El bebé de Verdasco y Boyer llegará a un hogar con fuerza económica (las pruebas)
  1. Famosos
SERÁN PADRES DE NUEVO

El bebé de Verdasco y Boyer llegará a un hogar con fuerza económica (las pruebas)

La pareja anuncia nuevo embarazo desde la casa de Isabel Preysler. Él tiene una empresa y varias propiedades, como una gran casa en Pozuelo. Ella administra la sociedad de su madre

Foto: El bebé de Verdasco y Boyer llegará a un hogar con fuerza económica (las pruebas)
El bebé de Verdasco y Boyer llegará a un hogar con fuerza económica (las pruebas)

Fernando Verdasco y Ana Boyer han anunciado que esperan su segundo hijo, un bebé que llegará a una vida llena de seguridad, sobre todo económica. De eso se han encargado sus padres, en especial el tenista, quien a lo largo de su carrera de triunfos ha amasado una pequeña fortuna que ha sabido gestionar con inversiones tanto económicas como financieras. El campeón internacional tiene una empresa, Ferek Imagen SL, con la que gestiona su patrimonio, poco pero certero. Ella, mientras, dirige una sociedad dedicada a la cosmética.

LEA MÁS: Los secretos de Villa Meona, la casa en la que se han refugiado Verdasco y Boyer

Ferek Imagen es la empresa de Verdasco, fundada en 2004, en la que participan también la hermana y el padre del tenista. La sociedad cuenta con un activo de 3,6 millones de euros. Registrada en los epígrafes de alquiler de viviendas, su objeto social es la representación comercial, la explotación de los derechos de imagen, así como el asesoramiento técnico y administrativo de deportistas y artistas.

Ana Boyer y Fernando Verdasco, en una imagen de Instagram.
Ana Boyer y Fernando Verdasco, en una imagen de Instagram.

Las propiedades del tenista están a su nombre y al de su empresa, y cuenta con varios inmuebles repartidos por España. Tiene apartamentos en El Rompido, Huelva, y un piso y un garaje en el madrileño barrio de Salamanca.

Adosado en Pozuelo

Aunque la joya de la corona, que dice el tópico, es una casa en Pozuelo de Alarcón, cerca del paseo de La Finca, también en Madrid. Se trata de un adosado de 372 metros cuadrados útiles, rodeado de jardines, con una piscina privada y garaje para tres coches. La propiedad tiene un valor de 2,2 millones de euros.

Con todo, el matrimonio, que en los últimos años ha vivido en Catar, ha pasado el confinamiento en la casa de la madre de Ana, Isabel Preysler, una mansión en la que la socialite ha refugiado a los suyos de la crisis social y económica que vive el país. Y precisamente desde esta casa han dado la exclusiva de su segundo embarazo.

El tenista Fernando Verdasco y su mujer,  Ana Boyer. (EFE)
El tenista Fernando Verdasco y su mujer, Ana Boyer. (EFE)

Por parte de Ana Boyer, las finanzas no son tan jugosas: mantiene su participación en Jacaranda Cosmética SL, la empresa que comercializa la crema facial Isabel Preysler, My Cream, un producto que se vende a 49 euros en su web y en farmacias. My Cream fue lanzada a principios de 2015, pocos meses después de la muerte de Miguel Boyer, y desde entonces Ana es la administradora única de la sociedad.

Sin embargo, sus publicaciones en redes sociales se quedaron congeladas en 2016 y su web también parece haber vivido en un 'stand by' de varios años, algo que ha cambiado recientemente, cuando la marca ha vuelto a publicitarse en el mercado. Esa falta de actividad comercial se refleja en el registro mercantil, donde la empresa no ha presentado cuentas desde 2015, cuando registró ligeras pérdidas.

La pequeña de los hijos de Preysler tenía una prometedora carrera en las finanzas, pero abandonó su puesto de trabajo en un importante despacho de abogados y consultoría a los 26 años. Licenciada en ADE por Icade, Boyer trabajaba en la consultora Bain & Co., donde estaba considerada como una profesional muy competente. Antes, había realizado unas prácticas en el bufete Uría Menéndez, donde también hay un buen recuerdo de ella.

De Doha a Madrid

Una experiencia profesional que no ha servido del todo para levantar la empresa familiar de cosmética. Eso sí, hay que tener en cuenta, además, que en 2018 los herederos de Miguel Boyer llegaron a un acuerdo para repartirse la herencia del exministro.

Lo decíamos al principio, el matrimonio Verdasco Boyer puede vivir tranquilo después de muchos años de trabajo e inversiones. Casados desde 2017, la pareja ha tenido durante largos años su residencia en Doha, a donde llegaron de la mano del príncipe Nasser Al-Khelaifi, amigo del tenista, quien se trasladó a una vivienda espectacular donde también se instaló Ana en 2016. Ahora, con la mirada puesta en Madrid, esperan la llegada de su segundo hijo.

Ana Boyer Fernando Verdasco