Logo El Confidencial
EL AMOR EN EL SIGLO 21

María Teresa Campos, de los wasaps que los unieron al mensaje de la ruptura

El miércoles que viene, ella y el resto de lectores recibirán a la vez una explicación más extensa que un simple mensaje de texto

Foto: María Teresa Campos. (Ilustración: Jate)
María Teresa Campos. (Ilustración: Jate)

La ruptura de María Teresa Campos y Bigote Arrocet, después de seis años de vida en común, sigue formando parte de lo que se denomina interés general. En este caso, del mundo del entretenimiento, donde la protagonista demostró a lo largo de los años su fuerte personalidad. Tras su entrevista en la revista '¡Hola!', donde Campos cuenta su realidad, la versión del cómico está al caer. La leeremos la semana que viene y será entonces cuando se vea si hay cuentas pendientes o no.

Sus amistades aseguran que Edmundo no es hombre de conflictos para justificar su manera de romper sus afectos, que suelen ser por la puerta de atrás. En el caso de la comunicadora, el cierre del noviazgo fue a través de WhatsApp y sin posibilidad de respuesta. A este evitar confrontación, otros lo llaman cobardía.

Teresa Campos y Bigote Arrocet, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
Teresa Campos y Bigote Arrocet, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Sucedió lo mismo cuando Bigote regresó de Málaga a Madrid en AVE y tampoco fue capaz de enfrentarse. Campos esperaba en la estación de Atocha para hablar en vivo y en directo y el novio se escabulló por una salida que no era la puerta principal. Desde el mensaje escrito, no ha vuelto a saber nada de él. El miércoles que viene, ella y el resto de lectores recibirán a la vez una explicación más extensa que el simple wasap. Habrá que ver si, como dicen de Bigote/Edmundo, es pacificador o quiere bulla.

Tranquilidad versus carácter

Mientras tanto, Teresa Campos prefiere no dar más cuartelillo, e incluso se enfadó con los reporteros de calle. Su situación no es fácil, y lo sabe. Es una mujer de prontos y los que han trabajado con ella son conscientes de su fuerte carácter. Podía ser un volcán en erupción, y a los dos minutos acercarse a la persona a la que había dedicado el exabrupto (con o sin razón) y pedir perdón. Es generosa y positiva.

Con Bigote puede suceder lo mismo. “Es un hombre tranquilo. Lo conozco desde hace años, le tengo aprecio y nos llevamos muy bien. No he hablado con él y me sorprende que no haya dado explicaciones más allá de un mensaje de móvil”, explicaba Bertín Osborne cuando se le ha preguntado por la ruptura. Y añadía: “No sabía nada hasta que no lo escuché en la crónica rosa del programa de Federico (Jiménez Losantos) y me llamó la atención porque es una buenísima persona”.

Bigote y María Teresa. (Getty)
Bigote y María Teresa. (Getty)

En este aspecto, no todos coinciden, y recuerdan que el próximo 18 de enero Arrocet tiene una cita en el juzgado por una demanda de paternidad que interpuso Alexis, nieto del popular presentador Kiko Ledgard, y de quien, según el propio demandante, nunca se ocupó. La cara y la cruz de un personaje que volvió a estar de actualidad al iniciar su relación con la comunicadora. La pareja ha tenido sus subes y bajas, y aparentemente se les veía felices.

La puerta abierta

Desde el entorno de Teresa Campos explican que la diferente forma de ver la vida no ha sido hasta este último año un problema de convivencia. “Bigote es un espíritu libre al que le gusta viajar y se agobia cuando está mucho tiempo en un sitio. Y a Teresa, lo de tomar aviones le horroriza y más si se tiene que alojar en un lugar donde debe utilizar el ascensor. Quiere estar con él, pero jugando con las mismas cartas”.

Por eso ya están alertas los que opinan sobre el posible reencuentro en un futuro cercano. Aseguran a Vanitatis que, por ahora, es complicado porque Teresa está muy dolida, pero todo puede suceder. Es generosa y si Bigote no mete otra vez la pata, la reconciliación sería una manera de volver a empezar.

Y lo anecdótico de esta ruptura es que los wasaps que sirvieron para unirlos ahora han sido motivo de discordia. Cuando Campos presentaba 'Viva la vida', el humorista apareció en su programa. Se conocían desde hace tiempo, pero nunca habían tenido una relación más allá de la estrictamente profesional. Esa tarde se intercambiaron teléfonos y la relación epistolar comenzó a través de la aplicación telefónica. Lo que el destino unió, ahora lo ha separado WhatsApp.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios