Estíbaliz Pereira es la nueva Miss España
  1. Noticias
NOTICIAS

Estíbaliz Pereira es la nueva Miss España

Ya lo pronosticaban las propias misses. Este año el jurado lo iba a tener complicado para poner nombre y rostros a la nueva reina de la

placeholder Foto: Estíbaliz Pereira es la nueva Miss España
Estíbaliz Pereira es la nueva Miss España

Ya lo pronosticaban las propias misses. Este año el jurado lo iba a tener complicado para poner nombre y rostros a la nueva reina de la belleza española. Sin embargo, como no podía ser de otra forma, los jueces han desempeñado su cometido y ya tenemos nueva Miss España. Su nombre es Estíbaliz Pereira y es la representante de la provincia de A Coruña, una candidata que muchas de sus compañeras posicionaban como ganadora en las quinielas.

Estíbaliz, una joven estudiante de Administración y dirección de empresas de 22 años, ha sido coronada en una gala celebrada en el Cancún Center que comenzó pasadas las diez de la noche hora local. En el espectáculo, en el que se presentaron la cantante Pastora Soler y el grupo BNK, se conjugaron los desfiles de las misses con las danzas tribales provenientes de las tierras que han acogido estos días a toda la comitiva de Miss España.

Sandra Barneda y Luis Muñoz han sido los encargados de conducir una gala que, al igual que la pregala, no ha dejado indiferente a ninguno de los asistentes. Las candidatas han ido reduciéndose paulatinamente a lo largo de un concurso en el que primero fueron veinte las que permanecieron sobre el escenario. Incluida en esa lista Patricia Alfonso, Miss Zaragoza, que tuvo la mala pata -y nunca mejor dicho- de tropezar en su estreno encima del escenario de Miss España 2009.

Pese a ese tropezón, y las lágrimas que se le escaparon, fue una de las veinte primeras finalistas, un momento en el que también nombraron a la ganadora de Miss Simpatía, que fue Ara Jurado, Miss Córdoba. Y Miss Elegancia fue Carmen Laura García, Miss Granada. Tras los nombramientos, el grupo se redujo a doce, y Patricia Alfonso cayó de la lista.  En esta fase las elegidas fueron Miss A Coruña, Asturias, Barcelona, Cáceres, Córdoba, Guipúzcoa, Granada, Jaén, Málaga, Murcia, Sevilla y Tenerife. Pero sólo podía haber seis finalistas y una ganadora, y en el salón las apuestas y las quinielas ascendían por minutos como si de un casino se tratase.

A Coruña lloraba al pronunciar sus primeras palabras como una de esas seis. Entre las otras cinco, Miss Córdoba hablaba de su familia, que se ha quedado a medio día de avión de estas tierras y Alejandra Echevarría, Miss Jaén destacaba lo feliz que se sentía, y que el recibimiento en México había sido “calurosamente bonito”.  

Por su parte, Miss Granada se aprendió el discurso de memoria, pero los nervios, que siempre son traicioneros, le jugaron una mala pasada y repitió agradecimientos a la ciudad de Cancún, lo que no está de más si tenemos en cuenta que llevan desde el día 6 de julio en el hotel Grand Oasis de la ciudad mexicana, situada en el estado de Quintana Roo.

Pero no fue la única. Melania Santiago, Miss Málaga, directamente comenzó su discurso con un “¡huuy… perdón!” para valorar unos instantes después este tiempo en México como un sueño. La última finalista, otra andaluza, Fátima Jiménez, Miss Sevilla. Ni más ni menos que cinco han sido las bellezas andaluzas que se han colado entre las seis finalistas.

El disgusto le ha llegado a la sevillana cuando, tras la votación, le colocaron la banda que la nombraba Segunda dama de honor en un empate con Miss Jaén. Por desgracia para ella, Javier de Montini, presidente del jurado, había otorgado una puntuación más elevada a Jaén, por lo que, como el voto del presidente sirve como desempate en caso de producirse la coincidencia, Miss Jaén se quedó con el tercer puesto y se puso la banda que literalmente le quitaron a Miss Sevilla, que mantuvo la compostura en todo momento.