Peña. (Foto: Cosentino)

P: En efecto, has creído en ti misma. Cuando empezaste en la moda muchos pensaron que se trataba de un capricho y ha quedado claro que no.

R: No era un capricho... Si eres popular es cierto que lo tienes más fácil para llegar a todos los públicos, porque tienes a la prensa contigo, te apoyan. Realmente nunca he hecho nada en lo que no crea porque cuando me embarco lo hago de verdad. Hace quince años me metí en esta aventura. Arranqué desde la moda flamenca. Después de cuatro o cinco años, entré en la moda nupcial, tanto para novias como para la ceremonia. Y después pasamos de Vicky Martín Berrocal a Victoria. Es la nueva marca desde hace tres años. He conseguido que el buen hacer y la buena confección tenga un precio más asequible para un público más amplio. Tengo un equipo increíble, hemos abierto tienda en Madrid, Sevilla, Valencia y espero que el año que viene podamos abrir la cuarta.

P: El año pasado lanzaste una colección cápsula de joyas para Agatha y en ella había unos pendientes que se llamaban Letizia, ¿se los llegaste a mandar a la Reina?

R: No, al final no. Fue una colaboración puntual con la firma. Eran joyas para novias y cuando hubo que elegir los nombres pensé que deberían llevar el nombre de reinas y princesas. Encontré que era muy apropiado para esa colección.

P: ¿Te gustaría que llevara alguno de tus trajes?

R: Sí, claro. Es fabuloso que ella apueste y confíe en la moda española. Es la reina de nuestro país y tiene que tirar por lo nuestro. Cuando se viste de un diseñador español, ella es muy consciente de dónde lo lleva. Estaría bien vestirla, ¿por qué no?

Dentro de su clasicismo, la reina Letizia arriesga y le gusta jugar con la moda"

P: ¿Te gusta su estilo?

R: Sí. Ella hay veces que arriesga, en ocasiones más que otras. Dentro del clasicismo, hay momentos en los que le gusta jugar con la moda. Creo que se podría poner cualquier vestido de Victoria.

P: De las celebrities que han lucido tu ropa la más internacional ha sido Uma Thurman.

R: Ella y muchas mujeres que yo ni hubiera soñado poder vestir. El calendario Campari, en el que lo lució, fue la culminación a ese traje de flores. Fue un antes y un después en mi vida. Había pasado ya por muchos sitios como la edición estadounidense de 'Vogue', fotografiado por Anne Leibovitz, de ahí surgió la Barbie... Y cuando ya estaba guardado en un cajón en mi taller, me llamaron que lo querían para este calendario. Hasta el momento, Penélope Cruz es la única española que ha participado en él. También se acabó mostrando en el escaparate de la entrada principal de los almacenes Harrod's de Londres. Hay otro muy importante, el último de mis desfiles de flamenca de hace cinco años. Una bata transparente de Swarovski, en el que reproduje flores del mantón de Manila. Una joya y también lo guardo.

Uma Turman, con el traje de Vicky Martín Berrocal en el calendario Campari de 2013. (EFE)
Uma Turman, con el traje de Vicky Martín Berrocal en el calendario Campari de 2013. (EFE)

P: La moda es un nexo familiar que une tres generaciones, tu madre, que tenía tiendas de ropa, tú y tu hija, Alba, que está estudiando Comunicación de Moda en París...

R. Mi madre es la culpable porque me hizo amar la moda. Nací entre vestidos, patronistas, costureras, gente que te traía los muestrarios de tejidos... Recuerdo estar sentada en la escalera de una tienda con dos o tres años y ver eso, como ella se manejaba. Era un experta y tenía un gustazo increíble, con un clasón brutal. Después me puse a hacer Marketing, mi carrera, pero lo que quería era dedicarme a la moda. La recuerdo con sus trajes de flamenca, sensual, sexy, femenina... A Alba le ha pasado lo mismo. Hace 16 años que empecé con Vicky Martín Berrocal y ha crecido rodeada de eso. Ella está haciendo Business y Comunicación. Después me imagino que querrá hacer un MBA de Moda, pero su historia está más orientada al negocio, no limitarse a la moda.

P: ¿Le enseñas tus creaciones antes de hacerlas realidad?

R: No, ya no puedo, porque son muchas. Antes, cuando hacía un desfile al año, sí. La llevaba al taller, lo veía, le explicaba, veía a mi equipo, que lleva muchos años conmigo. Ahora es imposible. Primero porque vive en París y después porque ahora hago diversas colecciones al año. Estamos hablando de mucho trabajo y voy a lo que da, no me da tiempo a enseñárselo a nadie.

A Alba siempre le digo que tiene que creer en sí misma, apasionarse con lo que haga, trabajar mucho, pero también divertirse"

P: Has dicho que animas a tu hija a que se divierta porque tiene un sentido de la responsabilidad muy arraigado.

R: Sí, es una niña muy responsable porque ha tenido un padre y una madre así. Somos muy culpables de ello. Ha visto que en la vida hay que trabajar, que nadie te regala nada, que no es fácil. A mí nadie me ha regalado nada. Es cierto que por ser popular lo he tenido más fácil, pero si no hay un trabajo y una constancia, una pasión por lo que haces, pueden prescindir de ti. Es una labor de años, de largo recorrido. A Alba siempre le digo que tiene que creer en sí misma, apasionarse con lo que haga, trabajar mucho, pero también divertirse. Tiene que ser feliz. Yo misma me he olvidado muchas veces de divertirme, aunque he sido siempre feliz con lo que he tenido. Cuando me dice que quiere hacer algo y tiene alguna duda la empujo a que lo haga. Que viva experiencias, porque tiene la posibilidad de hacerlo, es muy afortunada. Que lo haga porque nunca sabes el día de mañana lo que puede pasar contigo.

P: Qué buen ejemplo de conciliación sois Manuel Díaz, el Cordobés, y tú.

R: Nosotros somos familia desde siempre. Incluso antes de conocernos, de ser novios, luego marido y mujer, luego ex. Hay algo mucho más fuerte que todo eso.

Vicky Martín Berrocal, con su hija, Alba Díaz. (Cordon Press)
Vicky Martín Berrocal, con su hija, Alba Díaz. (Cordon Press)

P: La ética del trabajo la conociste desde pequeña porque estuviste en internados en Suiza y también recogiendo aceitunas con tu padre.

R. Sí, con 14 años estuve en Lugano y después en Montreux, cuatro en total. Llegué aquí para hacer la carrera. En ese proceso, mi padre me dijo que ya había hecho la educación secundaria fuera, había aprendido inglés y francés... pero que tenía que aprender lo que había en su casa, de lo que vivíamos, de lo que éramos. Me levantaba de madrugada a varear aceitunas, a pesarlas, a recoger los camiones. De ahí me llevaba a los tentaderos. Llevaba un programa en el que metía todos los datos de la ganadería. Siempre me gustó mucho su mundo porque él me apasionaba. Me encantó aprender de su mano.

P: Se te ve muy feliz con tu pareja, Joâo.

R: Lo estoy. Es algo que no te esperas y que llega. Tiene un corazón gigante, tiene un sentido del humor brutal, es bueno de alma. Un hombre con una gran sabiduría, de mundo, con una cultura enorme, te puede hablar de todo. Es muy buen padre, muy buen novio, muy buen todo. Y me ha llegado en un momento ideal. Para mí lo importante no es encontrar a la persona sino el timing, que te llegue cuando ha llegado la hora. Muchas veces conoces a gente que son muy buenos, pero no es tu momento con esa persona. Estoy convencida de que era nuestro momento de estar juntos.

Terminamos la entrevista hablando de su padre, a quien adoraba, pues está rehabilitando la casa familiar de Toledo, donde, según nos cuenta, ha empleado la superficie Dekton, color Zenith, para suelos y paredes, y la gama de Silestone Blanco Zeus para platos de ducha y lavabos. "Hace un año y medio, después de diez años de la muerte de mi padre, entendí que tenía que atreverme a entrar en la finca y hacer una obra a la casa. Todavía estamos en ello. Siempre he sido muy fan de sus materiales y les he pedido hasta una mesa de comedor de cocina. Ahora más que nunca tenía sentido que viniera a este evento por mi paso por 'MasterChef".

Vicky Martin Berrocal MasterChef Celebrity Uma Thurman
El redactor recomienda