Logo El Confidencial
UN HABITUAL EN LOS TORNEOS

Discreción, tranquilidad y polo: las cosas que El Juli busca en su refugio de Sotogrande

Son pocos los que conocen la pasión de El Juli por el este deporte, una afición que le habrá inculcado su suegro, el ganadero que llegó a ser un excelente jugador de polo

Foto: 'El juli' (Mar Gómez)
'El juli' (Mar Gómez)

Son muchos los famosos que se acercan a veranear cada año a la urbanización gaditana de Sotogrande, pero pocos los que saltan a las páginas de las revistas. Es parte del encanto del lujo soterrado que esconde este privilegiado enclave en San Roque, un lugar cercano a la vitalista Marbella, pero a años luz en cuanto a concepción del ocio se refiere. Aquí los millonarios van en alpargatas (eso sí, de no menos de 100 euros). Sin embargo, la 44 edición torneo internacional de Polo, que se celebra tradicionalmente en las espectaculares canchas del Santa María Polo Club y que finaliza el 14 de agosto, hace que más de una celebrity se acerque a las gradas vip a contemplar los partidos. Un habitual en estos torneos es el torero Julián López Escobar, El Juli, que acudió antes de torear en La Merced, en Huelva, donde cortó con maestría dos orejas con toros de Santiago Domecq.

El Juli y su mujer en la playa de Sotogrande (Gtres)
El Juli y su mujer en la playa de Sotogrande (Gtres)

El Juli es veraneante habitual de Sotogrande donde el apellido Domecq de su familia política suena con fuerza y poderío . El diestro acude allí con su mujer, la discreta Rosario (Leticia) Domecq, madre de sus tres hijos, los mellizos Fernando y Rosario, de 4 años, e Isabel, de un año de edad. Pocos conocen la afición al polo de El Juli, que heredó esta pasión de su suegro Pedro Domecq Urquijo, que fue un excelente jugador de polo, ganador de varias competiciones, y socio de este elitista club.

El Juli suele acudir, entre compromiso y compromiso taurino, a los encuentros más relevantes con su suegro. Esta vez le pillamos viendo a uno de sus jugadores favoritos, el campeón argentino Adolfo Cambiaso, del Dubai Polo Team, considerado uno de los mejores jugadores de polo del mundo. Otras veces el matador acude solo o le acompaña su mujer con los niños, ya que las instalaciones del Santa María Polo Club también están preparadas para hacer las delicias de los retoños de los ilustres visitantes.

Poco amigos de las fiestas, Sotogrande es uno de los refugios de El Juli y su mujer, una pareja amante del campo y la tranquilidad que reside gran parte del año en su finca extremeña de El Freixo, aunque ahora la escolarización de sus hijos ha cambiado esta rutina. Es habitual ver al torero salir a correr muy temprano por esta urbanización que es muy especial para la familia de Rosario. Sus padres, Pedro y la donostiarra Rosario Márquez Amilibia, se casaron aquí en 1975.

Diez años de matrimonio

Tras siete años de noviazgo, Rosario Domecq y El Juli se casaron en octubre de 2007 en la capilla de Santa Catalina del Convento de Santo Domingo, en Jerez, un espacio sacro muy ligado a la familia de Rosario desde 1800. Cuatro años más tarde nacieron los mellizos. En 2013, El Juli, su mujer, sus primogénitos y la cuidadora de estos sufrieron un aparatoso accidente de tráfico cuando se dirigían a su finca de El Freixo en el que todos salieron ilesos, menos el diestro. Tres meses después, ya reincorporado a los ruedos, sufría una gravísima cogida en la Real Maestranza de Sevilla. Por suerte, este 2015 El Juli está haciendo una temporada sin altibajos, y goza este año con su mujer y sus tres hijos de unas vacaciones tranquilas en el refugio más discreto de la aristocracia española.  

Así quedó el coche en el que viajaba El Juli y su familia
Así quedó el coche en el que viajaba El Juli y su familia
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios