Xandra, la hija protectora de Carlos Falcó y heredera de su legado
  1. Famosos
su marido ha muerto este miércoles

Xandra, la hija protectora de Carlos Falcó y heredera de su legado

La hija del marqués de Griñón ha perdido a su pareja, Jaime Carvajal y Hoyos. Repasamos su importante papel dentro de la familia Falcó

placeholder Foto: Xandra Falcó. (Olga Moreno)
Xandra Falcó. (Olga Moreno)

Xandra Falcó Girod estuvo siempre muy unida a su padre y lo ha estado también a su marido, Jaime Carvajal y Hoyos, fallecido este miércoles a causa de un infarto. En la familia Falcó es la mayor de las chicas y su manto de protección lo ha ejercido con sus cuatro hermanos. Desde que murió el marqués a causa del coronavirus, es el nexo de unión de todos ellos. Trabajaba con su padre y era la responsable del aspecto menos lúdico de la empresa de vino y aceites que fundó Carlos Falcó.

Hasta 2003 tenía una vida laboral al margen de la de su padre, aunque desde pequeña su relación con el campo era habitual gracias a la herencia paterna recibida de su abuela, Hilda Fernández de Córdoba. Estudió Marketing y Dirección de Empresas y este currículum, unido a un carácter fuerte y emprendedor, sirvió para formar un buen equipo con el 'jefe', que así le llamaban los mayores. Para Tamara, en cambio, siempre fue 'papi'. En este sentido, la inclusión laboral de la hija de Preysler organizando bodas y eventos en El Rincón, la finca de Aldea del Fresno, no funcionó todo lo bien que se hubiera querido. Tamara es más dispersa y para este tipo de trabajo la dedicación es exclusiva.

placeholder Xandra Falcó abraza a Tamara en 'MasterChef'. (RTVE)
Xandra Falcó abraza a Tamara en 'MasterChef'. (RTVE)

Xandra contaba a Vanitatis la fuerte relación y admiración que sentía por su padre, que en estos últimos años fue también la de hija protectora. “Ha sido un gran innovador y tuvo la capacidad de colocar en el mundo el vino de calidad. Yo he visto cómo se plantaban los primeros viñedos, cómo funcionaba la bodega y el éxito de los primeros premios. El campo es fundamental en nuestras vidas y mis hijas disfrutan ahora como lo hacía yo de pequeña”.

En 2012, el marqués de Griñón tomó la decisión de ceder la batuta a su hija y la nombró directora general de la empresa familiar. Carlos Falcó, ingeniero agrónomo, ya sabía que su primogénita estaba más que preparada para llevar las riendas de su tesoro más querido, en el que invirtió y reinvirtió su patrimonio.

placeholder Carlos Falcó. (Getty)
Carlos Falcó. (Getty)

Desde 2003, Xandra colaboraba en esa empresa pero sin cargo. Pasaba muchas horas en Casa de Vacas junto a su padre. El marqués, más dedicado a la producción, y ella como experta en marketing, sabían que la comunicación era importante. Esta relación paternofilial se ha mantenido a lo largo de toda una vida. Los hermanos Falcó Girod no lo pasaron bien cuando su padre se casó con Isabel Preysler y tuvieron que trasladarse al chalé de El Viso para vivir todos juntos. Por un lado, estaban Chábeli, Julio y Enrique, que eran unos niños, y por otro ella y su hermano, a punto de entrar en la adolescencia. Cuando llegó el divorcio, los Falcó Girod volvieron a ser una piña que se mantuvo hasta el fallecimiento de Carlos Falcó.

placeholder Xandra Falcó, en una imagen de archivo. (EFE)
Xandra Falcó, en una imagen de archivo. (EFE)

De hecho, fue Xandra la que llevó a su padre a la Fundación Jiménez Díaz cuando se empezó a encontrar mal. También fue la que, junto con su hermano Manuel, se encargó de todo el papeleo burocrático. Un trabajo muy doloroso, ya que no pudieron estar en sus últimas horas de vida y tampoco organizar el funeral al que habrían acudido muchos amigos, ya que Falcó era un hombre muy querido.

La hija era su acompañante habitual en actos relacionados con el Círculo Fortuny e incluso en los premios de gastronomía organizados por la revista 'Elle'. En los últimos eventos no perdía de vista a su padre y estaba pendiente de él. El año pasado, por decisión propia, dejó de trabajar con Griñón en las bodegas y en el campo. Continuaba colaborando en otros proyectos como el Fortuny, que se creó para unir marcas culturales y creativas españolas de prestigio y promover su globalización.

La llegada de Esther Doña a la vida de su padre cambió muchas cosas en el plano laboral pero no en el personal. Con su padre se reunía a menudo para comer e intercambiar opiniones. La relación con Doña era educada y poco más.

Xandra Falcó, marquesa de Mirabel, título heredado de su abuela Hilda Fernández de Córdoba, es desde que murió su padre la receptora del legado de unidad familiar del marqués de Griñón.

Carlos Falcó
El redactor recomienda