Aparece por sorpresa un quinto hermano para las hermanas Koplowitz
  1. Noticias
NOTICIAS

Aparece por sorpresa un quinto hermano para las hermanas Koplowitz

La aparición de un supuesto hermano de las Koplowitz que habría solicitado las pruebas de paternidad para exigir por ley el apellido y lo que pueda

La aparición de un supuesto hermano de las Koplowitz que habría solicitado las pruebas de paternidad para exigir por ley el apellido y lo que pueda corresponderle por herencia, se ha convertido en una historia rocambolesca con una demanda por medio y una orden de exhumación para cotejar el ADN de los restos mortales del progenitor, Ernesto Koplowitz Sternberg, que murió hace más de cuarenta años. 

El peticionario habría presentado en varias ocasiones sus reivindicaciones legales aportando una documentación que hasta ahora no había sido admitida en ningún juzgado porque se suponía que no era concluyente. Ahora, en cambio, parece que sí se ha tenido en cuenta y de ahí la solicitud de este hombre de nombre Carlos y que tendría una edad cercana a los cincuenta años.

Para instruir una causa relacionada con la reivindicación de paternidad es necesario acreditar la relación entre los padres con datos, testigos y todo aquello que pueda servir para demostrar que efectivamente hay un nexo de unión.

El problema que se ha derivado de la publicación de la noticia en El País fue la denuncia interpuesta en el juzgado de guardia de Plaza de Castilla el pasado martes por el primogénito de la saga, Ernesto Koplowitz Amores, que consideraba que se había atentado contra su identidad familiar y genética. En dicha información, hubo un trueque de nombres y Ernesto se consideró aludido como supuesto demandante de la prueba de paternidad, además de cuestionar la relación de pareja de su madre Isabel Amores Herrera “de la que supuestamente nacieron Ernesto e Isabel Clara” (decía El País) con el padre de Alicia y Esther.

El caso es que esa confusión ha creado un total malestar en las familias de las empresarias y del propio Ernesto Koplowitz Amores, que asegura estar dispuesto “a todo porque alguien a quien llamaré señor X quiere confundir a la opinión pública y hacer daño”.

Según ha podido saber Vanitatis, las hermanas Koplowitz no tienen intención de responder a ninguna cuestión que tenga que ver con este tema. Es de sobra conocida su animadversión a que sus nombres aparezcan en la prensa por asuntos alejados de sus empresas o sus fundaciones. La discreción es su lema de vida.

Pero lo que sí parece claro es que alguien ha interpuesto esa demanda de paternidad y que los restos del patriarca fueron trasladados al instituto anatómico forense de la Ciudad Universitaria de Madrid. Pero incluso este dato tampoco está claro, como aseguró Ernesto Koplowitz a Vanitatis. “Yo entiendo que como hijos y descendientes directos deberían habernoslo comunicado. Tengo un domicilio conocido y se me puede localizar. Además, Alicia me contó en su día que habían sacado los restos de nuestro padre del cementerio de La Almudena y que los habían incinerado, para más tarde trasladarlos a la cripta del panteón familiar”.

Alicia Koplowitz Esther Koplowitz