Olivia Valère, el covid-19 y una multa: "Ahora estamos como policías en la discoteca"
  1. Famosos
EFECTOS COLATERALES

Olivia Valère, el covid-19 y una multa: "Ahora estamos como policías en la discoteca"

La francesa afincada en Marbella desde hace años retrata la realidad de muchos empresarios de la noche como ella ante la nueva situación provocada por el coronavirus

Foto: Olivia Valère. (Getty)
Olivia Valère. (Getty)

“Antes lloraba porque no había trabajo y ahora que lo hay, acude demasiada gente y no pueden entrar. Está siendo un verano lamentable”. Con estas palabras, la empresaria y alquimista de la noche marbellí Olivia Valère nos valora, en una entrevista concedida en su discoteca, la frustrante situación que está viviendo con la pandemia del covid-19: “No solo Marbella lo sufre, es algo común al mundo entero que está cambiándonos por completo”.

Desde que salieron a la luz vídeos del concierto que se celebró hace unas semanas en su local, donde muestran a grupos de personas bailando, apelotonados debajo del escenario, sin hacer uso de la mascarilla y sin guardar las distancias interpersonales, la empresaria ha visto mermada la capacidad de su local: “En mi discoteca todos somos ahora policías para que no nos multen con 60.000 euros, que es el máximo que estipula la ley si se infringe la norma. No podríamos con otra multa”.

Y es que a la empresaria francesa le ha caído una multa importante, de la que no precisa su cuantía a este medio por desconocerla: “Es que aún no hemos ido al juzgado y no sabemos a cuánto puede ascender el valor de la sanción, pero puede oscilar entre los 300 y 60.000 euros”.

Restaurante LOV, de Olivia Valère. (Cortesía)
Restaurante LOV, de Olivia Valère. (Cortesía)

La policía desalojó la discoteca en pleno concierto y no quiere que esto vuelva a ocurrir: “Repito, ahora somos nosotros los primeros policías que exigimos la mascarilla hasta para ir hacer pipí... La discoteca está llena de carteles del aforo permitido. Pero, con 250 personas que puedo meter en una superficie de 3.000 m2, solo puedo decir que este verano es una ruina”. Hasta el momento, Olivia consigue llenar su restaurante LOV, “pero la discoteca es otro cantar porque nuestro principal cliente siempre es el mercado árabe y tampoco tiene visos de aparecer por el cierre de las fronteras”.

Los negocios de ocio nocturno

Mientras hacíamos esta entrevista en la discoteca que regenta, Olivia Valère, la maga de la noche marbellí, recibió una llamada anunciándole que la Junta de Andalucía está valorando proceder al cierre de los establecimientos de ocio nocturno por ser uno de los focos en los que se han registrado rebrotes del covid-19. “Tengo que decir que soy una persona que ha tenido mucha suerte porque, al principio, permitieron abrir las terrazas y usamos la nuestra que tiene mil metros cuadrados. Pude trabajar al 50% de su capacidad y no hubo problemas. Si ahora cierran la discoteca, haremos lo mismo: sacaremos el negocio a la terraza”.

La empresaria recalca que “en 25 años que llevamos abiertos, nunca habíamos sufrido una ruina tan grande. Son muchas las familias que viven de este negocio. Todo son pérdidas porque abrimos a diario y hay que mantener al personal”.

 Restaurante LOV, de Olivia Valère. (Cortesía)
Restaurante LOV, de Olivia Valère. (Cortesía)

Su hija Karen, Pueblo Loco y Michael Jackson

Sangre nueva. Los tiempos del coronavirus golpean con dureza y la empresaria cuenta, para adaptarse a este nuevo periplo, con Karen, su hija y heredera del imperio. "Trabajar con ella es fantástico. Es muy importante que mi hija haya venido para seguirme porque ella tiene la forma de mirar de la juventud y está en este mundo. Yo soy de la vieja escuela, pero ahora mis nietos, como Jeremy, hacen sus propias fiestas en la discoteca”.

Olivia nos cuenta el último invento. Se llama Pueblo Loco, una fiesta que recuerda la época de la Marbella de los setenta con motivos mexicanos y donde los jóvenes lo pasan genial. “Doy paso a la savia nueva. Si quiero seguir siendo el número uno de la ciudad, tengo que buscar esta esencia de la juventud".

La empresaria rememora para Vanitatis los 35 años que lleva en la profesión: “Mira, hasta Antonio Banderas me ha dicho que quiere hacer una película sobre mi vida... En este entorno será precioso y tengo muchas cosas aun que contar”, explica. Por sus discotecas de París y España han pasado los artistas más famosos. Entre ellos, nombra a Michael Jackson, que "hoy no desentonaría nada en mi sala de fiestas con la mascarilla (se ríe). Venía completamente disfrazado porque todo el mundo le decía que había que ir al Olivia Valere como cita obligada. Nunca se perdía una". Por su santuario de la noche han pasado todos, hasta Ivana, la exmujer de Donald Trump, contándole todos los secretos de su excéntrico esposo.

Olivia Valère, en una imagen de archivo. (Getty)
Olivia Valère, en una imagen de archivo. (Getty)

Lo que nunca olvida Olivia es el día que llegó por primera vez a Marbella. Eso marcó un antes y un después. Se sabe la fecha de memoria. Era el 5 de enero de 1985: “Fíjate si me acuerdo. Kimera era una de mis mejores amigas en París. Me invitó a su cumpleaños y no dudé en subirme al avión que la cantante coreana, tan de moda entonces y también descendiente de la familia imperial, había fletado en la capital francesa para acudir a su fiesta de cumpleaños en Estepona. Fue todo un descubrimiento. Me quedé cautivada por el clima y, a mi vuelta a París, cerré mi discoteca y la abrí en Marbella. Y hasta ahora, que nos encontramos en un momento tan delicado en esta tierra sin nadie que nos ha dejado el coronavirus”.

Confinada con su marido y con su ex

La empresaria de la noche ha perdido a dos buenas amigas con el covid-19: “Ha sido terrible perder a tanta gente que quieres. Yo he intentado cuidarme mucho: solo salía a la compra y ya. En mi casa, vivo con mi marido, Phillippe Valère, que es abogado. Mi exmarido también vive con nosotros... (risas). No pongas esa cara, es una familia peculiar pero nos llevamos muy bien: es el padre de mi hijo y para mí, es como si fuese un 'tío'. Es mayorcito y lo cuido todo lo que puedo”.

Con Phillippe es feliz: "Llevamos 45 años casados. En el mundo de la noche, donde hay tanta chica espectacular y tanto peligro, es casi un milagro que un matrimonio perviva así, con esta magia”.

Lo cierto es que Olivia nunca pierde su optimismo: "Lo más importante es disfrutar de lo que tú haces. Si me preguntas por qué tengo la sonrisa en los labios, te diría que el amor a la gente me enriquece. Si tú das amor, no se te hace difícil trabajar. A mí me encanta que todo el mundo lo pase bien. Hacer feliz a la gente. Esa es mi meta en la vida: que la gente sea feliz y lo pase bien".

Olivia Valére
El redactor recomienda