Tres herederos de empresarios que sacan partido a la moda del running
  1. Noticias
TheLeague.run

Tres herederos de empresarios que sacan partido a la moda del running

Tres jóvenes emprendedores bien posicionados se han juntado para hacer correr a empleadores y empleados de grandes empresas

María Gálvez Enseñat, Ignacio Ballesteros López-Peláez y Eduardo González Arias forman parte de sagas de importantes empresarios. María pertenece a una de las familias más relevantes de Palma de Mallorca. Su abuelo, Vicente Enseñat, fue un emblemático armador que posee una calle con su nombre en la capital Balear. Su padre, Gonzalo Gálvez Pastor, ha sido director general de un importante banco de hipotecas, Praga Hipotecaria, vicepresidente de la Asociación Hipotecaria Española. Ignacio, por su parte, es hijo de Pedro Ballesteros, una eminencia en el mundo de la empresa, que ocupa cargos en el consejo de administración de compañías como Media Planning o Acerinox, primera empresa en la fabricación de aceros inoxidables a nivel mundial.

Los tres, a pesar de su juventud, están sobradamente preparados y compaginan sus trabajos en compañías de renombre con su faceta de emprendedores dirigiendo TheLeague.run, una competición de corredores entre empresas, cuya primera edición se celebrará en Madrid desde septiembre de este año hasta abril de 2016.

Pregunta: Habéis creado una liga de running entre empresas, TheLeague.run ¿Cómo describiríais este proyecto?

Respuesta: Podríamos decir que TheLeague.run es un nuevo concepto de coaching empresarial para motivar a los empleados y fomentar el networking entre las compañías. La liga es solidaria y la idea es contribuir a una causa mientras las empresas se divierten y compiten entre sí. Simplemente, es un proyecto que pensamos puede unir a muchas empresas contribuyendo a una fin solidario y fomentando la salud entre los empleados.

P: Los tres socios fundadores tenéis perfiles profesionales muy distintos entre vosotros. María es licenciada en Ciencias Empresariales Internacionales por ICADE y European School of Business Reutlingen; Ignacio es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y MBA por el IE Business School, y Eduardo es Ingeniero Industrial por ICAI. ¿Cómo surge la idea de crear esta liga de corredores?

R: La idea surge porque Ignacio, que trabaja en un banco, le invita una gestora de fondos a un entrenamiento de running. Se dio cuenta de la buena acogida que tiene entre los corredores y se superan las expectativas en cuanto a número de inscripciones. Vio allí una oportunidad de juntar el running con el tema empresa, y es cierto que cada vez gente más mayor que ya ocupan cargos directivos se está aficionando al running. María también había trabajado en empresas preocupadas por el bienestar y la unión entre empleados. Fue entonces cuando pensamos ¿por qué no hacer una competición en la que empleadores y empleados ganen y encima que sea solidario? Los empleados van a estar más activos y unidos entre sí porque se les va a dar la oportunidad de conocerse en torno al deporte.

P: Es curioso que tú, Ignacio, que tienes un padre sentado en los consejos de administración de empresas como Acerinox, Media Planner y que ha sido presidente de una aseguradora no hayas tenido tentaciones de seguir su camino…

R: (Ignacio) El sector en el que ha trabajado mi padre toda la vida no me atraía nada, y además me considero muy emprendedor. En las empresas grandes no puedes llevar a cabo tus propios proyectos ni tomar todas las decisiones que te gustaría.

P: La idea de emprender los tres juntos surge en mayo del año pasado ¿cuándo la ponéis en marcha?

R: Una vez tomada la decisión, fue darle forma y empezar a presentar nuestro proyecto a empresas. La primera edición de la liga empieza el próximo mes de septiembre y terminará en abril de 2016.

P: ¿A qué tipo de empresas os dirigís?

R: A multinacionales con más de 100 empleados que ya tengan un equipo de corredores que esté participando en iniciativas como la Carrera de las Empresas, por ejemplo. También a compañías que apunten a sus empleados a otros deportes como las ligas de fútbol entre empresas, aunque también aquellas entidades que no han hecho mucho hasta ahora por sus empleados y quieran renovar un poco su imagen.

P: Los tres habéis trabajado y trabajáis en empresas de renombre. María en Apple, Microsoft y Google; Ignacio en Banca March y Eduardo en Deloitte y Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria). ¿Es quizás TheLeague.run un primer paso para crear vuestra propia compañía y dedicaros a tiempo completo a ella?

R: Sin duda sí. Los tres estamos convencidos de que si funciona, nos encantaría dedicarnos 100% a esto. De momento tenemos que buscar una estabilidad con nuestros trabajos actuales porque tenemos muchos gastos, pero en un futuro sí que nos gustaría.

María Gálvez Enseñat, Ignacio Ballesteros López-Peláez y Eduardo González Arias

R: Al principio la frase que más oíamos es ¡estáis locos! Pero a medida que fueron entendiendo la idea, les gusta y recibimos todo el apoyo. Nuestras familias nos han inculcado que emprendiendo es como más se aprende y como mejor te buscas la vida con la situación económica que nos ha tocado vivir.

P: Tenéis unas familias muy potentes en el mundo de la empresa ¿qué os han enseñado ellos?

R: Nuestros padres nos han inculcado valores muy importantes para nuestras vidas como la honradez, la humildad y el respeto por los demás, tanto en el ámbito laboral como personal. Con su ejemplo nos han enseñado que si haces las cosas con dedicación, pasión y esfuerzo, al final terminan dando sus frutos. Han sido personas exitosas en la vida tanto social como laboralmente y les admiramos mucho. Lo tenemos muy presentes a la hora de querer ser mejores cada día y que también puedan sentirse orgullosos de nosotros. Sin duda, las mejores cosas que tiene emprender son el apoyo y la involucración de los tuyos.

P: ¿Creéis que el hecho de pertenecer a llamémoslas ‘familias bien’ os ha abierto camino de algún modo?

R: Más que el hecho de pertenecer a una determinada familia, nos han ayudado mucho los compañeros de trabajo de las distintas compañías donde hemos trabajado, o los del máster, que también tienen un espíritu emprendedor como nosotros. No por el hecho de tener ciertos apellidos se nos han abierto puertas.

P: ¿A qué empresarios conocidos os gustaría verles calzarse las zapatillas y participar en TheLeague.run?

R: A María Garaña, que ha sido presidenta de Microsoft en España, con la que María ha trabajado. Es una runner y nos ha inspirado mucho a la hora de crear nuestra liga porque corría junto a sus empleados asiduamente. Por supuesto, el ejemplo por excelencia de emprendedor español, Amancio Ortega. Aunque por edad quizás mejor Pablo Isla, su mano derecha (risas).

P: ¿Podrían apuntarse políticos o consideráis que ya tienen suficientes motivos para salir corriendo?

R: Nos gustaría ver como Aznar y Rajoy se enfrentan a Pedro Sánchez y ver el modo en que Albert Rivera llegaría al sprint final. A Zapatero, que es un gran runner, también le convocaríamos, ha corrido medias maratones como la de Edimburgo o Nueva York. Por supuesto que hay algunos políticos a los que les regalaríamos unas zapatillas para que salieran corriendo y se alejaran, como a Pablo Iglesias. Pero a Rato quizás también ahora le vendrían bien (bromean).

P: ¿Cuál ha sido para vosotros la mayor satisfacción desde que decidiste apostar por TheLeague.run?

R: Evidentemente será el día que se celebre la primera carrera. Pero hasta ahora uno de los momentazos ha sido cuando en una reunión la primera empresa nos dijo que sí que le interesaba participar. Ver que una idea nuestra tiene aceptación para compañías relevantes siendo algo novedoso que no existía en el mundo del running ¡es un subidón!

P: Y en cambio ¿qué os ha parecido lo más complicado de todo el proceso?

R: Conseguir llegar a la persona adecuada dentro de una empresa, ya que existen muchas barreras. Escribir a puerta fría no es fácil, y además tenemos que equilibrar para no quitar mucho tiempo a los empleadores pero a la vez explicar bien el producto y generar un interés.

P: ¿Qué retos tenéis a futuro?

El redactor recomienda