Logo El Confidencial
No incrementó su patrimonio tras su boda

Muere Miguel Blesa: el discreto patrimonio de la viuda, Gema Gámez

Siempre ha guardado un segundo plano y no ha mezclado su patrimonio con el que hasta el pasado 19 de julio era su esposo

Foto: Gema Gámez, en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.
Gema Gámez, en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.

Gema Gámez (Madrid, 1972) es la primera viuda del caso Bankia. Gámez y Blesa cruzaron sus pasos cuando ella trabajaba en la división del mercado de capitales de Caja Madrid y él presidía la entidad. Ella es 27 años menor. Tras la trágica muerte del banquero por un disparo con escopeta de caza en el pecho en una finca en Córdoba, Gema y la hija de Blesa con su anterior mujer, Cus, herederán también sus deudas, ya que la responsabilidad penal de las causas por el caso Bankia y del resto de procesos en los que estaba inmerso se extingue con su muerte, pero la responsabilidad civil puede recaer sobre sus herederos. En el caso de las 'tarjetas black' se trata de 12 millones de euros a pagar junto a Rodrigo Rato. Gámez, de momento, mantiene intacto su patrimonio.

[Así son Gema y Cus, las mujeres más queridas por Miguel Blesa]

Gema era una empleada de Caja Madrid cuando conoció a Miguel Blesa, que era su jefe. La relación enfadó muchísimo a Ana Botella que era íntima de la primera esposa de Blasa: María José Portela. Pero la pasión entre Gema y Miguel fue más fuerte. Ahora Blesa ha fallecido y no llevaban ni cuatro años casados. Ella con su sueldo había podido hacerse con un discreto patrimonio. La madrileña solo tiene a su nombre un inmueble en el corazón de Madrid, su piso de soltera que mantenía alquilado, ya que residía junto a Blesa en el chalet de La Florida, también en la capital.

Operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cuerpo sin vida del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa del Instituto Anatómico Forense de Córdoba. (EFE)
Operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cuerpo sin vida del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa del Instituto Anatómico Forense de Córdoba. (EFE)

Se trata de un inmueble de 81 metros a un paso de la plaza de Tirso de Molina, en la castiza calle de Relatores. Con su plaza de garaje y su trastero, algo muy valorado en el barrio de Lavapiés. Aquí en esa tercera planta se fraguó el amor con Blesa. La propiedad tiene su hipoteca saldada y está libre de cargas. Es el único inmueble a su nombre y no está afectado por ningún embargo como ocurre con los que son de su fallecido esposo.

Su sociedad, la de Gema Gámez, Octubre en Florida Sl no tiene ni ha tenido ninguna propiedad a su nombre. Da pérdidas y no tiene signos de actividad. Lo que conserva es un nombre emblemático para la pareja. Amaban Miami, vivían en La Florida (Madrid) y octubre era el mes preferido de la pareja, el de la temporada de caza.

Similitudes con la mujer de Rato

Gema como Alicia González no ha vendido el patrimonio que consiguió antes de casarse con un directivo de Caja Madrid. Ambas eran solteras, han nacido en 1972 y son dos décadas menores que sus parejas. Alicia lleva diez años con Rodrigo Rato y también eligió una boda discreta como Gema.

En 2013, Gema y Blesa se dieron el 'sí, quiero'. No fue en junio como ellos habían planeado en un principio. Ni con la larga lista de invitados vips. Ni en Las Jarillas. El financiero ingresó en la cárcel de Soto del Real, pero salió tras pagar una fianza de 2,5 millones de euros. La boda se celebró en octubre de ese mismo año en una ceremonia íntima. Rato y Alicia se casaron en septiembre de 2015 siguiendo un mismo patrón: una secreta boda en una finca que el banquero tiene en Carabaña, a unos 55 kilómetros al sureste de Madrid.

La periodista tampoco ha variado su situación patrimonial previa a su boda e intenta llevar el torbellino mediático de su marido con una estudiada normalidad, un segundo plato que siempre tuvo también Gema Gámez.

Alicia González con su esposo, Rodrigo Rato. (Gtres)
Alicia González con su esposo, Rodrigo Rato. (Gtres)

Alicia González conserva su piso situado en la calle Menorca. Un inmueble de 70 metros cuadrados sin plaza de garaje ni trastero, pero en una zona inmejorable, por el que Alicia solicitó en su día 300.000 euros a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid. Una deuda que saldará en 2046. Y un pequeño terreno de 0,6 hectáreas en la localidad de Aldealengua de Pedraza, un prado sin edificar con hermosas vistas a la montaña. La propiedad no tiene cargas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios