Inés Sastre recurre a la medicina celular al borde de los 40
  1. Noticias
en una conocida clínica marbellí

Inés Sastre recurre a la medicina celular al borde de los 40

La modelo vallisoletana acudió a un conocido centro marbellí para someterse a un estudio de su organismo. Lo hizo por recomendación de Amaia Salamanca

Foto: Inés Sastre, en una imagen de archivo (I.C.)
Inés Sastre, en una imagen de archivo (I.C.)

La musa de la agencia Elite, Inés Sastre, ha dejado hace unos días las tierras andaluzas, no sin antes visitar una conocida clínica marbellí. La modelo vallisoletana se ha sometido a un tratamiento de medicina celular, a través del cual se estudia el organismo al completo, según han confirmado a Vanitatis fuentes de su entorno.

Este año, la modelo ha querido aprovechar su estancia en Sotogrande para velar por su salud, puesto que el corazón lo tiene bien, ya que su relación con el empresario italiano Michele Alfano, con el que se ha dejado ver por tierras gaditanas, parece que funciona. Informada por su amiga Amaia Salamanca sobre las maravillas de la medicina celular, Inés se ha acercado al mismo centro que en su momento visitó la actriz, el CMH de Puerto Banús, para someterse al mismo tratamiento.

Inés va a cumplir cuarenta años el próximo mes de noviembre y ha querido descartar cualquier dolencia y complicación médica mediante este análisis celular. Según confirman algunos de los pacientes que estaban en el centro a su llegada, a la clínica no le acompañó su pareja, sino que acudió con unas amigas. A esta misma clínica también acuden la modelo Estefanía Luyk, las actrices Amaia Salamanca, María Pineda y Concha Cuetos; los periodistas Rosa Villacastín o José Manuel Parada; la cantante Rosa de España o los toreros Jaime Ostos y Jesulín de Ubrique, cuya familia, madre y hermanos incluidos, son también asiduos.

Corazón contento

En este momento, la modelo y actriz comparte sus días con Alfano, un maderero que se lleva fantásticamente con su hijo Diego. La que fue imagen del perfume Trésor de Lancôme también pasó unos días en el hotel Dos Mares de Tarifa, lejos de los flashes y relajándose con las magníficas puestas de sol del pueblo gaditano.

Inés Sastre Medicina Sotogrande