El vía crucis de Angela Merkel en una isla italiana
  1. Noticias
NOTICIAS

El vía crucis de Angela Merkel en una isla italiana

Cuando quiere descansar, Angela Merkel siempre opta por las costas italianas, que se han convertido en su shangri-La particular. Nombrada ciudadana honoraria de la pequeña localidad

Foto: El vía crucis de Angela Merkel en una isla italiana
El vía crucis de Angela Merkel en una isla italiana

Cuando quiere descansar, Angela Merkel siempre opta por las costas italianas, que se han convertido en su shangri-La particular. Nombrada ciudadana honoraria de la pequeña localidad de Serrara Fontana, en Ischia (Nápoles), la canciller alemana ha elegido este enclave para volver a pasar sus vacaciones. Ya lo hizo el año pasado. Aunque en esta ocasión su presencia ha revolucionado a los paparazzi. Las cámaras no han dejado que ésta disfrute de la soledad de esta ínsula con su marido y, día tras día, los fotógrafos han seguido sus pasos. La todopoderosa política ha expresado su malestar y ha mostrado su enfado con las imágenes en las que aparece en bañador. “Las fotos han sido tomadas sin conocimiento de la canciller y sin la debida autorización para su publicación”, ha indicado Georg Streiter, el viceportavoz del Gobierno alemán.

“Como pueden imaginarse, a nadie en vacaciones le gusta tener la sensación de que le pueden enfocar desde cualquier esquina”, ha comentado esta misma fuente a los medios. El portavoz se refiere a las instantáneas que han salido publicadas en varios medios de comunicación en la que se podía ver a la alemana en bañador, acompañada de su esposo, el catedrático Joachim Sauer, o paseando por la montaña. Un testimonio gráfico que ha hecho que Merkel, con imagen de mujer férrea y con una gran responsabilidad en Europa, pierda esa áurea de dama de hierro y se convierta en carne de chascarrillo. Más teniendo en cuenta que la política y su esposo suelen separar su vida familiar de la vida pública y en contadas ocasiones han aparecido acompañadas por sus hijos.

El propio alcalde de la localidad italiana ha lamentado públicamente la difusión de estas imágenes y ha pedido a los medios de comunicación que respeten la privacidad de Merkel. No es la primera vez que la canciller sufre la persecución de los paparazzi. En 2006 varios medios se hicieron eco de unas imágenes de la alemana mientras se cambiaba de bañador. También ocurría en Ischia, su destino favorito de vacaciones.

placeholder

Una Semana Santa de lujo

Ischia es un lugar discreto. Así es como se podía describir el lugar en el que Merkel se refugia en la costa italiana. Sin embargo, no ha podido disfrutar de la tranquilidad, a pesar de hospedarse en un hotel de 4 estrellas. De estilo mediterráneo, el Hotel Miramare en el que se ha alojado estos días cuenta con 55 habitaciones y varias zona de playa privadas. El resort cuenta con 12 piscinas, varias zonas de spa bautizadas bajo el nombre de Afrodita y rincones románticos bajo el agua. Su precio ronda los 250 euros por habitación y por noche.

Una supuesta de Merkel levanta los rumores

El malestar de la canciller se une a la publicación en varias redes sociales de una supuesta imagen de Angela Merkel, joven y desnuda. Algunos apuntan a que se trata de una mujer que sólo guarda parecido con la alemana. Otros aseguran encontrarse ante la auténtica canciller. La fotografía, no obstante, ya está dando la vuelta al mundo. Y no le han hecho falta 80 días para ello.