Logo El Confidencial
FAMILIAS

Miguel Bosé y Nacho Palau: juicio en el primer trimestre de 2020

El procedimiento judicial, muy esperado en el ámbito del Derecho de Familia, sigue en pie. El abogado de Palau anuncia su intención de "recorrer todas las instancias posibles y llegar hasta el final"

Foto: Miguel Bosé, en una imagen de archivo.
Miguel Bosé, en una imagen de archivo.

Miguel Bosé no ha pasado la mejor temporada de su vida. Hace un año que su perfil público dio un vuelco cuando se conoció la realidad de su vida familiar. Un escultor semidesconocido llamado Nacho Palau salió del anonimato para revelar que había sido la pareja del cantante durante la friolera de 26 años y que juntos habían formado una familia. En la hora de la separación, el artista buscaba amparo legal para él y sus hijos, las dos parejas de mellizos que crecieron como hermanos y que ahora también se habían separado. Palau se fue a vivir con sus hijos biológicos a un pueblo de Valencia, y Bosé se quedó con los suyos en México.

El 17 de octubre, el despacho de abogados valenciano Ortolá Dinnbier presentó una demanda en los juzgados en nombre de Palau, "en defensa de los derechos e intereses de sus hijos". Palau pedía "acciones de filiación paterna no matrimonial con fundamento en la posesión de estado", así como una "acción acumulada para el establecimiento de medidas paternofiliales de hijos no matrimoniales". La demanda también exigía una "acción subsidiaria para el reconocimiento y fijación de un derecho de relación de allegados", y solicitaba "medidas cautelares para el establecimiento urgente de visitas y alimentos". En resumen y en lenguaje llano, lo que Palau buscaba era poder seguir viendo a los dos menores que ahora vivían con Bosé y que los hijos que viven con él en Valencia pudieran tener un nivel de vida similar al que habían llevado hasta ahora.

Tras el revuelo mediático, poco a poco vino la calma. Y el silencio. La demanda fue admitida a trámite y siguió su curso, pero mientras, entre bambalinas, sucedían cosas. Se impuso el sentido común y en verano la expareja logró llegar a un acuerdo para que los niños pasaran algunas semanas juntos. Palau y Bosé mantuvieron la custodia compartida de los cuatro niños durante el estío en semanas alternas, una con Palau, una con Bosé.

La abuela, de visita

Desde entonces, parecía que la relación era más fluida y se había normalizado. Hasta el punto de que la abuela, Lucía Bosé, estuvo unos días a principios de diciembre en la zona de Valencia donde reside Nacho Palau con sus hijos. Una visita de la que dio fe en las redes sociales.

“Acabo mi jornada de domingo, con un paseo por el río, recargando las pilas para una nueva aventura, buona sera a tutti”, escribía en su cuenta de Instagram la actriz, acompañando al texto con unas bonitas fotos de una jornada de senderismo por la Ruta del Agua en Chelva. Luciendo su característico pelo azul, a la italiana también le había llamado la atención el hallazgo de un lavadero en la ruta: "Hoy paseando me encuentro un lavadero de 1947, año en el que gané Miss Italia, me hizo ilusión".

Miguel Bosé, en una imagen de archivo. (Getty)
Miguel Bosé, en una imagen de archivo. (Getty)

La madre de Miguel Bosé había estado visitando a sus nietos. Nada de particular en una abuela, y un gesto que constata el tipo de relación que había entre los niños biológicos de Nacho Palau y los Bosé.

Agotarán las vías

Aunque la relación de Bosé y Palau permaneció en la penumbra a lo largo de más de un cuarto de siglo, su historia era de sobra conocida en su grupo de amigos. El cantante y el escultor se conocieron a través de Francis Montesinos. Por aquella época, principios de los 90, Palau era un joven que quería ser artista y Bosé ya era una estrella. Durante su noviazgo con Bosé, uno de los cantantes más conocidos de nuestro país, el escultor priorizó su vida personal sobre la profesional y fue él quien se encargó en mayor medida del cuidado de la familia.

Hay expectación en el mundo del Derecho de Familia por ver cómo se resuelve en los tribunales esta demanda de doble filiación. Las nuevas familias no siempre tienen respuestas legales a los conflictos que se plantean con los años. La vista oral estaba prevista para finales de año, pero se ha retrasado hasta el primer trimestre del año 2020, como confirmó 'El País' la semana pasada. "El procedimiento judicial, ante el Juzgado de 1ª Instancia, sigue su trámite", confirman a Vanitatis desde el despacho Ortolá Dinnbier. "Además, es previsible considerar, por la novedad de la acción judicial y la compleja cuestión jurídica que se está planteando (declaración de filiación por posesión de estado del progenitor intencional sobre hijos nacidos mediante técnicas de maternidad subrogada, concebidos con material genético del progenitor biológico), que el asunto pueda recorrer todas las instancias posibles hasta la obtención de una resolución definitiva y firme".

En el mismo artículo, el diario señalaba que la pareja no había podido llegar a un acuerdo para que los niños pasaran la Navidad juntos (Bosé quería que los hijos de Palau viajaran a México), sino que lo harán por separado. También se describía la situación financiera un tanto apurada del escultor, que está trabajando en la aceituna y la almendra a la vez que completa un curso de cocina. Su prestación de desempleo está a punto de terminar y es su familia quien está ayudándole a cuidar a sus niños, que estudian en una escuela pública.

Famosos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios