Esther Alcocer Koplowitz, la aspirante a noble que manda en FCC
  1. Noticias
NOTICIAS

Esther Alcocer Koplowitz, la aspirante a noble que manda en FCC

El consejo de administración de FCC aprobaba este jueves el nombramiento de Esther Alcocer Koplowitz, de 39 años, como nueva presidenta no ejecutiva del grupo empresarial.

Foto: Esther Alcocer Koplowitz, la aspirante a noble que manda en FCC
Esther Alcocer Koplowitz, la aspirante a noble que manda en FCC

El consejo de administración de FCC aprobaba este jueves el nombramiento de Esther Alcocer Koplowitz, de 39 años, como nueva presidenta no ejecutiva del grupo empresarial. La hija de Esther Koplowitz y el todopoderoso empresario Alberto Alcocer, asumía de este modo la responsabilidad de la empresa, fuertemente endeuda, que durante cinco años ha presidido Baldomero Falcones. Este nombramiento ha puesto a una a la mayor de los hijos de la marquesa de Casa Peñalver, en el objetivo de la prensa. Despierta tanto interés como su madre. A pesar de que su vida, tanto la profesional como la personal, ha transcurrido en los cauces de la normalidad. Sin sobresaltos ni escándalos reflejados en el papel cuché. Ahora ostenta uno de los mayores imperios del país. Pero, ¿quién es en verdad Esther Alcocer Koplowitz?

La primogénita de una de las mujeres más ricas de España es licenciada en Derecho, ha cursado el Programa de Alta Dirección de Empresas del IESE y hasta hace dos días, cuando se produjo el nuevo nombramiento, era la vicepresidenta segunda del consejo de FCC y presidenta de su comisión de nombramientos y retribuciones. Tiene experiencia internacional como consejera de FCC Environment, filial del área medioambiental en Reino Unido, del consejo de vigilancia de Alpine Holding GmbH y de A.S.A Abfall Service AG.

Casada con Pablo Santos Tejero, cuya familia es propietaria de la constructora Santos y explotadora de varios hoteles en diferentes ciudades del país, es madre de tres hijos: Alicia, Esther y Pablo. La nueva jefa de FCC suele hacer vida social con sus dos hermanas: Alicia, casada con el financiero Fernando Ortiz Bahamonde, y Carmen, que contrajo matrimonio en 2007 con Juan Losada Hernán, un execonomista metido a cantante. Esther fue una de las más jóvenes de la familia en casarse: en 1993, a los 20 años. Reside habitualmente en Somosaguas, cerca de donde vivía el que fuera presidente del Gobierno Felipe González antes de unirse sentimentalmente con Mar García Vaquero y cambiar las afueras de la capital por la Milla de Oro madrileña.

Su lucha por ser aristócrata

Esther Alcocer Koplowitz es la única de las hermanas que no cuenta con título nobiliario. Hace un año, respaldada por su madre, inició una batalla por la sucesión en el condado de Santa María de Loreto y en el marquesado de Arcos, vacantes tras el fallecimiento de su última depositaria, Mercedes de la Torre y Alcoz, residente en Carolina del Norte, Estados Unidos. El BOE todavía no ha anunciado ninguna resolución al respecto pese a que han pasado más de 365 días.

El Marquesado de Arcos y el condado de Santa María de Loreto tienen su origen en Cuba, de donde proceden los antepasados de Esther Romero de Juseu y Armenteros, madre de las hermanas Koplowitz. El primero lo recibió en 1792 Ignacio de Peñalver y Cárdenas, hijo de Gabriel de Peñalver y Calvo de la Puerta, alcalde de La Habana y primer marqués de Casa Peñalver, un título que han llevado la propia Esther Koplowitz, su abuela y ahora Carmen Alcocer, su hija pequeña. En cambio, el condado de Santa María de Loreto le fue concedido a Gabriel de Peñalver y Calvo de la Puerta, hijo del primer marqués de Peñalver.

La batalla nobiliaria que inició Esther Alcocer Koplowitz no es la única que ha librado su familia. En los años 70, Alicia Koplowitz reclamó a la justicia los títulos del marquesado de Bellavista y el de Real Socorro, que finalmente logró restablecer en 1971 y 1984 respectivamente. Años más tarde, cedió éste último a su hijo Alberto, mientras que Pelayo, el menor del matrimonio con Alcocer, recibió el de San Fernando de Peñalver. Pedro es el único que no tiene título.

Esther Koplowitz