Ana Obregón, "un pozo de tristeza" tras 4 meses sin su hijo Álex
  1. Famosos
EL RECUERDO QUE HA COMPARTIDO EN REDES

Ana Obregón, "un pozo de tristeza" tras 4 meses sin su hijo Álex

"Porque el cordón umbilical que une a una madre y a un hijo no lo puede separar nada. Ni la muerte", ha escrito en redes sociales...

Foto: Ana Obregón, "un pozo de tristeza" tras 4 meses sin su hijo Álex
Ana Obregón, "un pozo de tristeza" tras 4 meses sin su hijo Álex

Para Ana Obregón, cada día sin su hijo Álex se convierte en un camino de piedras difícil de ser atravesado. Este domingo 13 de septiembre se cumplen cuatro meses del fallecimiento del joven a consecuencia de un cáncer.

En fechas como estas, que marcan aún más el recuerdo de la tragedia, a Ana Obregón le invade aún más si cabe un sentimiento de nostalgia desbordante.

[LEA MÁS: Ana Obregón comparte emocionada un vídeo con momentos de la infancia de Álex]

Esta vez, la presentadora ha recordado un feliz momento que vivió hace 6 años con su hijo, tal y como ella misma ha contado en una publicación de su cuenta de Instagram. Un momento que quedó inmortalizado en una preciosa fotografía que también ha querido mostrar y en la que ella y su hijo aparecen radiantes de felicidad.

"Hace seis años que hicimos esta foto. Te acabas de graduar de dos carreras en una de las Universidades más prestigiosas del mundo: La Universidad de Duke. Tu felicidad y mi orgullo de ese momento jamás lo olvidaré. Cuatro meses después, convertida en un pozo infinito de tristeza, sé que algún día nos volveremos abrazar y a sonreír. Volveremos a vivir. Aquí o allí. Siempre juntos. Porque el cordón umbilical que une a una madre y a un hijo no lo puede separar nada. Ni la muerte".

Ana Obregón, junto a Álex. (IG)
Ana Obregón, junto a Álex. (IG)

Ana Obregón está atravesando un duro duelo. En el proceso, la presentadora expresa de vez en cuando sus sentimientos, como ha vuelto a hacer ahora, una vez más, en sus redes sociales. Es a través de este canal donde recibe miles de muestras de cariño de amigos y de desconocidos que la admiran y le desean lo mejor. Un apoyo que ella misma ha confesado que, de algún modo, alivia algo, por poco que sea, su inmenso dolor.

Ana Obregón Álex Lequio
El redactor recomienda