Los problemas económicos empujan a Rafa Camino a volver a los ruedos
  1. Noticias
NOTICIAS

Los problemas económicos empujan a Rafa Camino a volver a los ruedos

Dos años después de separarse de Natalia Álvarez y tras nueve temporadas sin ponerse delante de un toro, Rafa Camino asegura estar preparado para volver a

placeholder Foto: Los problemas económicos empujan a Rafa Camino a volver a los ruedos
Los problemas económicos empujan a Rafa Camino a volver a los ruedos

Dos años después de separarse de Natalia Álvarez y tras nueve temporadas sin ponerse delante de un toro, Rafa Camino asegura estar preparado para volver a los ruedos. Lo sorprendente es que el motivo de esta decisión, más allá de las ganas de verse de nuevo vestido de luces, parece residir en los problemas económicos que atraviesa el diestro desde hace tiempo.

Muchos han sido los intentos del Rafa Camino de sanear sus cuentas a través de diferentes negocios, el último una cervecería, El Cuarto de la Tarde, situada en Boadilla del Monte, de la que su exmujer era administradora única y en la que al parecer Paco Camino, padre del diestro, ayudó con unos 150.000 euros. Sin embargo, la falta de ingresos y la poca liquidez llevó a la pareja a cerrarla antes de lo previsto.

Es precisamente a través de una de estas sociedades, Light and Flame Consulting, como Rafa y Natalia compraron la casa de Boadilla del Monte que fue domicilio conyugal mientras duró el matrimonio. Un chalet adosado, que tuvo que ser rehipotecado por 450.000 euros y sobre el  que el juzgado de instrucción número 1 de Móstoles dictó una orden de embargo en 2007. En aquel momento, la pareja se vio obligada a llegar a un acuerdo con el banco para no perder la propiedad.

Esta casa ha sido un motivo continuo de disputas entre Natalia y Rafa desde que decidieron poner fin a su matrimonio. El diestro aseguraba en aquel momento no poder hacer frente al pago mensual de una vivienda de esas características y acusaba a Natalia de querer vivir por encima de sus posibilidades. Ella por su parte se quejaba de ser la única que durante algún tiempo ingresaba los pagos correspondientes. Según ha podido saber Vanitatis, hace nueve meses que ninguno de los dos paga la hipoteca. De seguir así, la orden de embargo esta vez podría hacerse efectiva obligando a Natalia y a su hijo a abandonar su hogar.      

Pero este no es el único problema económico al que Rafa ha tenido que hacer frente. Un año después de casarse con Natalia, ambos montaban “Karana Imagen S.L.” una empresa dedicada a la organización de espectáculos taurinos, con la que el diestro ha facturado sus apariciones televisivas y sobre la que recae un embargo del ayuntamiento de Madrid por impago de impuestos y cuyas cuentas anuales nunca fueron presentadas en el registro mercantil.

Durante el tiempo que duró la dispuesta en los juzgados, Natalia mostró sus sospechas de cómo Rafa podría haber ocultado ingresos al juez con el fin de no pasarle más pensión a Rafael, el hijo de nueve años que tiene en común. Según Natalia, su exmarido podría haber estado recibiendo dinero de Paco Camino, su padre, a través de la empresa Nolar Toros. Pero estas ayudas no habrían sido suficientes para remontar la maltrecha situación económica que atraviesa Rafa desde hace tiempo.

A sus 43 años, con varios fracasos empresariales a sus espaldas y con la amenaza de que su exmujer y su hijo tengan que abandonar su hogar, Rafa Camino vuelve a los ruedos.

Rafa Camino