Logo El Confidencial
NOTICIAS

Los cuatro escándalos de la familia Ortiz Rocasolano

La noticia de la imputación, conocida este mismo martes, del padre, la tía y la abuela paterna de la princesa de Asturias por un presunto delito de alzamiento de

Foto: Los cuatro escándalos de la familia Ortiz Rocasolano
Los cuatro escándalos de la familia Ortiz Rocasolano

La noticia de la imputación, conocida este mismo martes, del padre, la tía y la abuela paterna de la princesa de Asturias por un presunto delito de alzamiento de bienes, ha vuelto a colocar en la primera plana de la actualidad informativa a la familia Ortiz Rocasolano. No es la primera vez que los nombres de Menchu Álvarez del Valle, Jesús Ortiz, Henar Ortiz, Paloma Rocasolano o Telma Ortiz tienen el dudoso honor de acaparar titulares por actividades que poco pueden enorgullecerles.

El último de los escándalos protagonizados por un familiar de doña Letizia ha sido precisamente la referida imputación de su abuela paterna. Esta decisión venía motivada por la Fiscalía de Asturias, que apreció delitos de alzamiento de bienes en varias maniobras contables con las que tanto ella como sus dos hijos, Jesús y Henar, pretendían preservar la casa familiar de Sardéu (Ribadesella) de un embargo que tenía como objetivo hacer frente a las deudas contraídas tiempo atrás por Henar Ortiz, cifradas en 22.000 euros, supuestamente por el alquiler de los locales que le sirvieron para abrir sus tiendas de decoración, hoy ya cerradas.

Las deudas de Telma Ortiz

Al margen de que tanto Menchu como Henar y Jesús han de rendir cuentas ante la justicia, lo cierto es que su imputación por alzamiento de bienes no es el único caso de insolvencia en la familia Ortiz. Caben recordar las deudas que en su día contrajo la hermana de la princesa, Telma Ortiz, tanto con una treintena de medios de comunicación tras perder su demanda cósmica como con una modista catalana que, según adelantó Vanitatis, le acusó de deberle un vestido y unos stilettos que lució en una de las fiestas previas a la boda de Letizia y que no tuvo a bien reembolsar.

El primero de los escándalos salió a la luz hace más de cuatro años. Entonces, Telma Ortiz y su por aquel entonces novio, Enrique Martín Llop, decidían recurrir a la justicia para impedir que más de una treintena de medios informara de la pareja. La cuñada de don Felipe perdió aquella demanda  y, aunque recurrió la decisión del juez, volvió a perder en todas las instancias, además de serle impuestas las costas del juicio. Pidió reducción de éstas, pese a demostrarse claramente su solvencia (llegó a abrir una cuenta con 60.000 euros y comenzó a contar con su sueldo en el Ayuntamiento de Barcelona), pero finalmente Telma Ortiz no se libró de hacer frente a esa deuda, que aún hoy colea.

Menos mediática fue su polémica con una modista catalana, Gracia Galindo, que le reclamaba 3.000 euros por un vestido y unos stilettos que Telma Ortiz lució en una de las fiestas previas al enlace de su hermana con el príncipe de Asturias y que aún no ha reembolsado. "Se hace la huidiza. No hay manera de contactar con ella (...). Tengo claro que a estas alturas no va a ponerse en contacto conmigo. De hecho, ya me hice a la idea hace mucho tiempo (...). Se va de rositas gracias a los buenos contactos que tiene aquí", confesaba hace unos meses en conversación con Vanitatis, al tiempo que dejaba entrever que ésta no era la única deuda contraída por la hermana de Letizia. Según la diseñadora, Telma llegó a encargar bolsos valorados en 2.000 y 3.000 euros a importantes modistos de la Ciudad Condal. "Pedía que le grabasen su nombre, enviaba un chófer a recogerlos y ahí se acababa la historia".

La chuleta de Paloma Rocasolano

Letizia Ortiz ha visto también cómo su madre protagonizaba las páginas del cuore por un poco honorable asunto. Cuando la princesa de Asturias era aún novia del príncipe Felipe, Paloma Rocasolano fue pillada in fraganti chuleta en mano en un exámen de Historia de Grecia de la UNED. Al parecer, la madre de la princesa, una sindicalista que acababa de dejar atrás el anonimato, se encaró con la profesora al grito de 'Usted no sabe con quién está hablando', consciente de que por su culpa, y por aquel examen de la historia del país de su consuegra, la reina, iban a atacar a su hija.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios