Logo El Confidencial
La periodista escribe para vanitatis

El día que Carlos Herrera, Igartiburu y yo comimos con el Príncipe

Había coincidido con el príncipe Felipe en muchos actos pero nunca habíamos hablado más de diez minutos seguidos. Siempre sonriente, siempre atento

Foto: Los príncipes de Asturias durante una cena de gala en Santiago de Chile (Gtres)
Los príncipes de Asturias durante una cena de gala en Santiago de Chile (Gtres)

Había coincidido con el príncipe Felipe en muchos actos pero nunca habíamos hablado más de diez minutos seguidos. Siempre sonriente, siempre atento a todo lo que se le decía, al más puro estilo Sofía de Grecia. Pero nunca olvidaré aquel almuerzo en el que Carlos Herrera, Anne Igartiburu y yo compartimos una larga comida con el Príncipe de Asturias.

La periodista en una imagen promocional de '13 tv' (Gtres)
La periodista en una imagen promocional de '13 tv' (Gtres)

No era una excepción. El príncipe ha estado comiendo y reuniéndose con profesionales de todos los sectores desde que llegó de Canadá. Ha escuchado todas las preocupaciones de aquellos con los que se sentaba y charlaba sin protocolo alguno de por medio. Nosotros hablamos y reímos. Preguntó cómo veíamos el país. Tratamos temas muy variados, desde la política, Eta –en aquellos momentos seguía activa–, hasta de nuestra profesión, de la radio y la televisión en particular. Puso tanto interés en lo que decíamos que la sobremesa fue larga. Estaba a gusto. Nosotros también.

Desde entonces, siempre que nos hemos visto hemos hecho un aparte allí donde estuviéramos. La última vez, en la entrega a Jesús Hermida del máximo reconocimiento como Comunicador. Fue después de la entrevista que le hizo al rey y que tantas críticas recibió. Estuvimos un grupo de periodistas –la mayoría de RNE– charlando con él. Me pareció más cercano que nunca. Ya estaba ante los tribunales su cuñado, Iñaki Urdangarin. Habló sin tapujos de la difícil situación que estaban viviendo, sinceramente. Sabía que no íbamos a romper el off the record.

Valoramos la repercusión de la entrevista al rey. Todos coincidimos que cuando pasara el tiempo, adquiriría una dimensión distinta. Y así ha sido. No ha tenido más que abdicar el rey para que todos se acuerden de muchas de las frases del rey ante mi maestro Hermida. “Solo he querido ser el rey de todos los españoles”. No hay mejor resumen de lo que han sido los 39 años del reinado de don Juan Carlos. Le preguntamos por la salud de don Juan Carlos y dijo que “seguía peleando”. Lo expresó de forma tan campechana –ahí le salió el lado Borbón– que todos nos echamos a reír.

Felipe de Borbón y Grecia está preparado para reinar. Ya lo estaba entonces y lo está hoy. Su padre se encargó de dejarnos en marcha y de forma activa una democracia que vea con normalidad la abdicación del rey. La maquinaría que un día engrasó don Juan Carlos, está preparada para recibir a Felipe VI con la misma naturalidad con la que durante todos estos años ha estado el sucesor cerca de su pueblo.

Los encuentros con Letizia

La princesa Letizia en una imagen de archivo (Gtres)
La princesa Letizia en una imagen de archivo (Gtres)

A la princesa de Asturias la conocí cuando presentaba el Telediario con Alfredo Urdaci. Daban unos premios de Televisión cuando cruzamos unas palabras. Me pareció correcta, seria. Me impresionaron sus ojos tan enormes y expresivos. Hablamos de la noche y de los premios que se iban a dar. Nada trascendente. No le comenté que su padre fue compañero mío cuando trabajé en Antena 3. Tampoco le dije que su abuela era muy querida en Radio Nacional de España. No dio tiempo.

La siguiente vez que me encontré con ella, ya era Princesa de Asturias. Entregaba el diario El Mundo unos premios y coincidí en la entrada con el extraordinario don Manuel Jiménez de Parga –expresidente del Constitucional– que hace poco se nos fue para siempre. Estaba charlando con él cuando se nos acercó una sonriente Princesa de Asturias. Estaba muy delgada. Me pareció que hacía un verdadero esfuerzo para estar cercana. Ya tenía el barniz de la Zarzuela. Me resultó interesante su conversación.

En otra ocasión, coincidimos como invitados en una boda. No habíamos tenido suerte con las mesas y conseguimos descansar de nuestros respectivos comensales charlando de pie. Estaba junto al príncipe Felipe. Tengo que decir que siempre me han saludado con un afecto y cariño al que les estoy agradecida. Y la última vez, en el mismo premio a Jesús Hermida, también hice un aparte con ella, doña Letizia. Hablamos de Periodismo. Le pedí, como siempre una entrevista, y me puso en contacto con Javier Ayuso, jefe de prensa de Zarzuela. Estuvo amable, correcta y, sinceramente, con mejor aspecto que la vez anterior. Tampoco le comenté que había hablado por teléfono con Menchu Álvarez del Valle, su abuela. Quedé en mandarla, por cierto, mi último libro.

Lo que no podía imaginar es que la próxima vez que les viera a los dos sería no ya como  herederos, sino a punto de ser coronados reyes de España. ¿Habrá algún cambio en la cercanía de los dos? Lo vamos a saber muy, muy pronto.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios