Isabel Pantoja se enfrenta a su hijo por la herencia ("nunca venderé Cantora")
  1. Famosos
FINCAS

Isabel Pantoja se enfrenta a su hijo por la herencia ("nunca venderé Cantora")

La finca fue el legado que les dejó Paquirri a su mujer y a su hijo pequeño. Kiko Rivera cree que su venta le permitiría empezar de cero, pero su madre se niega en redondo

placeholder Foto: Isabel Pantoja, durante un concierto en Aranjuez. (Getty)
Isabel Pantoja, durante un concierto en Aranjuez. (Getty)

Para Isabel Pantoja, la finca Cantora ha sido siempre su refugio. Si la frase “no me vais a grabar más” forma parte de su histórico mediático, la afirmación “nunca venderé Cantora”, lo es de su patrimonio vital. La recibieron ella y su hijo como herencia de Paquirri. La cantante es propietaria del 52,40 por ciento y Kiko Rivera del 47,60. Sin la conformidad de ambos no es posible la negociación en el caso de que uno de ellos quisiera venderla. La cuestión es que para el hijo sería una manera de empezar de cero, aunque en estos momentos la relación con su madre es complicada.

En uno de sus mensajes en Instagram echa más leña al fuego en este conflicto: “ojalá estuvieras aquí, papá. Nada de esto estaría ocurriendo. Tengo miedo a encontrarme con la verdad”. Y continúa “si ellos no supieron respetar tu voluntad, si está en mi mano, juro por Dios que lo haré”. Este alegato aparentemente contra su madre tiene el trasfondo de la venta de Cantora.

Una de las posibilidades sería que Pantoja le comprara su parte, pero este proceso es poco viable aunque en estos momentos la cantante tiene recursos económicos por su contrato millonario con Mediaset. La cuestión es emocional y vuelve su afirmación: “este campo no se vende”.

Cantora fue el paraíso del matrimonio y acabó con la muerte del torero. Hasta 15 años después, Isabel Pantoja no volvió al que ahora es el único lugar donde sabía que estaba a salvo de miradas indiscretas. Cuando llegaron los peores días por el caso Malaya y la posterior sentencia condenatoria, la finca era para ella lo mismo que Tara para Escarlata O’Hara en 'Lo que el viento se llevó'. Según ha declarado en varias ocasiones, es una de sus películas preferidas “que no me cansaré de ver”.

Foto: Kiko Rivera, en una imagen de archivo. (Getty)

Uno de los pocos momentos en que abandonó su campo inexpugnable fue el tiempo que duró la promoción de su disco 'Hasta que se apague el sol', hace tres años. La gala la organizó Universal en el Teatro Carlos III de Aranjuez y una vez que acabó volvió al piso de Menéndez Pelayo que también pagaba la compañía de discos. Una vez que acabó la promoción abandonó el domicilio madrileño y volvió a la finca de Medina Sidonia, el lugar donde vive con su madre y con el hermano Agustín. Y de allí no piensa salir salvo para cuestiones profesionales.

Ahora, la posible venta de Cantora ha vuelto a actualizarse por los desencuentros de Isabel Pantoja con su hijo Kiko. El dj está en mala situación emocional y económica, como él mismo explicó en el programa 'Sálvame'. A raíz de esa aparición televisiva la madre le reprochó (también públicamente) sus quejas y sus lamentos. La consecuencia ha sido un enfado monumental por parte del hijo y el recuerdo de cómo la ayudó económicamente cuando la situación de Pantoja por el blanqueo de capitales era delicada con parte de su patrimonio embargado. Ahora Kiko quiere solucionar su vida y la venta de Cantora podría ser la solución.

Cantora era la joya de la corona y lo sigue siendo. Para el hijo es una especie de saco sin fondo, considera que su madre debería vender la finca que en su día tuvo un precio de tasación para subasta de cuatro millones y pico de euros. Este dato está referido a mayo de 2019 y en estos momentos, según explicaciones de Isabel Pantoja, no hay peligro de perderla por impagos.

Isabel Pantoja Kiko Rivera