Logo El Confidencial
NOTICIAS

El cura la 'lía' en la boda de Juan Manuel de Prada

Se suponía que iba a ser un día feliz, pero finalmente fue una boda extraña. No hubo ni arroz ni pétalos para festejar la salida del

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Se suponía que iba a ser un día feliz, pero finalmente fue una boda extraña. No hubo ni arroz ni pétalos para festejar la salida del escritor Juan Manuel de Prada y su mujer, María Cárcaba, después de darse el 'sí quiero' en la céntrica Iglesia de San Ginés en Madrid.

    Según los testigos, el cura salió a recriminar su actitud a los fotógrafos que se habían agolpado desde primera hora de la tarde frente al templo. No les permitió hacer su trabajo, incluso poniendo la mano en los objetivos de las cámaras en varias ocasiones, ni tampoco les autorizó a quedarse en las escaleras de la iglesia ya que, según el religioso, se trataba "de un lugar privado”.

    Esta situación tan embarazosa ocasionó que los recién casados, con semblante serio, se montasen a toda prisa en el coche negro de época que les estaba esperando a las puertas de San Ginés para llevarles al Casino de la calle Alcalá, a poco más de 700 metros de distancia.

    Esta accidentada aparición de la pareja ante los paparazzi, que se encontraban en plena calle Arenal, fue la primera aquella tarde, ya que no hicieron su entrada de rigor por la puerta principal, sino que utilizaron la trasera para evitar los flashes de las cámara, lo que hizo pensar que la novia se había cambiado dentro de la iglesia.

    Entre los numerosos invitados se encontró Paloma Segrelles, que fue testigo de cómo Cárcaba, con un vaporoso vestido de Covadonga Plaza, daba el 'sí quiero' a De Prada. 

    Anuncio de boda sorpresa

    Los recién nombrados marido y mujer anunciaron su boda por televisión. Juan Manuel de Prada declaró a la audiencia de Lágrimas de lluvia,  su programa en Intereconomía TV, que se casaba con su compañera de espacio, María Cárcaba, con la que llevaba tres años de relación.

    La joven nació en Asturias y es once años más joven que el escritor, ganador de un Premio Planeta en 1997 (41 y 30 años respectivamente), un dato que supone una simple anécdota para la feliz pareja.

    No ha sido la primera boda del escritor. De Prada ya pasó por el altar con María José Casaseca, documentalista del diario ABC, con quien estuvo siete años y de la que logró la nulidad para poder volverse a casar por la iglesia. 

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    7 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios