Logo El Confidencial
La propiedad a la venta por 11.500.000 euros

La otra historia del que fuera el palacio de El Escorial de García Cereceda (La Finca)

Fue patrimonio del empresario Luis García Cereceda y desde 2009 su actual propietario no consigue venderlo. Un inmueble de lujo emblemático que atrae a curiosos e inversores

Foto:

El que fue patrimonio del empresario Luis García Cereceda, fallecido en 2010, sigue dando que hablar. En septiembre de 2002, Societat Inversora Mont Formos, a través de Inversiones y Adquisiciones Monte Hermoso, compró un espacio singular: la finca El Enebral por 2,4 millones de euros, según Diego de Guillamón, uno de los administradores de esta propiedad situada en El Escorial, Madrid. Un inmueble palaciego que, antes que su actual propietario y el dueño de La Finca, estaba en unas tierras que pertenecían a Felipe II y que vía desamortización de Mendizábal pasaron a manos privadas. 

A cuatro kilómetros de El Escorial, el palacio, que se ubica en una parcela de 28,4 hectáreas, está a la venta desde 2009 y es uno de los inmuebles de lujo (no vendidos) más vistos en Idealista.com desde su publicación. Solo en 2015 casi 36.000 personas miraron este palacio de 5.041 metros cuadrados y 19 habitaciones por el que piden 11,5 millones de euros, 3,5 millones menos que en 2009, según la inmobiliaria encargada de su venta: Engels & Völkers El Escorial.

El impresionante inmueble, con entrada desde un camino situado a pie de la carretera M-600, frente a la urbanización Pinosol, goza de unas espectaculares vistas del monasterio de El Escorial, gracias a que está situado sobre una atalaya. A pesar de tener numerosos atractivos, capilla incluida, el palacio sigue sin dueño, aunque tiene ya varios pretendientes dispuestos a hacerse con esta lujosa y única propiedad.

De Felipe II a los hermanos Pescanova

Pero ¿qué historia hay detrás de la no venta de este inmueble de alto standing? Reconstruir el relato de sus propietarios es hacer un repaso de la historia más reciente de nuestro país, crisis económica incluida. El palacio fue cuartel del ejército republicano en la guerra civil y después pasó a Pedro Larragoitia, los duques de la Seo de Urgel y a la rama de la familia Fernández Sousa, vinculada a Pescanova. El palacio tiene tendido propio de luz, agua del Canal de Isabel II, seis pozos, teléfono y gas. "Esto da opción a que su uso pueda ser tanto residencial como finca exclusiva de lujo o para uso hotelero de primer nivel (permiso aprobado en el 2009)", recogen desde ambas inmobiliarias. Y fue precisamente la tardanza en conceder ese permiso para uso hotelero lo que llevó a una situación económica adversa a los actuales propietarios que aseguran que invirtieron "un importe similiar a la compra para acondicionar el palacio, su entorno e inmuebles anexos. La finca, a lo largo de los últimos catorce años, tiene invertido entre compra del inmueble, proyectos de obras de las 20 edificaciones existentes, además del proyecto de viarios y servicios finca, licencias, obras y mejoras realizadas, asciende a una inversión realizada de más de 9.200.000 euros la propiedad está tasada en 16.000.000 euros pero se están pidiendo 11,5 millones".

El conde georgiano y los Aguirre

Directiva de los Santos Ángeles Custodios
Ampliar
Directiva de los Santos Ángeles Custodios

El cambio de uso, de residencial a hostelero, fue posible gracias al visto bueno del Gobierno regional, entonces presidido por Esperanza Aguirre. Una modificación de las normas urbanísticas de El Escorial, cuya tramitación se prolongó cinco años, resultaron nefastos para Guillamón. No sabemos, porque fue 'a posteriori', si tuvo que ver en ese retraso que Diego de Guillamón denunciara el 23 de septiembre de 2010 a su poderoso vecino de finca: Santiago Aguirre Gil de Biedma, hermano de la expresidenta de la Comunidad de Madrid y propietario de la espectacular finca La Granjilla, por delitos urbanísticos contra el Patrimonio Histórico y el Medio Ambiente.  

Para seguir dándole valor al edificio, el actual administrador de la propiedad también tiene una historia curiosa. Ginés-Diego de Guillamón y Rodríguez de Requena fue canciller hasta 2009 de la Orden del Águila de Georgia, una organización no gubernamental que le vincula con la realeza del país caucásico. Actualmente es Vicecanciller de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén y Fiscal de Mérito de la Orden de Carlos V. También aparece como presidente ejecutivo de la Asociación Santos Ángeles Custodios, una entidad "apolítica y sin ánimo de lucro" que se define como "amigos del Cuerpo Nacional de Polícía" y en cuya directiva también aparecen caras mediáticas como la de Álvaro de Marichalar

Guillamón, que tiene una dilatada trayectoria en causas benéficas, se presenta en numerosos documentos oficiales como conde de Guillamón y del Enebral, título que no pertenece a la nobiliaria patria, pero que sí está reconocido por el Gobierno de Georgia y su Casa Real. El abolengo del actual propietario le añade, si cabe, más historia al palacio, un inmueble de ensueño que sigue buscando quien disfrute de su paraje y sus inigualables vistas al Monasterio de El Escorial.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.
 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios