Un cumpleaños solitario para Miguel Boyer
  1. Noticias
SUS AMISTADES SE HAN IDO DISTANCIANDO DE ÉL

Un cumpleaños solitario para Miguel Boyer

Celebró este miércoles, 5 de febrero, su aniversario en la intimidad y sin sus amigos de toda la vida que, desde que sufriese el derrame cerebral, han ido alejándose

Foto: El exministro Miguel Boyer, en una imagen de archivo (I.C.)
El exministro Miguel Boyer, en una imagen de archivo (I.C.)

Atrás quedaron los grandes cumpleaños que Isabel Preysler le organizaba a su marido, Miguel Boyer, con la llamada beautiful people como invitados estrella, en los que no faltaban mujeres como Petra Mateos y Paloma Giménez Altolaguirre, casada con el síndico de la Bolsa de Madrid, con el que el exministro del Gobierno de Felipe González compartió confidencias y viajes. Los años pasaron y la ‘reina de corazones’continuó orquestando celebraciones, pero en un ambiente más íntimoque en años de bonanza. Nada queda de aquellos opulentos banquetes en restaurantes de lujo como Zalacaín, Horcher, Club 31 o Jockey,con amistades que se consideraban por aquel entonces íntimas y que ahora no están al lado del político.

Isabel Preysler y Boyer (I.C.)Amigos como el economista Carlos Solchaga, el expresidente del Senado, Federico de Carvajal, Jaime Soto o el propio exmandatario Felipe González, con los que Miguel Boyer fue durante años uña y carne, pero que ahora, ya sea por el paso del tiempo o por falta de interés, han desaparecido de su vida, cuando probablemente más se les necesita. El que fuese ministro de Haciendadejó de ser imprescindible como conseguidor. Salvo las hermanas Koplowitz, que le mantuvieron en nómina, o el matrimonio formado por Fernando Fernández Tapias y Nuria González, que sí le han felicitado, el resto lo han borrado de su lista de contactos, al igual que han hecho con su esposa, Isabel Preysler. La ‘reina’ de Porcelanosa estaba bien como elemento decorativo para las fiestas de postín, pero no para aquellas otras cenas en las que se manejaba información confidencial para sus negocios.

Cuando Boyer sufrió el derrame cerebral -dentro de unos días se cumplirán dos años-, permaneció cuatromeses ingresado enla clínica Ruber de Madrid. En un primer momento, sus amistades mostraron un cierto interés por su estado de salud, pero una vez que salió del centro médico, con su lenta recuperación, fueron perdiendo el contacto con él progresivamente. Es por este motivo que Isabel Preysler ha celebrado el cumpleaños de su marido –cumplió 75 años este miércoles 5 de febrero- de manera más solitaria que en otras ocasiones, sin amigos a los que convocar y sin fiesta que orquestar. Un almuerzo como si fuese un día más en el calendario y no hubo ni tan siquiera tarta. De hecho, la tarde de este miércoles Isabel la pasó en compañía de su madre y sus sobrinos, hijos de su hermana Beatriz-que falleció enoctubre de 2011-, de los que se ocupa a pesar de ser mayores de edad.

La recuperación de Miguel Boyer fue rápida al principio, pero ahora está estancada comoha confirmado en varias ocasiones su hija, Ana Boyer. La mansión familiar de Puerta de Hierro, que representaba el triunfo personal de Isabel Preysler, es en estos momentosuna casa adecuada a la vida cotidiana de un enfermo que necesita atenciónmédica constante. El que fuese considerado como el ministro más brillante del gobierno socialista de Felipe González, ahora tiene que enfrentarse a diario a limitaciones en sus quehaceres cotidianos. Unas secuelas del derrame cerebral que podrían haber sido mucho más graves, de no haber sido por la pronta reacción de su esposa. Es por ello que en la familia no se lamentan por las consecuencias de este accidente, ya que lo más importantes es que pueden seguir celebrando cumpleaños con él. Aunque ahora sean de perfil bajo.

Miguel Boyer Isabel Preysler Felipe González Ana Boyer
El redactor recomienda