De David Bisbal a Nacho Vigalondo: por el Twitter muere el pez
  1. Noticias
NOTICIAS

De David Bisbal a Nacho Vigalondo: por el Twitter muere el pez

Esta es la historia de cómo las redes sociales pueden cambiar totalmente el rumbo profesional de cualquier persona que se atreva a polemizar con sus comentarios.

placeholder Foto: De David Bisbal a Nacho Vigalondo: por el Twitter muere el pez
De David Bisbal a Nacho Vigalondo: por el Twitter muere el pez

Esta es la historia de cómo las redes sociales pueden cambiar totalmente el rumbo profesional de cualquier persona que se atreva a polemizar con sus comentarios. Sin ir más lejos: Álex de la Iglesia y Nacho Vigalondo, ambos reconocidos directores de cine, se han visto en lo alto de la picota informativa por sus declaraciones en Twitter, lo que les ha servido a ambos de motivo de escarnio público. Tanto para bien como para mal.

El todavía presidente de la Academia de Cine de España presentaba recientemente su dimisión como máximo exponente de esta institución al conocer de primera mano la versión de los usuarios de Twitter sobre la Ley Sinde, una decisión no exenta de polémica y de reproches por parte de sus compañeros, entre ellos la ministra -que además es, o era, amiga- e Icíar Bollaín, vicepresidenta de la Academia.

En el caso del director de Los Cronocrímenes, lo ocurrido ha sido mucho más dramático. “Ahora que tengo más de cincuenta mil followers y me he tomado cuatro copas de vino, podré decir mi mensaje: ¡El Holocausto fue un montaje!”, escribió. Un comentario que no gustó nada en la Red, por lo que terminó con su despido por parte de El País, que le había contratado para una gran campaña de publicidad.

Pero, además, durante estos días, David Bisbal también la ha liado en Twitter a raíz del siguiente comentario sobre la situación que se vive actualmente en Egipto: “Nunca se han visto las pirámides tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta”, escribía el cantante que no podía ni imaginar la que se iba a organizar segundos después. Los tuiteros aprovecharon esta peculiar forma de abordar el tema y comenzaron a lanzar mensajes, despiadados en ocasiones, entre la sorna y la crueldad.

Amigo del cantante de Almería es Alejandro Sanz, que ya ha tenido más de un disgusto gracias a la red social, por la que otra amiga en común, la actriz Eva Longoria, hacía oficial su separación de Tony Parker. El madrileño se las veía con aquellos que están totalmente en contra de la Ley Sinde, que el cantante ha defendido con ahínco a través de este medio. Además, hace unos meses sufrió un episodio similar con el piloto Jorge Lorenzo, a quien recriminó no haber exhibido la camiseta de la selección tras ganar el Gran Premio de Cataluña, levantado una gran polvareda no exenta de controversia.

Sea como fuere, está visto que ni el tiempo de meditación que otorga la forma de comunicación escrita es suficiente para medir las palabras, que se escapan con fuerza por la boca y las manos. Pero algo ha cambiado durante los últimos tiempos. Nadie habla. Todos tuitean . Y es por ahí, por el Twitter,  donde muere el pez.

Noticias relacionadas

 

- El País despide a Nacho Vigalondo por sus comentarios en Twitter sobre el Holocausto

- ‘La crisis de Egipto según Bisbal’ revoluciona Twitter

- Nacho Vigalondo convulsiona la red por unos chistes sobre el Holocausto nazi

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Twitter Ángeles González Sinde Nacho Vigalondo Álex de la Iglesia