Ramos de novia silvestres: la tendencia que no pasa de moda
  1. Novias
Alegres y desenfadados

Ramos de novia silvestres: la tendencia que no pasa de moda

Los ramos silvestres han formado parte de las opciones de las novias desde tiempos inmemoriales y si planeas una boda al aire libre, puede que sean para ti

Foto: Ramos de novia silvestres, tendencia eterna. ( nikki gibson para Unsplash)
Ramos de novia silvestres, tendencia eterna. ( nikki gibson para Unsplash)

Hay muchos detalles del look de la novia que reflejan su personalidad, con el vestido de boda como gran protagonista. Sin embargo, el ramo de flores de la novia es otro de los elementos que, a pesar de que no suele convertirse en protagonista, tampoco puede faltar.

El ramo que escogemos en una boda, desde su tipología, su tamaño o su color, dicen mucho de la contrayente (y del novio si lo usa similar como prendido). Las flores tienen su propio lenguaje, un significado propio y con ellas podemos mandar el mensaje que queramos.

Para un enlace desenfadado, de estilo vintage o campestre, lo mejor es seleccionar un ramo salvaje, una tendencia nupcial que no es nueva, pero que tampoco tiene pinta de que vaya a ser una de las más buscadas de momento. Lucir este ramo es una forma de introducir el color en una fiesta en la que normalmente los colores claros, principalmente el blanco, suele ser el escogido. Una nota de color que marca la diferencia para esas novias románticas, sencillas y enamoradas de la naturaleza más libre.

Dentro de los ramos de flores silvestres podrían establecer dos tendencias claras, por un lado encontramos a las novias sencillas, aquellas que prefieren que todo el ramo esté formado por una sola flor, normalmente de tonos rosados claros o blancos. Para este tipo de bouquet se suelen seleccionar flores con personalidad propia, como sucede con la paniculata, que durante mucho tiempo se usó como complemento en otros ramos hasta que, a base de ser estupenda, se ha ido abriendo hueco. De flores pequeñas y blancas, pueden teñirse para ajustarse a los deseos de la novia.

Otras flores que pueden emplearse para este tipo de ramos y que son menos habituales son las lavandas. Rematados con un lazo, estos ramos suelen ser los más sencillos y también los más coloridos, si buscas un detalle original, la lavanda no puede faltar en tu boda. Otra de las flores que suele tener el honor de reinar en solitario es el astilbe, una flor de origen asiático con aspecto dulce, lo que dará a tu ramo silvestre un aspecto romántico ideal para las bodas al aire libre y celebradas en el campo.

Así, como hemos señalado, por un lado encontramos los ramos con una única flor, pero hay otra opción entre los ramos silvestres que también resulta muy interesante y es la que apuesta por el color, escogiendo flores tradicionales de los ramos de novia, pero mezclándolas al gusto de los protagonistas. Calas, orquídeas, rosas… pero también margaritas, dientes de león o girasoles.

Si buscas la forma de añadir un toque de color elegante y diferente, apuesta por la craspedia, redondeada y amarilla y que mantiene su forma y color incluso seca. Una de las características de los ramos silvestres es que suelen ser irregulares, por añadir elementos muy diferentes, pero también por la propia esencia del bouquet, suelen llevar ramas que sobresalen, como hojas de olivo o eucalipto, o esp

Bodas Tendencias Decoración
El redactor recomienda