Boicot a Miguel Ángel Muñoz en el Festival de Málaga
  1. Noticias
NOTICIAS

Boicot a Miguel Ángel Muñoz en el Festival de Málaga

Un boicot en toda regla. Así se puede denominar la ‘sentada’ masiva de los fotógrafos que cubren el Festival de Cine Málaga ante Miguel Ángel Muñoz

Foto: Boicot a Miguel Ángel Muñoz en el Festival de Málaga
Boicot a Miguel Ángel Muñoz en el Festival de Málaga

Un boicot en toda regla. Así se puede denominar la ‘sentada’ masiva de los fotógrafos que cubren el Festival de Cine Málaga ante Miguel Ángel Muñoz y el resto de componentes del equipo de la película Al final todos mueren. El plantón de los gráficos se debió a lo que ellos mismos calificaron como un “desafortunado” comentario vertido por el actor, ex de Mónica Cruz, unas horas antes, durante la presentación de la cinta en el Teatro Albéniz de la ciudad: "No me gustan los fotógrafos", dijo con cierta altivez.

“Si no le gustamos, no hay foto”, decían los fotógrafos. La protesta de cámaras abajo fue secundada este jueves con una sentada monumental de todos los profesionales de los medios, que se negaron a inmortalizar al equipo directivo y actores de la película de Meteorito Films. En ella participa Miguel Ángel Muñoz, que tiene un pequeño papel, junto a otros actores como Manuela Vellés, Alejandro Albarracín, Andrea Duro y Magdalena Gómez, entre otros. Los responsables del certamen no daban crédito ante esta situación: todo el equipo de la película posando para nadie, de cuclillas en la alfombra y sin un camarógrafo que hiciera clic. Tras varios minutos de duda, tuvieron que levantarse y abandonar el lugar.

Alguno de ellos afirmó que no entendía por qué se iba a dejar a la película sin promoción por las "impertinencias de Muñoz”. Miguel Ángel Muñoz aceptó resignado la actitud de los fotógrafos y con la cabeza baja se introdujo en el interior del Teatro Cervantes, donde se iba a proyectar la película.

La película boicoteada no fue mal recibida por el público de Málaga a pesar de lo ocurrido. Bajo el lema ‘te quedan 42 días de vida’ pregunta al espectador qué haría con ellos. Va desarrollando una trama truculenta y a veces terriblemente divertida. El prólogo, no en vano, es de Javier Fesser.

Pero Miguel Ángel Muñoz, hijo de la vidente Cristina Blanco, metió la pata. Y los fotógrafos en Málaga lo cierto es que están a la que salta. Este viernes, ante la presencia del actor Mario Casas, tuvo que intervenir la policía que estaba en las inmediaciones por la pelea de varios reporteros por un sitio en el photocall.

Málaga