Logo El Confidencial
lo hizo el pasado mes de octubre

El juez embarga (ahora sí) la casa de Toño Sanchís para saldar su deuda con Belén

El embargo de la casa de Toño Sanchís, un chalet de casi 300 metros cuadrados en Madrid, se ha anotado en la nota simple del inmueble y se hará efectivo cuando se resuelva su recurso

Foto: Toño Sanchís, embargado por el juez. (Vanitatis)
Toño Sanchís, embargado por el juez. (Vanitatis)

Belén Esteban está un poco más cerca de cobrar el dinero que le debe su examigo y exrepresentante Toño Sanchís. Una cantidad estipulada en la sentencia a favor de la de San Blas que, cinco meses después de la redacción del fallo emitido por el juzgado que cursó la demanda, está más cerca de percibir, pues el juez ha tomado la decisión de embargar el domicilio del demandado. Algo que ocurrió el pasado 9 de octubre, según ha podido confirmar Vanitatis. Hasta ahora existía un embargo preventivo sobre la casa con motivo de las medidas cautelares solicitadas por Belén. Desde la fecha citada dicho embargo es efectivo para responder a la cantidad de 388.868,14 euros, tal y como figura en la nota simple de la vivienda en el Registro de la Propiedad. Esa es la misma cantidad que según estipulaba la sentencia debía recibir Belén de parte de Toño, por lo que las cosas cuadran. Eso sí, el exmánager ha recurrido. Por lo que aún habrá que esperar para conocer el desenlace.

300 metros cuadrados y 550.000 euros

La vivienda embargada, en la que el representante convive con su mujer, Lorena Romero, y sus cuatro hijos, está ubicada en Villanueva del Pardillo (Madrid) en una de las urbanizaciones de chalets que conforman una urbanización cuyos precios superan los 550.000 euros.

Imagen de una vivienda similar a la de Toño Sanchís. (Fotocasa)
Imagen de una vivienda similar a la de Toño Sanchís. (Fotocasa)

La distribución es inmejorable. Según se extrae de la nota simple del Registro de la Propiedad a la que ha tenido acceso Vanitatis, la casa, construida sobre una parcela de 450 metros cuadrados, tiene una superficie edificada de 295 metros cuadrados repartidos en tres plantas y un garaje anexo. Cuenta con varias terrazas distribuidas entre las habitaciones, porche y jardín. Además, la urbanización en la que se ubica la vivienda cuenta con vigilancia las 24 horas del día y entrada con barrera y vigilancia para controlar el acceso.

Un auténtico lujo de chalet construido en el año 2000 y que ahora dejará de ser de su propiedad para poder hacer frente a la cuantiosa suma de dinero que Belén (y el juez) le exige tras ser declarado culpable.

Primer embargo preventivo

El embargo que acaba de hacer efectivo el juez (con fecha 9 de octubre de 2017) no es sin embargo el primero que recae sobre esta vivienda. Hace un año aproximadamente, el mismo juzgado decretó otro de manera cautelar.

Belén Esteban y Toño Sanchís en un fotomontaje de Vanitatis.
Belén Esteban y Toño Sanchís en un fotomontaje de Vanitatis.

Hagamos un resumen práctico:

25 de octubre de 2016 (ocho meses antes del juicio). Toño y Belén se ven las caras en los juzgados por primera vez. Un primer encuentro celebrado casi un año después del estallido del escándalo y en el que la colaboradora de ‘Sálvame’ reclama cerca de un millón de euros.

27 de octubre de 2016. A la espera de la celebración del juicio (y para evitar que el demandado se declare insolvente), los abogados de la princesa del pueblo reclaman a través de un escrito apenas dos días después una anotación de embargo preventivo sobre la vivienda de Sanchís (única propiedad a nombre de la empresa de su mujer, Agencia de Servicios Lorant SL).

30 de mayo de 2017. Los dos se ven las caras de nuevo en los juzgados. Se celebra por fin el juicio.

21 de junio de 2017. Se conoce la sentencia. Belén gana.

9 de octubre de 2017. El juez solicita el embargo de la vivienda para responder a la cantidad estipulada en la sentencia: algo más de 388.000 euros.

Segundo embargo (y definitivo)

Como decíamos, el pasado mes de octubre, cinco meses después de dictar sentencia a favor de Belén, y a la espera de la resolución del recurso emitido por los abogados de Toño, el juez anotó en esta vivienda un embargo por valor de 388.868,14 euros.

Toño Sanchís y Lorena en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
Toño Sanchís y Lorena en un fotomontaje realizado en Vanitatis.


Una cantidad que al leerla en los documentos nos ha resultado familiar. Es la misma cifra recogida en el punto número 3 del fallo de la sentencia condenatoria a Toño Sanchís, emitida con fecha del 21 de junio de 2017 y que rezaba lo siguiente: “Entregar a la parte actora la cantidad de 388.868,14 euros por los conceptos a los que se refiere el dictamen pericial emitido en junio de 2016 por la jueza sin perjuicio de la cantidad adicional que resulte, en su caso, de la rendición de cuentas, más el interés legal del dinero aplicado a las cantidades cobradas a los clientes a contar desde la fecha en que se cobraron los honorarios”.

Una cantidad, ya elevada de por sí, a la que hay que sumarle “más de 12.784,22 euros de intereses ordinarios vencidos, 5.220,42 euros de intereses de demora y 122.061,98 euros fijados provisionalmente en concepto de intereses y costas de la ejecución”, tal y como se recoge en la nota simple del chalet. En total, 528.934,76 euros, una cantidad que casi supone la totalidad del valor de la vivienda.

Aunque la anotación de embargo ya se ha hecho efectiva, todo esto se resolverá cuando el recurso presentado por Toño tenga resolución.

Mientras tanto, desde Vanitatis nos hemos puesto en contacto con los dos protagonistas de esta historia. Belén no quiere hablar por petición de sus abogados. "Todo sigue su curso", se limita a contestar. Por su parte, Toño, que también se niega a pronunciarse, se aferra a la esperanza: "Está recurrido".

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios