Paloma Cuevas toma las riendas: actualiza sus cuentas y se lleva una alegría
  1. Famosos
EMPRESAS

Paloma Cuevas toma las riendas: actualiza sus cuentas y se lleva una alegría

La empresaria empieza a afrontar su nueva vida tras el divorcio (pendiente de firma) de Enrique Ponce. Su negocio de mobiliario infantil también 'resucita' y remonta en cifras

Foto: Paloma Cuevas, en una imagen de archivo. (Getty)
Paloma Cuevas, en una imagen de archivo. (Getty)

La vida privada de Paloma Cuevas ha sido materia informativa a lo largo de este año 2020 tan singular. Con la pandemia, la ruptura de una de las parejas modélicas del 'show business' español ha sido otro de los ingredientes de esta distopía narrativa en la que seguimos viviendo. Cuevas no ha querido convertir su vida en un circo y poco a poco el interés está decayendo, lo que permite curar las heridas y centrarse en el futuro. La vida sigue, y en el plano profesional acaba de dar señales de ello.

"En 2011 Susana Gil y Paloma Cuevas inauguraron un nuevo espacio Piccolo Mondo® en Madrid, en la calle Ayala 43, en pleno barrio de Salamanca, que tuvo una magnífica acogida. Nuestra adaptación a nuevos mercados y necesidades ha hecho evolucionar nuestra oferta creando un catálogo más amplio de productos para cada colección, además, cómo no, de todos nuestros diseños personalizados para cada cliente. Nuestra meta: hacer realidad tus sueños". En la web de Piccolo Mondo se cuentan los orígenes del negocio de mobiliario infantil de Paloma Cuevas, en pleno barrio de Salamanca. Cuevas se alió con una empresaria del sector y desde entonces han convertido su tienda en uno de los referentes en el mundo del mueble infantil y juvenil, decoración y complementos.

La exmujer de Enrique Ponce administra la tienda desde su empresa Babycari SL. La sociedad no daba señales de 'vida financiera' desde hacía un par de años, pero en estas últimas semanas está poniéndose al día, permitiéndonos ver cómo le ha ido a Cuevas con el único negocio que tiene al margen de su vida de casada. El pasado mes de octubre se procedió a la reapertura de su hoja registral y también se han actualizado sus números.

Según los datos facilitados por la propia sociedad, en el ejercicio 2019 la tienda facturó medio millón de euros, aunque sus beneficios se quedaron en 10.370 euros. La cifra es significativamente mejor que la que cosecharon en 2018, cuando cerraron con 25.000 euros de números rojos. La empresa declara tener tres empleadas y dos préstamos concedidos, uno de 310.000 euros y otro de 280.000 euros.

Con Ponce

No es el único negocio en el que Paloma Cuevas ha podido aplicar sus estudios de Empresariales. Enrique Ponce ha invertido el dinero que ha ganado en los toros a lo largo de estos años y cuenta con varias empresas dedicadas a la gestión de alquileres en las que aparece como apoderada también su (futura) exmujer. Ponce es propietario de varios locales comerciales y naves en Úbeda, Villacarrillo, Torremolinos o Fuengirola que alquila a otros empresarios. Los locales albergan negocios tan dispares como una discoteca o un supermercado.

placeholder Paloma Cuevas y Enrique Ponce, en el Masters de Tenis de Madrid. (Getty)
Paloma Cuevas y Enrique Ponce, en el Masters de Tenis de Madrid. (Getty)

La gestión de estos alquileres se lleva a cabo a través de diversas sociedades. C P M Building, por ejemplo, dedicada a la compra, venta y explotación de bienes inmuebles, cuenta con un activo de más de cuatro millones de euros y en el último ejercicio del que hay constancia registró unos beneficios de 82.000 euros. Un 'subidón' respecto al año anterior, cuando perdió cerca de 700.000 euros. Paloma Cuevas aparece como apoderada, aunque fuentes cercanas matizan que es un mero adjetivo legal y que no gestiona ni está involucrada en estas empresas.

La misma situación se reproduce en Sucesores de Benito Zoido, dedicada a la producción agrícola pero también a la explotación de inmuebles tanto rústicos como urbanos. Esta empresa, que tiene su sede en Jaén, cerró 2018 con pérdidas superiores a los 185.000 euros. Pérdidas que se repiten en Cetrina SL., la empresa que gestiona la fabulosa finca en Jaén y a través de la que Cuevas y Ponce pusieron en marcha la venta de un aceite de oliva virgen extra de alta calidad. Cuevas es igualmente apoderada de esta sociedad.

Foto: Paloma Cuevas y Enrique Ponce. (Getty)

El producto se comercializa a través de su propia web y de El Corte Inglés, a 19,80 euros la botella de 500 ml. Los resultados de la empresa, sin embargo, no son buenos. En 2018 perdió 324.136 euros, lo que dispara casi un 90% las pérdidas respecto a 2017, cuando se dejó 39.000 euros. El informe de cuentas advierte de la viabilidad de la compañía en uno de sus apartados: "A 31 de diciembre de 2018, las pérdidas acumuladas han dejado reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social de la Sociedad. En este sentido, la Ley de Sociedades de Capital establece que deberá disolverse la Sociedad cuando las pérdidas dejen reducido el patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que este se aumente o se reduzca en la medida suficiente y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso".

Con el divorcio a punto de firmarse, es probable que el nombre de Paloma desaparezca de alguna de estas empresas, pero eso es materia del próximo capítulo.

Paloma Cuevas
El redactor recomienda