Bertín Osborne: "Esperamos que mi hijo Kike pueda llegar a andar"
  1. Noticias
NOTICIAS

Bertín Osborne: "Esperamos que mi hijo Kike pueda llegar a andar"

La vida de Bertín Osborne un miércoles 31 de enero de 2007. En la mañana de aquel día invernal nacía su hijo Kike, fruto de su

Foto: Bertín Osborne: "Esperamos que mi hijo Kike pueda llegar a andar"
Bertín Osborne: "Esperamos que mi hijo Kike pueda llegar a andar"

La vida de Bertín Osborne un miércoles 31 de enero de 2007. En la mañana de aquel día invernal nacía su hijo Kike, fruto de su matrimonio con la venezolana Fabiola Martínez. Kike vino al mundo en medio de complicaciones. La primera, nacer mediante una cesárea de urgencia. Había nacido con una lesión cerebral externa. Esta semana, más de seis años después de aquel día, Osborne declaraba a una popular publicación que su hijo está mucho mejor. En conversación con Vanitatis, el cantante refrenda lo dicho: “Ya se tiene en pie. Tiene mucha fuerza en las piernas”.

Durante mucho tiempo, Osborne ha sido todo un 'padre coraje' y ha visto cómo su hijo evolucionaba favorablemente, alentándole a cada momento. Ahora, espera que “algún día pueda andar. Es un niño feliz, se comunica, come solo. Era impensable que se tuviese en pie hace cuatro años así que, ¿por qué no va a poder andar en el futuro?”. El único escollo en el avance del pequeño, al que su mujer Fabiola y él mismo han dotado de todos los cuidados posibles, es que la recuperación “irá cada día más lenta porque el cerebro está ya más formado que cuando era un bebé. No sabemos hasta dónde va a llegar su recuperación”.

El niño realiza ejercicios diarios para mejorar en su lesión. Uno de ellos es el que les ha mostrado, estos días, que ya puede tenerse en pie, lo cual supone toda una proeza dada su situación: “Antes tenía que estar agarrado para sostenerse y ahora lo hace él solo”, afirma su padre. Y cada vez que se pone en pie, Osborne asegura que su hijo “está encantado. Tiene una sonrisa en la boca cada vez que lo hace”. Kike fue también el responsable indirecto de la ‘Fundación Bertín Osborne’, que, con charlas gratuitas del ‘Método Doman’ del Instituto para el Logro del Potencial Humano de Filadelfia, intenta ayudar a otros padres que sufren el mismo problema que el cantante. “Traer a la gente de Filadelfia para las charlas es complicado pero hemos conseguido informar a muchos padres y, cada vez más, acuden a Filadelfia para hacer los cursos en sus centros”.

Y por muy ocupado que esté Bertïn Osborne en estos momentos, no olvida las próximas fechas de las conferencias: el 1 de abril en la Fundación Once de Madrid y el 3 de abril en el Auditorio Edgar Neville de Málaga. “Fabiola encontró a estos profesionales de Filadelfia a travñes de una amiga y a los 15 días de nacer Kike. El problema de nuestros niños es que ni la medicina tradicional sabe qué hacer con ellos. Nadie ha estudiado las malformaciones del cerebro en profundidad”, asegura el cantante.

Una empresa de alimentación y futuros proyectos televisivos

El propio Bertín Osborne asegura que su fundación no ha “recibido ni un duro ni la ha financiado nadie”. Y eso es porque se mantiene a flote gracias a ‘Bertín Osborne Alimentación’, la empresa de alimentos que hace posible que pueda dedicar ingresos a un proyecto de largo alcance. Es de largo alcance porque hay “unos 400.000 niños con lesiones cerebrales en España”. Osborne puede ser un potente empresario pero no descuida su faceta más artística, la que conecta con el público. Sigue con la obra Mellizos, en la que actúa, desde hace dos años y medio, con el humorista Paco Arévalo todas las semanas. El público le demuestra en cada función que sigue siendo un hombre querido.

Además, el último de sus discos, A mi manera, en el que volvió a grabar sus éxitos de siempre, es ya disco de oro. “Me encantaría ir, de octubre a diciembre, a hacer una gira por América porque hace bastante tiempo que no voy por allí”. Esta misma semana, el hombre que divirtió al público de una primeriza Telecinco con programas como Contacto con tacto y ha presentado docenas de galas, ha recibido una proposición televisiva. Sin embargo, no entra dentro de esa diversión que mostraban los programas más desenfadados que hizo: “Siempre he hecho televisión familiar y es lo que me apetece hacer. O eso o algo más divertido, no lo que me han ofrecido hasta el momento”.

Últimamente, Osborne se ha involucrado en programas que tenían la solidaridad como principal estandarte. Así nacieron en Intereconomía Un granito de arena y en Televisión Española Un mundo mejor. Pero quizá llega el momento de recuperar al Bertín más desenfadado, aquel que incluso se reía de su estereotipada imagen de galán y mostraba una mezcla imposible de gracejo andaluz con las maneras de un Cary Grant televisivo. La recuperaciónde aquel Bertín parece ahora más posible y va unida a la fuerza que muestra su hijo para superar el bache con el que nació. El cantante parece tener más motivos que nunca para volver a sonreir.

Bertín Osborne