Logo El Confidencial
NOTICIAS

La gran boda de la hija de Fainé

La ciudad de Barcelona y un grupo de altos financieros. Si unimos a ese cóctel un buen número de políticos tendremos como resultado a los protagonistas

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La ciudad de Barcelona y un grupo de altos financieros. Si unimos a ese cóctel un buen número de políticos tendremos como resultado a los protagonistas de una de las muchas bodas de alto copete que han tenido lugar este fin de semana: la de Magalí Fainé, hija de Isidro Fainé, presidente de La Caixa, con Christian Cucurull. La novia llegaba alrededor de las seis de la tarde, de la mano de su padre, a la iglesia de Santa de Anna. Con un vestido de escote y mangas de encaje y el pelo recogido con trenzas protagonizaba un enlace al que acudieron desde personalidades como Javier Godó, dueño de La Vanguardia, Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural, al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas.

    Entre las invitadas más elegantes destacó Cristina Valls Taberner, que eligió para la ocasión un vestido corto de color rosa acompañado de un tocado con plumas. Esta ha sido una de sus primeras apariciones públicas tras su boda en La Toscana con Francisco Reynés el pasado 4 de mayo.

    Otro vestido de color llamativo fue el de la mujer del empresario Salvador Alemany, un traje chaqueta azul. El plantel de invitados no sólo estuvo compuesto por empresarios y políticos. También acudieron personalidades del mundo de la comunicación como Luis del Olmo, que estuvo acompañado de su mujer, Mercedes González. La mujer del célebre locutor de radio llevaba un vestido negro acompañado de una ligera chaqueta de color verde.

    La mayoría de los invitados eligieron atuendos de carácter primaveral, ya que el calor se notaba aún a esas horas de la tarde en la Ciudad Condal. El novio, Christian Cucurull, destacó por la corbata de color rojo que acompañaba a su chaqué y por la amplia sonrisa de felicidad que lució durante todo el enlace. Al salir de la iglesia, una lluvia de pétalos selló el amor de la pareja que, inmediatamente después se dirigió, junto al resto de invitados, a la plaza Rosa dels Vents. Allí se encuentra el hotel W, uno de los más lujosos y caros de Barcelona, con impresionantes vistas al mar. Todo estaba preparado para que sus elegantes salones sirviesen de marco a la celebración del enlace, como ya adelantó Vanitatis.

    Ausencias destacadas

    Entre los invitados se comentó la ausencia de la infanta Cristina, que no acudió a la ceremonia a pesar de la cercanía con la familia Fainé y con la Caixa. De hecho, estuvo presente en las anteriores bodas de los familiares de su jefe. Por ejemplo en 2009, cuando cogió un avión desde Washington para acudir a la boda de Xavi Fainé, uno de los hijos del presidente de La Caixa. Sin embargo, y dada la situación que vive en estos momentos su familia con el caso Nóos, evitó acudir al enlace.

    Durante unos días también se especuló con la posibilidad de que a la boda acudiese el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero finalmente no fue. Rajoy estaba presente en la clausura de las jornadas del Círculo de Economía.

    Magalí era hasta ahora la única soltera de la descendencia de Isidro Fainé, que tiene cuatro hijos y cuatro hijas. Desde este sábado, la pequeña de los Fainé ya es una mujer casada. 

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    4 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios