Logo El Confidencial
se les pudo ver en 'pepa' el martes

La confidencias de Alicia Koplowitz y el duque de Huéscar en un restaurante

El martes pasado, le empresaria y el futuro duque de Alba se citaban a mediodía en Pepa, un discreto restaurante en la calle Gallegos 1 de la capital

Foto: Alicia Koplowitz y el duque de Huéscar en una imagen de archivo
Alicia Koplowitz y el duque de Huéscar en una imagen de archivo

El martes pasado, Alicia Koplowitz y Carlos Fitz James-Stuart, futuro duque de Alba, se citaban a mediodía en Pepa, un discreto restaurante en la calle Gallegos 1, poco frecuentado por la élite del poder económico. La pareja de amigos quiso, como de costumbre, pasar desapercibida pero tampoco se escondieron. Se sentaron en una de las mesas más recónditas de la sala pero a la vista del resto de clientes. Los dos estaban a lo suyo, distendidos y ajenos al interés que despertaba su presencia. Carlos estuvo pendiente de su amiga y parecía llevar la conversación mientras que Alicia se dejaba querer.

Lo que sí quedaba claro era que se  trataba de un almuerzo de dos amigos que se conocen desde que ambos eran muy jóvenes y que, ya en la madurez, volvieron a encontrase. Ocurrió mientras iniciaban una relación afectiva que duró un par de años. Ahora, y según ha publicado recientemente la prensa portuguesa, la empresaria estaría saliendo con el millonario Miguel Paes do Amaral, su nuevo caballero andante. Sea como sea, Alicia Koplowitz es una mujer enormemente discreta en lo referente a su vida privada. Desde que rompió sus vínculos empresariales con su hermana Esther, restringió aun más sus salidas en público. Las pocas veces que se la ha visto en algún acto, este siempre ha tenido que ver con alguna de las obras sociales que promueve.

Alicia Koplowitz y Miguel Paes do Amaral (I. C / Facebook)
Alicia Koplowitz y Miguel Paes do Amaral (I. C / Facebook)

Durante un tiempo, Carlos, primogénito de la casa de Alba, y la empresaria, fueron más que amigos. Eran novios como los de antes, viviendo cada uno en su casa. Él vivía en Liria y ella en su mansión de La Moraleja. Esta relación nunca fue confirmada abiertamente por ninguno de los dos pero sí estuvo avalada por material gráfico en el que se podía  ver a la pareja en París o cenando en el Cenador de Salvador, el restaurante propiedad de Salvador Gallego, antiguo cocinero del palacio de Liria. Cuando los paparazzi descubrieron el lugar dejaron de ir y esto dio pábulo para que los rumores de aquella primera ruptura se convirtieran en titular de muchos medios. "Alicia Koplowitz y el duque de Huéscar ya no están juntos", se dijo en titulares. En aquel momento, la realidad era otra y la ruptura no era cierta. Con el tiempo, lo volvieron a intentar pero parece que no dio resultado.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios