Logo El Confidencial
ha estado en los premios ceres

Ana Fernández empieza a sonreír en su verano más difícil

De blanco, con el pelo recogido y aún con la mirada triste, la actriz reaparecía en los Premios Ceres de Mérida. Aunque aún continúa el duelo por la pérdida de su novio, Ana poco a poco se recupera

De blanco, con el pelo recogido y aún con la mirada triste, Ana Fernández reaparecía en los Premios Ceres de Mérida. Aunque en sus ojos aún se percibe el desconsuelo por la pérdida de su novio, Santi Trancho, que fallecía en un accidente de tráfico el pasado mes de marzo, Ana hizo de tripas corazón y esbozó la mejor de sus sonrisas dentro y fuera del escenario emeritense. Allí se reunía con muchos compañeros que tratan de que la joven supere este mal trago lo antes posible.

Sin embargo, pese al apoyo que recibe de familiares y amigos, Ana prefiere pasar sus ratos de soledad con su perra Oli, el labrador que compartía con Santi y que desde su muerte se ha convertido en el mejor compañero del verano para la actriz. Con Oli se la ha podido ver estos días divirtiéndose en una playa de Mijas en la que la presencia de perros está permitida. “Gracias por ser tan estupendos. Es de agradecer que podamos ir todos los miembros de la familia a disfrutar de la playita”, decía una sonriente Ana Fernández mientras se dejaba fotografiar con su mascota.

Ana Fernández empieza a sonreír en su verano más difícil

Se trata de las primeras vacaciones que Ana pasa sin Santi. Un estío muy triste que ella ha mitigado volcándose en su trabajo. Precisamente, el pasado 24 de julio se estrenaba en cines su última película, Solo química, y su estreno la ha mantenido muy ocupada hasta hace solo unas semanas.

Concha Velasco, la protagonista de los Ceres

Ahora, después de unas vacaciones entre Madrid y Málaga, Ana ha vuelto a reaparecer en Mérida para entregar uno de los premios Ceres. Allí se dejaron ver muchos actores españoles como Antonio Resines, Mar Regueras o Aitana Sánchez-Gijón, pero los más laureados fueron Concha Velasco y José Sacristán. La vallisoletana fue quien se llevó el premio Emérita Augusta el año pasado y en esta edición era ella quien debía entregárselo a su amigo Sacristán. Reconoció que aquel premio fue para ella muy importante el verano pasado, ya que por entonces su salud estaba muy resentida. “Pensaba que me iba a morir”, dice ahora echando la vista atrás. Sin embargo, Concha ya está mucho más recuperada y con la alegría y desparpajo que la caracteriza abrazó y besó efusivamente a Sacristán cuando tuvo que entregarle su premio.  

Concha Velasco y José Sacristán (Gtres)
Concha Velasco y José Sacristán (Gtres)

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios