Sergio Ramos y Pilar Rubio: sin multa por la tala de árboles en su casa de La Moraleja
  1. Famosos
INMOBILIARIA

Sergio Ramos y Pilar Rubio: sin multa por la tala de árboles en su casa de La Moraleja

El futbolista y la presentadora recurrieron la sanción de Alcobendas por 'cargarse' presuntamente decenas de ejemplares centenarios. Aún está "pendiente de sentencia"

Foto: Sergio Ramos y Pilar Rubio. (Cordon Press)
Sergio Ramos y Pilar Rubio. (Cordon Press)

En verano de 2017, Sergio Ramos y Pilar Rubio aprovecharon una ganga de un embargo para comprar una casa en la mejor zona de La Moraleja. Pagaron millón y medio por un inmueble que estaba valorado en más del doble, y empezaron a soñar. El proyecto consistió en tirar abajo la casa antigua y dibujar de cero una moderna mansión de líneas blancas completamente adaptada a su estilo de vida: moderna, con espacio para todos, tecnológica y pura luz. Aunque la pandemia tuvo parada la obra un tiempo, la ilusión de la familia y su implicación personal en el que va a ser su nuevo hogar pudo con todo y parece que estarán viviendo allí por fin en primavera.

Como se lo pueden permitir, han incluido todo tipo de lujos. Domótica, piscina climatizada, zona de gimnasio y un espacio personalizado para cada uno. De hecho, ya han empezado a trasladar algunos enseres, como los aparatos de gimnasia con los que se entrenan tanto el capitán del Real Madrid como la colaboradora de 'El hormiguero'. El periodista Saúl Ortiz desveló hace poco con cierta sorna que la casa de Ramos y Rubio competirá en lujo con Villa Meona, la mansión de Isabel Preysler en Puerta de Hierro, por estar equipada con hasta 20 cuartos de baño frente a los 13 de la filipina, algo que no hemos podido contrastar.

El dato quizá salga a relucir en la refriega del fútbol, cuando Ramos vuelva a los campos de juego (ahora está lesionado), aunque a estas alturas el central del Madrid ya tiene la piel de acero. El jugador tiene especial ilusión por esta casa, ha supervisado personalmente las obras de un inmueble que escenifica su triunfo vital (y no estamos hablando solo de los campos de fútbol). El jugador blanco acudía con frecuencia a la obra para supervisar los detalles. De hecho, el edificio ya estaba bastante adelantado en febrero del año pasado, cuando el programa 'Ya es mediodía' emitió unas imágenes de la casa, pero la crisis del coronavirus pisó el freno a sus proyectos. Entonces aún les quedaba por acabar la parte exterior, el jardín, quizá también el que más dolores de cabeza les ha dado.

Foto: Sergio Ramos. (Getty)

A mediados de julio de 2019, el Ayuntamiento de Alcobendas aprobó en un pleno extraordinario y por unanimidad sancionar con 250.000 euros a la empresa Aguileña de Inversiones, la sociedad a través de la que Ramos adquirió esta casa en La Moraleja. El motivo de la sanción era la tala de entre 50 y 90 ejemplares de encinas, pinos y chopos, muchos de ellos centenarios y de gran tamaño, en las obras que estaban realizando en la casa. Además del dinero, la empresa también debía plantar el triple de ejemplares cortados, poniendo a disposición del Consistorio los árboles para su plantación en las zonas verdes que estimaran oportunas los servicios municipales.

Aunque la noticia salió la tarde de un viernes en mitad de la canícula, todos los medios se hicieron eco de la presunta infracción. Las fotos aéreas de la finca, de 14.716 metros cuadrados, mostraban cómo había cambiado su aspecto: el arbolado que antes ocupaba 11.966 metros cuadrados (el 81%) se había reducido a unos 5.900 (el 41%). Al parecer, fueron los vecinos quienes alertaron al Ayuntamiento de la presunta masacre ecológica, siendo regidor aún Ignacio García de Vinuesa (PP). Ellos tomaron fotos y aportaron pruebas al Consistorio, que ya en enero de 2019 comenzó los trámites para sancionar a la empresa de Ramos.

A día de hoy, ni la sanción económica ni la ecológica se han hecho efectivas, como comentan los vecinos de la zona a Vanitatis. "Aquí no se han plantado árboles ni se ha hecho nada de nada", se quejaba uno de ellos en un reportaje anterior. Según publicó 'La Información', los abogados del futbolista intentaron recurrir la sanción primero en un pleno extraordinario del Ayuntamiento celebrado en otoño, que fue rechazado por todas las fuerzas políticas de Alcobendas. Y después por la vía contencioso-administrativa en enero de 2020, un proceso que... ahí sigue.

Foto: Pilar Rubio y Sergio Ramos, en su viaje de novios. (@pilarrubio_oficial)

El asunto pasó de Medio Ambiente a los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Alcobendas. Aguileña de Inversiones interpuso su reclamación en enero, pero luego llegó la pandemia y los plazos judiciales se ralentizaron. En verano, el contencioso estaba pendiente de que el Ayuntamiento formalizara "la oposición a la demanda formulada por la sociedad", según explicaron a Vanitatis desde el Consistorio de Alcobendas. Y a día de hoy, está "pendiente de sentencia".

Mientras tanto, la sanción está suspendida cautelarmente, y Ramos y su familia ya sueñan con mudarse a ese nuevo hogar en el que, por cierto, estarán blindados ante la curiosidad ajena gracias a un equipo de seguridad de última generación y unos muros cada vez más altos.

Sergio Ramos Pilar Rubio