Logo El Confidencial
NOTICIAS

Los secretos nunca contados de Julio Iglesias

La visita de Julio Iglesias a Colombia para ofrecer un concierto en el país sudamericano ha deparado más sorpresas que las que se pueden esperar de

Foto: Los secretos nunca contados de Julio Iglesias
Los secretos nunca contados de Julio Iglesias
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La visita de Julio Iglesias a Colombia para ofrecer un concierto en el país sudamericano ha deparado más sorpresas que las que se pueden esperar de un concierto del ex jugador del Real Madrid. El pasado siempre vuelve, y en este caso lo ha hecho en forma de revelaciones por parte de un ex colaborador. El diario bogotano El Tiempo, perteneciente al grupo editorial español Planeta, publicaba el pasado fin de semana algunas intimidades del cantante narradas por Fernán Martínez, antiguo manager de Iglesias, de su puño y letra.

    “El ya no canta por dinero. Lo hace por placer”, asegura Martínez, que cifra la fortuna del crooner en unos 1.000 millones de dólares (casi 700 millones de euros). Martínez, artífice también del éxito internacional de su compatriota Juanes, desvela algunas de las propiedades inmobiliarias del cantante: “Es el dueño de la tercera parte de Punta Cana (República Dominicana), incluido el aeropuerto, tiene una bella finca de 230 hectáreas en las colinas de Marbella, desde donde se ve la costa africana” y una casa en la isla de Indian Creek, en Miami.

    Y no sólo eso: según asegura Martínez, “en España está construyendo urbanizaciones de lujo y tiene una isla entera en Bahamas. Su avión vale 45 millones, su cava de vino no la vende por menos de 30 millones de dólares y en una bodega de Miami guarda sus dos Rolls Royce azules”.

    Martínez mantiene con los Iglesias una dilatada relación en el tiempo en la que el amor y el odio han desempeñado papeles parejos. Tras trabajar para Julio durante años, produjo en EE.UU. El Show de Chabeli, un programa efímero que es uno de los pocos empleos estables que se le recuerda a la hermanastra mayor de Tamara Falcó.

    Sin embargo, la relación con Julio se agrió sobre todo tras la decisión de Martínez de lanzar a su hijo Enrique como cantante. El más pequeño de los hijos del cantante con Isabel Preysler, en cualquier caso, quiso volar libre en un momento dado, cuando dio el salto al mercado anglosajón, y eso le valió una demanda por 4,5 millones de dólares por comisiones no pagadas.

    Las estancias de los Clinton en una de sus casas en Punta Cana o las conversaciones de la actual precandidata presidencial estadounidense con Miranda sobre sus respectivas proles también son puestas negro sobre blanco por Martínez, que compara los enfrentados intereses políticos en España de Iglesias, donde apoya al Partido Popular, y en EE.UU., donde no oculta sus simpatías por los demócratas y, según el ex manager, podría cantar en la próxima ceremonia de posesión (siempre que resulte Hillary elegida, claro).

    Las intimidades desveladas por Martínez llegan al cuarto de baño (recoge unas supuestas declaraciones del cantante en las que afirma que “me da pena hacer pipí en casas ajenas) e incluso a algo tan delicado como la salud: ni corto ni perezoso, explica que “siempre lleva un tubito de plástico con tres pastillas y un número de teléfono que le dio [el cardiólogo español] Valentín Fuster. Todas las mañanas, cuando Iglesias nada en el delicioso mar frente a su casa de República Dominicana, alguien en la orilla le guarda el tubito”.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios