Logo El Confidencial
NOTICIAS

Los Príncipes le roban protagonismo a Shakira

Cada vez es más común ver a los príncipes de Asturias disfrutando de actividades lúdicas que no forman parte del entramado oficial. La última ocasión: el

Cada vez es más común ver a los príncipes de Asturias disfrutando de actividades lúdicas que no forman parte del entramado oficial. La última ocasión: el viernes por la noche. Felipe y Letizia dejaron a Leonor y Sofía en casa y, como dos espectadores más, acudieron a ver el concierto que Shakira ofreció en el Palacio de los Deportes de la capital, ante más de 18.000 seguidores.

La pareja llegó al recinto con un grupo de amigos- que bien podrían ser sus guardaespaldas- cuando faltaba muy poco para que el espectáculo diera comienzo, y se ubicaron en las gradas situadas en la parte izquierda del escenario. El público asistente, al percatarse de su presencia, empezó a aplaudir y a señalar constantemente el punto exacto donde la pareja se encontraba, a lo que el matrimonio respondió con saludos constantes y muy sonrientes sabiendo que su sorpresiva presencia. Sin planteamiento previo, la pareja real se convirtió en la gran protagonista de la noche, algo que pareció no molestar a la cantante colombiana que agradeció su asistencia. "Tengo el honor de contar hoy con la presencia de los Príncipes de Asturias", gritó a mitad de su actuación, que despertó los aplausos tanto del público como de los protagonistas.

A partir de la quinta canción (La Tortura, el tema que Shakira interpretó hace unos años junto a Alejandro Sanz) los Príncipes se levantaron de sus localidades y no tuvieron reparo en contonearse delante de los asistentes, ni tan poco en ser retratados por los fans de la colombiana, convertidos en paparazis improvisados. Quizá, tanto bailecito responda a una nueva estrategia de imagen de la Primera Familia para potenciar la cercanía con el pueblo de los llamados a ser reyes de España.

Para sorpresa de muchos, los Príncipes de Asturias no dejaron en todo momento de prodigarse en mimos y en demostraciones de afecto y cariño, a tenor del testimonio gráfico de la cita, algo que no suele ser muy común en ambos. De hecho, hubo más de un beso entre ellos durante todo el concierto. Pero, lo que sin duda más llamó la atención a los allí presentes fue lo incombustible que puede llegar a ser Letizia. Cuando el primogénito de los Reyes decidió sentarse para descansar, ella siguió bailando sin parar como ya ha hecho en algunos otros conciertos a los que ha asistido sin su marido.

En esta ocasión, su presencia no ocasionó molestias entre el público como hace unas semanas durante el recital de Bon Jovi, donde algunos ciudadanos de apie que habían pagado su entrada tuvieron que cambiar su localización debido a la improvista llegada de la princesa. Nada más terminar el macro concierto de la colombiana, los Príncipes se levantaron de sus localidades y salieron por la puerta mientras los allí congregados seguían bailando el Waka Waka que había cantado Shakira como colofón final al concierto. Lo que no se supo fue si los príncipes pusieron rumbo a La Zarzuela o esa salida se prodigó hasta altas horas de la madrugada.
 

Noticias relacionadas

- Los Príncipes, besos a ritmo del Waka Waka

- Felipe: “Quiero estar con mis hijas a la hora de la cena y del baño”

- Los príncipes de Asturias reciben al Papa en Santiago de Compostela

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios