Logo El Confidencial
REPASAMOS SU VIDA EN CLAVE DE ESTILO

De pata negra a gran reserva: Penélope Cruz 25 años después de 'Jamón, jamón'

La actriz ha cambiado mucho desde que comenzó en este mundillo a los 18 años. Ahora, a los 43, sigue siendo un icono de estilo, pero ha vivido épocas más oscuras y capítulos de mayor gloria

Foto: La actriz Penélope Cruz en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
La actriz Penélope Cruz en un fotomontaje realizado en Vanitatis.

El pasado lunes se cumplieron 25 años del estreno de la película 'Jamón, jamón', dirigida por Bigas Luna y en la que se conocieron dos jovencísimos actores que ahora se han convertido en los grandes representantes del cine patrio fuera de nuestras fronteras, además de un matrimonio consolidado en el tiempo: Javier Bardem y Penélope Cruz. Mucho ha llovido en este cuarto de siglo para ellos -incluso han coincidido en otras tres películas más-, pero nos centraremos en la actriz de Alcobendas, especialmente en su físico y su estilismo, para repasar estos años. Y es que, a pesar de que el tiempo no pasa en balde para nadie, pocos saben madurar como ella, que la conocimos con 18 años y ya ha soplado las 43 velas en su última tarta de cumpleaños. Así la hemos visto evolucionar…

Penélope Cruz y Javier Bardem en una imagen de 'Jamón, jamón'.
Penélope Cruz y Javier Bardem en una imagen de 'Jamón, jamón'.

Desde sus inicios en el mundo de la interpretación hasta 1999, con cerca de una quincena de películas en su currículo y con las miras puestas en su conquista de Hollywood, Penélope lució una larga melena negra, casi siempre lisa y en contadas ocasiones con ondas o recogidos. Se imponía la naturalidad frente a los grandes artificios de la profesión. En esta época, poco le preocupaba su puesta en escena y estaba más centrada en labrarse un futuro en la profesión, pero su aterrizaje en la meca del cine vino acompañado de un cambio de principios, al menos en cuestiones 'beauty' y de estilo.

Penélope Cruz en 'Todo sobre mi madre' en 1999.
Penélope Cruz en 'Todo sobre mi madre' en 1999.

Una vez que comenzó a coquetear en suelo estadounidense, sus apariciones públicas comenzaron a ser más estudiadas y su estilo ya era digno de las alfombras rojas hollywoodienses. Aquí nace una nueva Penélope Cruz: la estrella. En 2002 incluso llegó a cortarse el pelo al estilo bob y los moños y recogidos fueron la tónica habitual en sus grandes apariciones, eso sí, jamás dejó de cubrir sus hombros con su morena cabellera, icono de sus raíces españolas en territorio extranjero, aunque sí suavizó el negro con tonos cobrizos. En cuanto a maquillaje, “los ojos ahumados al estilo Sophia Loren se convirtieron en su seña de identidad, tal y como apuntó en su día la experta en la materia Charlotte Tilbury.

Penélope Cruz en la alfombra roja de los Bafta de 2007. (Gtres)
Penélope Cruz en la alfombra roja de los Bafta de 2007. (Gtres)

Pasaron los años, también los grandes del cine por su alcoba, como Tom Cruise y Matthew McConaughey, y los éxitos profesionales, como ser la primera actriz española en llevarse a casa un Oscar en 2008 por 'Vicky Cristina Barcelona' o un Bafta el mismo año por la misma cinta de Woody Allen. Aquí llegó su época dorada -no solo en el terreno profesional, ni el personal, cuando comienza a salir con Javier Bardem en 2007-, también en su cabello, cuando comienza a confiar en los reflejos dorados para iluminar su cabellera. Ahora sí, Penélope brilla con luz propia.

En 2011, su físico sufrió un cambio radical. El motivo no podría ser más feliz: la maternidad. Penélope se convirtió en mamá en enero de 2011 del pequeño Leo y tras su embarazo tardó unos tres años en lograr recuperar la figura. Esto hizo mella también en su estilo, arriesgando algo menos en sus apariciones públicas y condicionando sus diseños al hecho de querer potenciar sus atributos, a la vez que disimular en cierto modo aquello que menos le gustaba de su nueva fisionomía. Como decíamos, tardó unos tres años, porque dos años después de nacer Leo, llegó al mundo la princesita Luna.

Penélope en los Oscar 2011, con unos kilos de más. (Gtres)
Penélope en los Oscar 2011, con unos kilos de más. (Gtres)

Después, recuperó su figura y volvió a renacer en las alfombras rojas como el icono de moda que desde que pisó Hollywood ha sido. Las firmas de todo el mundo quieren asociar sus diseños a su imagen, desde Armani, Donna Karan, Pierre Balmain, Channel, Oscar de la Renta, Ralph Lauren o, como así ha sido en su última aparición en el Festival de Venecia el pasado miércoles, Atelier Versace. Todos quieren brillar junto a Penélope Cruz, una apuesta segura sobre la alfombra roja.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios