El príncipe Felipe evita a su hermana Cristina
  1. Casas Reales
ATRÁS QUEDÓ SU IDÍLICA RELACIÓN FRATERNAL

El príncipe Felipe evita a su hermana Cristina

Poco a poco la Monarquía va cediendo más protagonismo al príncipe Felipe. Tanto es así, que sus decisiones en el seno de la Familia Real tienen

placeholder Foto: Los príncipes y los duques de Palma, juntos en agosto de 2011
Los príncipes y los duques de Palma, juntos en agosto de 2011

Los príncipes de Asturias ya han comenzado sus vacaciones privadas. Después de la cena ofrecida este martes a las autoridades baleares -y que fue presidida por los Reyes-, y de la ausencia de actos oficiales en la isla durante los próximos días, Don Felipe ha decidido prolongar unos días más su estancia en Mariventjunto a sus hijas, mientras quedoña Letizia abandonaba este miércolesMallorcajunto a su cuñada doña Elena en un vuelo comercial.

Un relación, la de Letizia con Elena, que contrasta por completo con la que mantiene con su otra cuñada. De hecho, tanto es así, quela Princesa y el Príncipe han vuelto a evitar a toda costa una fotografía con la Duquesa de Palma, evidenciando una vez más la tensa relación que existe entre ellos.

El lunes de la semana pasada, la hija menor del Rey llegaba por sorpresa a Palma de Mallorca junto a sus hijos y sin la compañía de Iñaki Urdangarin. El gesto, que cumplía con los deseos de la Reina de pasar unos días de vacaciones con sus nietos en el Palacio de Marivent, sería también un guiño hacia su hermano, que evita desde hace más de un año fotografiarse junto a su cuñado y mantener cualquier tipo de contacto con él.

De hecho, y a pesar de compartir al menos un día de estancia junto a la infanta, el príncipe no posó junto a ella a su llegada a la isla, donde Cristina sí fue fotografiada junto a doña Elena, la Reina, sus cuatro hijos y sus sobrinos Froilán y Victoria Federica. La imagen, perfectamente diseñada por Casa Real, estaría sujeta a que el día de la llegada de Cristinasólo los hijos de las infantas acudieron a la Escuela Nacional de Vela de Calanova para comenzar un curso de vela de cinco días, aprendizaje que no realizarían las hijas del Príncipe, motivo por el que no se requería la presencia del heredero al trono.

Dos días después, el 31 de julio, Felipe acudió junto a la infanta Elena y la Reina al municipio mallorquín de Andratx para agradecer a los efectivos y voluntarios la extinción del fuego declarado días antes en la zona.

La Reina permitió a sus nietos que invitaran a sus amigos a una merienda en Marivent

Por su parte, Letizia también ha evitado a toda costa fotografiarse con su cuñada, algo que se evidenció esteviernes cuando hizo su aparición en la isla durante la entrega de premios del curso de vela al que han acudido sus sobrinos. La Reina, que fue la encargada de concederlos ante la atenta mirada de la infanta Elena y la princesa, echó en falta a su hija Cristina que, por motivos que se desconocen, no acudió a un acto en el que sus hijos Juan, Miguel, Pablo e Irene eran los protagonistas, hecho que Letizia aprovechó para posar delante de los reporteros gráficos, que la esperaban desde hacía varios días.

La Reina Sofía ha sido quien se ha encargado de cuidar de sus nietos, especialmente de los hijos de los duques de Palma -que ya han abandonado la isla sin la compañía de su madre, que no ha sido la encargada de recogerles-.

El miércoles de la semana pasada, y con el objetivo de mantener unidos a los pequeños de la familia, doña Sofía dejó que cada uno de sus nietos invitara a dos amigos de la Escuela Nacional de Vela de Calanova para hacer una merienda en el Palacio de Marivent -algo que sólo había permitido hacer a su nieto mayor, Froilán-. Los dieciocho niños, que fueron recogidos por varias furgonetas de Casa Real, evidencia una vez los deseos de la Reina de dar normalidad a una realidad que cada vez se aleja más de ella.

Una ‘tensa’ relación entre hermanos

El caso Urdangarin se ha convertido en un polvorín para las relaciones entre los miembros de la Casa Real, sobre todo para el Ppríncipe. La relación de Felipe con su hermana siempre ha sido especial y las cenas entre los Príncipes de Asturias y los duques de Palma antes de su marcha a Washington eran habituales. Sin embargo, la tesitura judicial de Iñaki Urdangarin echó por tierra el cariño fraternal que ambos se profesaron, después de que el heredero se enfrentara a su hermana a principios del año pasado tras la comprometida situación en la que el duque había puesto a la Monarquía.

Varias han sido las ocasiones en las que la infanta Cristina ha podido coincidir con Felipe y su esposa tras su regreso a España. Una de las primeras fue a finales de mayo de 2012 cuando los tres atendían compromisos profesionales en Barcelona que, parece, les impidió cuadrar sus agendas. A pesar de ello, el gesto definitivo fue el 10 de mayo del año pasado, fecha en la que falleció el padre de Iñaki Urdangarin y a cuyo sepelio no acudieron los Príncipes de Asturias, aunque sólo fuera para estar al lado de sus cuatro sobrinos.

Desde entonces, el Príncipe ha evitado fotografiarse junto a Urdangarin y su hermana, objetivo que pasó por alto, y a regañadientes, a finales de noviembre de 2012, cuandolos duques de Palma acudieron junto a su hijo mayor al Hospital Quirón San José, donde el Rey se recuperaba de su operación de cadera. Aunque el heredero aceptara que la familia al completo coincideira dentro del centro médico, lo que sí es cierto es que se negó a posar en la foto de familia a las puertas del hospital, según confirmaron a Vanitatis fuentes de toda solvencia.

Por su parte, Letizia parece ser más permisiva en este sentido, o al menos lo parece. La última vez que apareció junto a su cuñada fue el 22 de diciembre, cuando la Reina llevó a sus nietos, sus hijas y a la princesa de Asturias al Teatro Coliseum de Madrid para acudir aver el musical Sonrisas y lágrimas. Un título más que apropiado para la Familia Real.

Reina Sofía Casa Real Iñaki Urdangarin Reina Letizia Príncipe Felipe Infanta Cristina Mallorca Infanta Elena
El redactor recomienda