Logo El Confidencial
NOTICIAS

La boda que ha emparentado a Zaplana con Pedro Almodóvar

Fin de semana de bodas en Madrid, Sevilla y Barcelona. Mientras los Mora, Oriol y Fainé casaron a sus hijos a lo grande, el que fuera

Foto: La boda que ha emparentado a Zaplana con Pedro Almodóvar
La boda que ha emparentado a Zaplana con Pedro Almodóvar

Fin de semana de bodas en Madrid, Sevilla y Barcelona. Mientras los Mora, Oriol y Fainé casaron a sus hijos a lo grande, el que fuera Ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, ha preferido una fiesta de perfil bajo para celebrar el sábado el matrimonio de su hija María con Jesús, un sobrino de Pedro Almodóvar. Ni el director ni su hermano Agustín acudieron al enlace. Tampoco asistió ningún representante de la clase política.

La novia eligió, para un día tan especial, un vestido corto de color blanco con adornos dorados. Lo más llamativo de su estilismo eran los zapatos azul eléctrico que despertaron las miradas de todos los invitados. María es la segunda hija del matrimonio Zaplana. La mayor, Rosa, que se llama como su madre, es también abogada.

En total, asistieron al enlace sesenta personas que, tras la ceremonia civil, disfrutaron en la intimidad familiar un almuerzo en el restaurante Horcher de la calle Alfonso XII. Este local es uno de los lugares de encuentro de empresarios de primera fila y, hace algún tiempo, era el preferido de Isabel Preysler, que lo usaba de marco para las reuniones con sus amigas en la época en la que estaba casada con el marqués de Griñón.

Hasta el restaurante llegaron, a las dos y media de la tarde, los novios, que iban acompañados de sus familiares y amigos y se dirigieron a uno de los reservados. Previo al almuerzo, se sirvió un aperitivo con las especialidades de la casa: terrina de foie de oca, jamón, croquetas, canapés de souflé y huevas de salmón sobre Kartoffel y blinis. A continuación, se sirvieron platos clásicos del restaurante, entre los que se encuentran el lomo de corzo, los escalopines a la trufa con salsa de oporto, la lubina al horno con compota de tomate, la brocheta de Vieiras y Carabineros o esperlain de lenguado con salsa tártara. A las seis y media de la tarde finalizó el convite.

Zaplana y su mujer, felices de casar a su hija, se conocieron cuando los dos eran adolescentes. Como él mismo contaba “Rosa tenía 15 años y yo 16. Nos conocimos en una cafetería de Benidorm. Creo que ese día ya me enamore. Nos casamos en 1981. Tengo que agradecer a Rosa su paciencia y la manera de adaptar la familia a la vida de un político, algo que no siempre es fácil”. El matrimonio tuvo un tercer hijo, Eduardo, que murió hace dos años a causa de una patología que padecía desde su nacimiento.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios